Edición Latinoamérica
21 de Octubre de 2020

Conclusiones en el marco de SiGMA Américas

"Los ojos de muchos operadores internacionales se han puesto recientemente sobre México"

De la conferencia participaron Cris Matus, Eduardo Romero y Kym Sleezer
México | 28/09/2020

Durante el ciclo de conferencias propuesto por SiGMA la semana pasada para América Latina, el mercado mexicano online contó con un destacado análisis por parte de Cris Matus, COO de Ganabet MX, y de Enrique Romero, Marketing Manager de NetBet.

“Hoy el interés principal en el mercado mexicano radica en su tamaño -consideró Matus, de Ganabet, durante su exposición en SiGMA Américas-. Teniendo en cuenta su economía, los ojos de muchos operadores a nivel internacional se han puesto recientemente sobre México”.

“En lo personal -agregó-, creo que es un mercado atractivo y que, dadas las condiciones de un mercado que está comenzando a declinar lentamente en otras partes del mundo, es normal que se esté visualizando a Latinoamérica como una parte importante de una nueva adquisición a nivel global”.

Un mercado como el mexicano, con números tan fuertes en potencial, merece la atención de empresas extranjeras, pero al mismo tiempo se debe de tener un cierto respeto hacia aquellos operadores mexicanos y a los extranjeros que ya están ubicados en México. Yo veo en el mercado mexicano ese potencial, es un segmento que sigue en crecimiento, que sigue ofreciendo oportunidades para el ingreso de otras empresas y, sobre todo, para aquellas que saben conocer lo que espera el usuario”.

El ejecutivo de Ganabet enfatizó que “en México, a pesar de ser un país que tiene un reciente crecimiento estable o moderado, creo que es sabido que existe un problema de pobreza extrema. Esto conduce a que, a veces, el apostador tenga un comportamiento no tan recreativo, y que pudiera llegar a establecerse una problemática de abusos de bonos, o falta de comprensión de las reglas. Creo que el jugador, a veces, llega un punto en el que no pareciera querer jugar por entretenimiento, y ese es un problema para todos los operadores”.

Por su parte, Enrique Romero, Marketing Manager de NetBet, destacó que “hay una debilidad en el mercado mexicano, y viene de ambas partes, operador y apostador. El jugador, a veces y en muchos sentidos, no entiende bien a la industria, y tiene ciertas falencias en el conocimiento del uso de las plataformas y de los cánones que nos rigen. Y en el caso de los operadores, existe un no dejarse implicar al 100% con lo que son las leyes en México, y con cumplir a rajatabla todo lo que se nos exige. Nos falta comprometernos en atender las necesidades reales del jugador, para tener también un buen entorno y un ecosistema sano de ida y vuelta”.

Hoy se estima que en el país, menos del 10% de la recaudación online es de operadores con permisos legalmente habilitados. Al ser consultado sobre la incidencia del juego online sin permisos, llevado adelante mayoritariamente por empresas extranjeras que captan apuestas de jugadores mexicanos, Matus asegura: “Los operadores offshore llegaron primero, antes que nosotros, y creo que eso fue una ventaja para ellos”.

“Este hecho implica que estamos jugando en un terreno no muy parejo -explicó-. La tasa impositiva y los impuestos que se pagan en México son muy grandes en comparación con los que se podrían pagar en una licencia que no esté basada en el país. Esto aumenta los costos tremendamente, y por otro lado, en cuestiones de cumplimiento estamos obligados a llevar una serie de procesos para estar conectados con las autoridades en tiempo real. Eso nos brinda cierta tranquilidad, pero a su vez representa retos, porque tenemos que cumplir con estrictas medidas legales”.

“Esta situación no nos favorece obviamente, a quienes estamos aquí pagando impuestos, creando fuentes de trabajo y queriendo llevar certeza a todos nuestros jugadores. En ese sentido, hay todavía mucho camino por recorrer, y esperamos que una ley que contemple todos esos aspectos pueda llegar pronto”, destacó.

En relación a empresas de capital extranjero operando en el país, Romero consideró que “podemos ver que las compañías que crecen tienen inversión extranjera detrás, que respalda muy bien sus operaciones, no solo en cuestión de poner billetes sobre la mesa, sino también en cuestión de logística y de operación”.

Muchos operadores estamos buscando crear empleos, tenemos una oficina local, y todo ello para el usuario es mucho mejor. Creo que más allá de preocuparnos por quién va a ser mejor, o quién va a tener mayor alcance, deberíamos de tener un poquito la conciencia de siempre tener en cuenta al usuario, mantener al jugador en un entorno sano y ponernos ciertos límites para ser mejores”, agregó Romero.

“Creo que cada plataforma tiene una misión clara -finalizó Matus-, sabe que productos debe fortalecer y con cuáles se siente cómodo. Los retos actuales ante la pandemia cambiaron el esquema por completo de cómo operábamos todos. Si alguien tenía algún tipo de inclinación a proveer apuestas deportivas con mayor fortaleza, lo que pasó hace unos meses nos obligó a tomar rumbos que posiblemente no habíamos contemplado. En nuestro caso en particular, la vertical de casino creció en los últimos meses ante la ausencia de las ligas; pero ahora que estamos comenzando a retomar los deportes, pareciera que hay un equilibrio entre ambas verticales, y creemos que para ofrecer calidad, internamente debes tener un servicio muy capacitado, tener una certeza total de cómo se debe atender a los clientes y, en cuanto a las plataformas, la meta es tratar de enriquecerla dentro del margen que te permite la regulación”.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.