Según un nuevo estudio de la Unidad de Inteligencia de The Economist y TransUnion

Más del 80% de los ejecutivos considera que las transacciones digitales son "esenciales para la supervivencia de la industria"

“En el iGaming, el flujo de credenciales robadas es algo que a lo que los operadores de apuestas online deben prestar especial atención, ya que puede llevar al aumento de usurpaciones de cuentas y a fraudes”, dijo Angie White de TransUnion.
26-10-2020
Estados Unidos
Tiempo de lectura 4:59 min
Según el reporte publicado hoy, el 82% de los ejecutivos de la industria global de apuestas y casinos encuestados dicen un documento digital de identidad ayudaría a prevenir el fraude en las transacciones con los consumidores. Los operadores declararon a TransUnion que estaban viendo un aumento en los actores negativos que usurpan cuentas legítimas de jugadores y las utilizan para ‘tráfico de dinero’.

Un nuevo y arrollador estudio global de la Unidad de Inteligencia de The Economist y TransUnion ha descubierto que el factor determinante para la supervivencia de una empresa en la industria es el hecho de ofrecer a los clientes transacciones digitales simples.

En el estudio se entrevistó a más del 85% de los ejecutivos de todo el mundo, y el 83% de la industria de apuestas y casino dijo que creen que las transacciones digitales fluidas no son solo una herramienta competitiva, sino que son “esenciales para la supervivencia de la empresa”.

El reporte “Nuevas Dimensiones del Cambio: Construir Confianza en el Mundo del Consumidor Digital”, incluye respuestas de 1 600 ejecutivos de Brasil, Canadá, Chile, China, Colombia, República Dominicana, Hong Kong, India, Filipinas, Sudáfrica, el Reino Unido y Estados Unidos. Revela cómo ciertas tecnologías como la inteligencia artificial (IA), los documentos digitales de identidad y las superaplicaciones pueden ayudar a superar dificultades y, posiblemente, a crear nuevos desafíos para construir la confianza digital”.

En lo que respecta a la industria de apuestas y casino, el 81% de los ejecutivos encuestados dijeron que es probable que se utilicen datos biométricos para autentificar la gran mayoría de los pagos. Además, el 82% estuvo de acuerdo en que un documento digital de identidad ayudaría a prevenir el fraude en las transacciones con los consumidores; fue la industria con el mayor porcentaje de acuerdo en este tema. “Mientras que cada vez más credenciales y datos personales son robados y puestos a disposición en la dark web, la verificación de identidad a través de métodos como el documento digital de identidad se han vuelto muy importantes”, le dijo Angie White, manager sénior de TransUnion a Yogonet. “En el iGaming, el flujo de credenciales robadas es algo que a lo que los operadores de apuestas online deben prestar especial atención, ya que puede llevar al aumento de usurpaciones de cuentas y a fraudes de identidad real y simulada”.

“Los estafadores pueden usurpar una cuenta online de apuestas simplemente para acceder a los fondos que el jugador tiene guardados y retirarlos ilegalmente. Obviamente, esto tiene efectos desastrosos en la relación con el cliente, pero también podría dañar la reputación del operador. Hemos oído a operadores decir que estaban viendo un aumento en los actores negativos que usurpan cuentas legítimas de jugadores y las utilizan para tráfico de dinero. Esto les permite mover dinero a través de la plataforma de un operador y lavarlo para evitar que se detecte alguna actividad delictiva; lo cual implica un riesgo para el operador de recibir multas bajo leyes Antilavado de Dinero (AML, por sus siglas en inglés)”, explicó.

“Más allá de la preocupación por usurpaciones, los operadores de apuestas también deberán enfrentarse a la ola de fraudes de identidad real y simulada. El fraude de identidad real es aquel en el que se roba la identidad de un cliente y se la utiliza para fines ilegales. Las identidades simuladas, también conocidas como “identidad Frankenstein”, son aquellas que se crean mezclando porciones reales y falsas de varias identidades para crear una nueva identidad falsa que se parezca a alguien con una historia crediticia limpia; por ejemplo, un adulto joven. Para ambos tipos de crímenes, los operadores deberán prevenir la creación de cuentas falsas, que suelen abrirse con tarjetas de crédito robadas o métodos fraudulentos de pago, que pueden resultar en grandes pérdidas y aumentar el riesgo de lavado de dinero”, concluyó White.

Shai Cohen, vicepresidente sénior de Soluciones Globales contra Fraudes de TransUnion, dijo en un anuncio el jueves: “El Covid-19 ha acelerado dramáticamente la transformación digital. El 61% de los encuestados en nuestro estudio dijeron que sus empresas habían cambiado sus procesos digitales de transacción debido a la pandemia. Pero todo este progreso digital desaparecerá si no logramos eliminar los obstáculos para la construcción de una confianza digital bilateral. Por mencionar un ejemplo, dos tercios de los ejecutivos del estudio que dijeron que sus empresas habían cambiado el proceso digital de transacción a causa de la pandemia experimentaron algún tipo de error”.

Las arrolladoras respuestas de los encuestados de diferentes industrias a nivel global fueron que los datos biométricos serán el método predominante de autenticación de pago del cliente; que la detección de estafas y la mejora en la seguridad son los mayores beneficios de la IA; y que un sistema nacional de documentos digitales de identidad ayudaría a prevenir estafas.

Aproximadamente el 85% de los ejecutivos dicen que es probable que los datos biométricos sean un método para autentificar la gran mayoría de los pagos en los próximos diez años. Alrededor del 43% de los encuestados señaló que la detección de estafas y la mejora en la seguridad son los mayores beneficios de la IA. Esta fue ampliamente la opción más elegida. La segunda fue la simplificación de la experiencia del usuario, con un 29%. Además, la gran mayoría de los ejecutivos, un 79%, piensa que un documento digital de identidad ayudaría a prevenir fraudes en las transacciones con los consumidores.

“Para asegurarnos la confianza del cliente, el primer paso es prevenir las estafas.  Nuestro estudio demuestra, con resultados arrolladores, que los datos biométricos, la IA y los documentos digitales de identidad son más que una simple moda en la prevención de fraude al consumidor. Son un factor fundamental para la confianza en las transacciones en el futuro cercano”, continuó Cohen.

Además, siete de cada diez ejecutivos piensa que un documento digital de identidad les daría a las personas de menor salario acceso a servicios de los que hasta ahora estaban excluidos. Si lo dividimos por industria, los encuestados de los sectores de financiamiento al consumidor y de las telecomunicaciones son los más propensos a pensar que estos documentos les darían acceso a personas de menor poder adquisitivo a servicios que de otra forma están fuera de su alcance. En la última década, ambas industrias han liderado el camino para llegar a los grupos de clientes de menor ingreso, lo que se puede ver en innovaciones como el microfinanciamiento y el dinero digital.

Además, casi el 73% de los ejecutivos del mundo piensan que los consumidores se sienten seguros de compartir sus datos personales con empresas privadas, y el 71% con los gobiernos. Ejecutivos de Brasil, China y República Dominicana tienen visiones muy diferentes sobre la preferencia de los consumidores de compartir sus datos personales con empresas privadas o con entes del gobierno (una diferencia de más del 10% entre ambos). En China, los encuestados creen que los consumidores se sienten mucho más cómodos compartiendo sus datos con organismos del Estado en lugar de empresas. Los ejecutivos de Brasil y República Dominicana opinan lo contrario.

“Las innovaciones tecnológicas como la IA, los datos biométricos y los documentos digitales de identidad, sumados a métodos probados contra el fraude como los dispositivos inteligentes, pueden resultar en una forma más simple e inclusiva de hacer transacciones que no deje de proteger la seguridad y la privacidad de los clientes”, concluyó Cohen.

Los resultados del reporte, además de la conferencia virtual del 3 de diciembre sobre ellos, están en el sitio web del estudio “Nuevas Dimensiones del Cambio: Construir Confianza en el Mundo del Consumidor Digital.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS