Edición Latinoamérica
09 de Agosto de 2020

Sebastian Damian, director comercial de Booongo Gaming

"Una vez que volvamos a la normalidad, las empresas intentarán diversificar sus ofertas"

"Buenas oportunidades pueden surgir de este contexto. Sin embargo, somos conscientes de que muchas compañías —incluyéndonos— podrían transformarse en víctimas de una crisis financiera global si la situación llegara a prolongarse", dijo Sebastian
Curazao | 16/04/2020

El ejecutivo se centró en el impacto positivo que las medidas tomadas para combatir el avance del COVID-19 tuvieron en su empresa: "Aprovechamos para lanzar herramientas que tienen el potencial de ayudar tanto a los casinos como a los operadores de apuestas deportivas. La idea es acercarles a los jugadores alternativas para entretenerse y relajarse mientras están seguros en sus casas".

B

ooongo Gaming es un estudio con oficinas en Ucrania y Taiwán, y licencia de Curazao. Se especializa en el desarrollo de video slots HD y multiplataforma. Sebastian Damian sostuvo que la pandemia del Coronavirus encontró a la empresa en el único segmento de la industria del juego capaz de capitalizar la crisis.

"Nos enfocamos casi por completo en los casinos online, sector que aún puede funcionar bien e incluso crecer aunque con ciertos límites. Aprovechamos para lanzar herramientas que tienen el potencial de ayudar tanto a los casinos como a los operadores de apuestas deportivas. La idea es acercarles a los jugadores alternativas para entretenerse y relajarse mientras están seguros en sus casas", explicó el director comercial de Booongo Gaming.

El estudio sigue adelante con sus planes precoronavirus, y está atento a aquello nuevo que pueda presentarse: "Buenas oportunidades pueden surgir de este contexto. Sin embargo, somos conscientes de que muchas compañías —incluyéndonos— podrían transformarse en víctimas de una crisis financiera global si la situación llegara a prolongarse".

Con respecto a las medidas tomadas en cada país, el ejecutivo consideró que el COVID-19 tomó a todos los gobiernos por sorpresa y esto se plasmó en acciones descordinadas. "No necesitamos apoyo financiero, y esperamos continuar así. Muchas otras empresas sí precisan asistencia, y ninguna autoridad se movió lo suficientemente rápido como para rescatar a empresarios y contribuyentes. Aún tengo esperanza de que los líderes políticos se alineen con el empresariado para coordinar una ayuda financiera rápida y efectiva que llegue a las personas que lo necesitan", señaló.

Sebastian espera que la pandemia logre que los operadores se animen a acelerar procesos que suelen demorar años. "Una vez que volvamos a la normalidad, las empresas intentarán diversificar sus ofertas", deseó y anticipó la desaparición de operadores y proveedores que no estaban preparados para cambios. Como contracara, aseguró, esto hará más espacio para las empresas más jóvenes, con más voluntad para innovar y diferenciarse. 

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.