Edición Latinoamérica
23 de Enero de 2021

Tuvieron un pico en octubre

El 1% del personal de casinos de Atlantic City y Pennsylvania contrajeron COVID-19

El 1% del personal de casinos de Atlantic City y Pennsylvania contrajeron COVID-19
Ejecutivos de casinos y expertos de la industria dicen que el número relativamente bajo de casos entre empleados indica que las políticas de salud y seguridad implementadas en el plan de reapertura están cumpliendo su finalidad.
Estados Unidos | 10/11/2020

Desde la reapertura a principios de julio, se reportaron 251 casos positivos entre trabajadores de casinos de Atlantic City, de los cuales el 60% corresponde a octubre cuando el estado tuvo un importante aumento. Los casinos de Pennsylvania reportaron 108 casos de coronavirus desde que comenzaron a reabrir a principios de junio, con números que se dispararon de 14 en septiembre a 44 en octubre.

S

e han reportado 251 casos positivos de COVID-19 entre trabajadores de casino de Atlantic City desde la reapertura a principios de julio, de los cuales más del 60% corresponden a octubre. Los casinos de Pensilvania han reportado 108 casos de coronavirus de entre sus más de 16.000 trabajadores de todo el estado desde que comenzaron las reaperturas a principios de junio. En ambas jurisdicciones, esto representa al 1% del total del personal de casinos.

En Atlantic City, los reguladores de juego han recibido reportes de 172 casos de COVID-19 de empleados que trabajan directamente para un hotel casino –entre los que hay ejecutivos, personal de limpieza, botones, personal de seguridad, trabajadores de cocina, administrativos, trabajadores de slots y croupiers–, de acuerdo con información oficial obtenida por The Press of Atlantic City. Otros 79 casos se reportaron provenientes de trabajadores de varios restaurantes y bares de casinos. Los números reflejan casos autodeclarados por operadores de casinos de Atlantic City a la División de Ejecución de Juego del estado entre el 2 de julio y el 26 de octubre.

El número total de casos positivos representa a un poco más del 1% del total de los trabajadores de casino de Atlantic City, de acuerdo con los datos de empleo de septiembre. Ejecutivos de casinos y expertos de la industria dicen que el número relativamente bajo de casos entre empleados, que se sumaron a lo largo de más de tres meses, indica que las políticas de salud y seguridad implementadas en el plan de reapertura están cumpliendo su finalidad.

La Asociación de Casinos de Nueva Jersey y AtlantiCare, en colaboración con el sindicato Unite Here Local 54 y con oficiales de salud y de juego del estado, desarrollaron un plan de reapertura que delineaba acciones y procedimientos específicos para hacer que los establecimientos sean lo más seguros posible. Uso obligatorio de barbijo en el establecimiento, controles de temperatura de rutina para los empleados, paneles de policarbonato entre jugadores de mesas de juego, y espacio entre máquinas de slots fueron algunas de las políticas implementadas.

“Nuestros estrictos protocolos de seguridad, supervisión normativa, medidas de seguridad, personal de limpieza, barbijos, distanciamiento social y vigilancia están funcionando”, dijo Steve Callender, presidente de la Asociación de Casinos de Nueva Jersey y presidente regional de Caesars Entertainment Inc. “Son tiempos sin precedentes, por eso la industria ha tomado medidas extraordinarias para recibir de vuelta, de manera segura, a miles de dedicados trabajadores y valiosos huéspedes; al mismo tiempo que ayudamos a minimizar la exposición de los clientes de casinos de Atlantic City, nuestros empleados, y la comunidad local al virus del COVID-19”.

Un poco menos del 61% de los casos positivos en casinos de Atlantic City fueron en octubre, un aumento que coincide con la suba en todo el estado. Del total de los 81 casos positivos que se reportaron en octubre, 71 fueron de empleados que trabajan en bares o restaurantes de casinos. Los servicios de comida en el interior –con un límite de capacidad del 25%– y el servicio de bebidas en salones de casino recibieron permiso para operar a principios de septiembre.

El gobernador insinuó recientemente que se podrían implementar medidas restrictivas para los negocios en Nueva Jersey si la tendencia de suba de casos continúa. “Con el aumento de casos en Nueva Jersey, seguiremos trabajando con AtlantiCare, nuestro proveedor de salud regional, así como con oficiales locales y del estado, para perfeccionar y actualizar nuestros protocolos de acuerdo a la evolución de las normas del estado y así proteger a nuestros empleados, comerciantes, arrendatarios y huéspedes”, dijo Callender. “Seguimos enfocados en cumplir, o incluso superar, las normas de autoridades locales o estatales, sus restricciones y límites a la capacidad, para intentar mantener un ambiente saludable”.

Casinos de Pennsylvania

Las cifras publicadas el jueves por la Junta de Control de Juego de Pennsylvania muestran que menos del 1% del personal de casinos ha dado positivo por coronavirus desde que los locales legales de juego comenzaron a reabrir a principios de junio, con 108 de entre los más de 16.000 trabajadores de casinos en todo el estado. Pensilvania reportó 28 casos en el casino Rivers Pittsburgh y 25 casos en el Parx de Bensalem.

Desde la reapertura de hace 18 semanas, más de 1,4 millones de personas visitaron el Parx de acuerdo con lo dicho por Carrie Nork Minelli, directora de publicidad y relaciones públicas de la empresa, informó Bucks County Courier Times. Minelli dijo que ninguno de los 25 trabajadores que dieron positivo debió ser hospitalizado.

“Actualmente tenemos más de 1 900 personas trabajando en Parx”, añadió. “Por ello, durante un periodo de cuatro meses nuestra tasa de casos positivos es de aproximadamente el 1,3%, que creemos está por debajo del promedio del estado y del Condado de Bucks”.

Rivers Pittsburgh emplea a 1.360 personas. Con 28 casos, solo el 2% dio positivo, de acuerdo con documentos del estado. “Estamos extremadamente agradecidos con el equipo del casino Rivers en Filadelfia y Pittsburgh por su incansable dedicación a mantener un lugar de trabajo seguro y saludable”, dijo el vocero del casino Jack Horner. “A pesar de operar en los dos condados de Pensilvania con mayor densidad de población, los casos en el personal del Rivers Casino siguen siendo bajos”.

Aunque son bajos, los casos entre los trabajadores de casino de todo el estado aumentaron de 14 en septiembre a 44 en octubre, de acuerdo con el estado. La junta de control de juego dijo que no tienen evidencia que muestre el tipo de trabajo realizado por los trabajadores que dieron positivo, y no se sabe dónde estuvieron expuestos al virus.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.