Edición Latinoamérica
24 de Octubre de 2020

Luego de las demandas entabladas por la Oficina de Fiscalización del Juego de Nevada

Grand Sierra Resort y Sahara Las Vegas pagan multas de US$ 75.000 por violar disposiciones sobre COVID-19

Grand Sierra Resort y Sahara Las Vegas pagan multas de US$ 75.000 por violar disposiciones sobre COVID-19
Los complejos hoteleros han reconocido y corregido las cuestiones detalladas en las demandas, según un comunicado de Meruelo Group.
Estados Unidos | 30/09/2020

Los complejos hoteleros de Reno y Las Vegas, ambos de propiedad de Meruelo Group, “no admiten ni niegan" las acusaciones de las dos demandas que presentaron las autoridades de regulación contra los establecimientos en agosto.

G

rand Sierra Resort y Sahara Las Vegas pagarán una multa de US$ 75.000 por violación a las disposiciones sobre COVID-19, según documentos presentados por las autoridades de regulación del juego de Nevada.

Los complejos hoteleros de Reno y Las Vegas, ambos de propiedad de Meruelo Group, “no admiten ni niegan" las acusaciones de las dos demandas presentadas por las autoridades de regulación contra los establecimientos en agosto, según el comunicado. Sin embargo, los operadores "creen que [la Comisión del Juego de Nevada] podría presentar pruebas contundentes" si el asunto llegara a las audiencias probatorias. Según Reno Gazette-Journal, se esperaba que la Comisión del Juego de Nevada abordara el acuerdo el jueves.

Los complejos hoteleros han reconocido y corregido las cuestiones detalladas en las demandas, según un comunicado de Meruelo Group. "Nada nos importa más que la salud y la seguridad de nuestros visitantes y miembros del equipo, y seguiremos trabajando de manera colaborativa con las agencias de gobierno para cumplir los estándares altos y garantizar el cumplimiento normativo en todos nuestros complejos hoteleros", reza el comunicado.

La Oficina de Fiscalización del Juego de Nevada presentó una demanda contra Sahara Las Vegas en agosto. De este modo, es la primera vez que un establecimiento del Strip recibe un contragolpe de las autoridades de regulación por no cumplir las disposiciones de seguridad en materia de COVID-19. En la demanda contra Sahara, se indica que el complejo hotelero organizó un almuerzo el día 23 de julio con una cantidad estimada de ciento treinta y cinco personas. Las disposiciones de Nevada sobre el coronavirus prohíben las reuniones de más de cincuenta personas. En una de las acusaciones, se alega que, el día 16 de julio, el complejo hotelero permitió que los jugadores del casino rompieran el distanciamiento físico en las mesas de craps y blackjack.

En la demanda presentada el 7 de agosto, las autoridades de regulación de Nevada señalaron que los agentes de la industria del juego observaron a decenas de visitantes sin máscara protectora dentro del hotel y casino Grand Sierra. Según ellos, el complejo hotelero no les solicitó a los visitantes que se las colocaran.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.