Edición Latinoamérica
01 de Diciembre de 2020

Por el Consejo de Apuestas y Juego

Instan al gobierno del Reino Unido a "repensar" el cierre de casinos y locales de apuestas en Lancashire

Instan al gobierno del Reino Unido a
“Esperamos que los que toman las decisiones piensen en la asistencia económica necesaria para asegurar que estos locales de apuestas y casinos tengan un futuro a largo plazo”, dijo el director del Consejo, Michael Dugher.
Reino Unido | 20/10/2020

El Gobierno puso a esta región en la fase 3 de sus restricciones por el Covid-19, con lo que unos 200 locales de apuestas y 3 casinos que emplean a unas 1 100 personas deberán cerrar indefinidamente. El director del BGC marcó inconsistencias entre las medidas en Liverpool y Lancashire respecto a gimnasios y centros de esparcimiento, que tienen permiso para permanecer abiertos. Dijo que el Tesoro no puede darse el lujo de perder los aportes en impuestos de este sector.

E

l Consejo de Apuestas y Juego del Reino Unido (BGC, por sus siglas en inglés) ha solicitado al Gobierno que “repiense” su decisión de cerrar los locales de apuestas y casinos en Lancashire, ya que “el impacto en el número de casos de COVID-19 sería mínimo, pero el daño económico sería enorme”.

El pedido llega luego de que el Gobierno pusiera a la región en fase 3 de sus restricciones por el COVID-19, las medidas de confinamiento más severas. Significa que unos 200 locales de apuestas y 3 casinos que emplean a unas 1.100 personas deberán cerrar indefinidamente.

El BGC informó que los locales de apuestas afectados pagan 24 millones de libras por año en impuestos, más los 6,6 millones pagados a carreras de caballos por tasas y derechos de televisación. Los casinos involucrados contribuyen 6 millones de libras por año en impuestos al Tesoro del Reino Unido.

El anuncio llega luego de la decisión del Gobierno de poner a la Región de Liverpool City en fase 3, lo que implica el cierre de 350 locales de apuestas y seis casinos que, en total, emplean a 2.300 personas. Sin embargo, a diferencia de Merseyside, los gimnasios y centros de esparcimiento de Lancashire tendrán permiso para permanecer abiertos.

Como respuesta al anuncio del Gobierno, el director del BGC, Michael Dugher, dijo que no había evidencia de que los locales de apuestas y los casinos, que cumplieron con todas las reglas de salud pública contra el COVID-19 que se implementaron desde el comienzo de la pandemia, hayan contribuido a la propagación de la enfermedad.

También resaltó que en estos tiempos de dificultades económicas, el Tesoro no puede darse el lujo de perderse los ingresos que aportan en impuestos. Dijo además que las carreras de caballos, que ya se han visto perjudicadas por la prohibición al público de asistir a los eventos en vivo, también recibirán un duro golpe.

“Entendemos la necesidad del Gobierno de terminar con el COVID, pero tienen que encontrar la forma de balancearla con la necesidad de proteger los puestos de trabajo”, dijo Dugher en un anuncio de prensa. “Desde el comienzo de la pandemia, los locales de apuestas y los casinos han hecho su parte en el esfuerzo nacional para atacar al virus. Por eso es muy decepcionante ver cómo, cuando comienzan a recuperarse, a esos locales de Lancashire y Merseyside les dieron un golpe letal”.

“Y al ver las inconsistencias entre las medidas en Liverpool y Lancashire con respecto a gimnasios y centros de esparcimiento, parecería que a las personas que toman las decisiones no les importan los trabajos de los locales de apuestas y casinos. Es simple, no hay evidencia de que el cierre de los locales de apuestas y los casinos va a contribuir a detener la propagación del COVID-19 y el impacto de los cierres será mínimo. Han cumplido con las medidas de salud pública al pie de la letra y, en muchos casos, han ido aún más allá de lo que se les requería”, continuó.

“Esto significa que 3.400 fieles empleados de Merseyside y Lancashire deberán quedarse en casa en lugar de generar los impuestos que el Tesoro tanto necesita. Y las carreras de caballos, que reciben millones de libras anualmente de los locales de apuestas, también verán a sus ingresos caer aún más, cuando ya están muy perjudicadas por la prohibición de recibir espectadores”.

“Por eso creemos que es tiempo de que el Gobierno repiense el camino que ha tomado. “Esperamos que los que toman las decisiones piensen en la asistencia económica necesaria para asegurar que estos locales de apuestas y casinos tengan un futuro a largo plazo. Aunque la mejor idea sería permitirles seguir abiertos, con las medidas de seguridad apropiadas, para que puedan aportar su grano de arena para la recuperación de la economía del país”, concluyó el director del BGC.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.