Edición Latinoamérica
23 de Noviembre de 2020

Panamá

El ministro de Salud anuncia que "muy pronto" se reabrirán los casinos panameños

El ministro de Salud anuncia que
Según el ministro Luis Francisco Sucre, "los casinos se van a abrir", pero "solamente la parte de juegos de azar, y guardando las medidas necesarias".
Panamá | 08/10/2020

En declaraciones a la prensa, Luis Francisco Sucre, ministro de Salud, dio a conocer que el proceso de reapertura de los casinos “está próximo a ser efectivo”, aunque adelantó que deberán cumplir con estrictos protocolos sanitarios y respetando un aforo limitado.

S

egún el ministro Sucre "los casinos se van a abrir", pero "solamente la parte de juegos de azar, guardando las medidas necesarias, el distanciamiento en la utilización de las maquinitas, o de las sillas en las mesas de juego”.

“También se va a prohibir que se hagan ningún tipo de fiesta y actividades bailables dentro de las salas”, y los sectores gastronómicos “solamente podrán abrir en el modo restaurante", agregó.

Las declaraciones del ministro Sucre se dieron luego de su comparecencia en la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional, donde se aprobaron 24,9 millones de dólares para la adquisición de vacunas contra la COVID-19, insumos médicos y sanitarios.

Cabe recordar que el secretario ejecutivo de la Junta de Control de Juegos (JCJ), Manuel Sánchez Ortega, consideró hace pocas semanas que los “administradores y operadores de casinos están listos para abrir sus locales, para lo cual han invertido más de un millón de dólares en adecuaciones que les permitan garantizar la protección de clientes y trabajadores de la industria”.

Sánchez consideró que es importante que la industria del juego se reactive, tomando en cuenta que genera más de 10.000 empleos de manera directa, sin contar los empleos indirectos.

El titular de la JCJ agregó que las adecuaciones incluyen mamparas o separadores de acrílico entre máquinas, y el distanciamiento de dos metros entre las mismas. De igual manera, para salvaguardar la salud de quienes acudan a las salas de juego, se mantienen medidas como la toma de temperatura al ingresar, el uso obligatorio de mascarillas, el uso constante de gel alcoholado, la desinfección de las máquinas cada vez que un cliente termine de jugar, y estará prohibido ingerir alimentos mientras el cliente haga uso de las slots, entre otras medidas.

El pago anual de los salarios directos de los trabajadores de la industria representa para el sector un desembolso de US$ 89,1 millones, aproximadamente; y el sector genera en Panamá más de US$ 500 millones al año, aportando al Estado un monto superior a los US$ 150 millones, entre participación al Estado y el Impuesto Selectivo al Consumo (5,5%), destinado para el pago de pensiones de la Caja de Seguro Social. Y se suma el hecho de que esta industria invierte US$ 45 millones anuales en alquileres de hoteles y locales comerciales.

El secretario ejecutivo de la Junta de Control de Juegos manifestó también la importancia de promover el juego responsable. “Tenemos proyectado a futuro la creación de clínicas de ludopatía con atención psicológica, una iniciativa que fue solicitada por los operadores de casinos”, resaltó Sánchez.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.