Edición Latinoamérica
03 de Agosto de 2021

La salida de la Unión Europea por parte del Reino Unido provocó que la empresa tomase la decisión

Por el "Brexit", 888 dejará su sede en Gibraltar y se trasladará a Ceuta

Por el
Aunque las obras del nuevo centro se encuentran finalizadas, por el momento, Gibraltar sigue siendo la sede de 888. 
España | 10/02/2020

Con esta medida pretenden aprovechar el impuesto del 10% de la ciudad autónoma sobre las ganancias, la mitad que lo que se paga en el resto del país.

L

a compañía de apuestas y juegos online 888, dejará su centro de operaciones en Gibraltar, España, por temor al "Brexit" e instalará su nuevo centro en Ceuta. Con esta medida pretenden aprovechar el impuesto del 10% de la ciudad autónoma sobre las ganancias, la mitad que lo que se paga en el resto del país.

Aunque las obras del nuevo centro en el que trabajarán algo más de veinte personas y desde donde se tiene previsto realizar la gestión de todo el negocio en España se encuentran finalizadas, Gibraltar sigue siendo la sede de 888. 

El ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, accedió a convertir a varias ciudades autónomas en una especie de paraíso fiscal para las compañías de apuestas online luego de que los gobiernos de Ceuta y Melilla promulgaran la Ley de Presupuestos Generales del Estado en 2018. Las empresas se vieron beneficiadas con esta premisa ya que lleva incorporado un cambio en la legislación estatal del juego. El texto modificó los tipos de gravamen del Impuesto sobre Actividades del Juego con una variación en el sistema de recaudación para la mayoría de los tipos de apuestas deportivas, a excepción de las que dependen de Loterías y Apuestas del Estado.

Los cambios más significativos se dieron en las apuestas deportivas mutuas, de contrapartida y cruzadas, rifas o concursos, ya que en la legislación anterior se fijaban dos tipos de gravamen, uno para los ingresos brutos y otros para los netos. Hasta entonces, el juego online podía tributar al 15% en el primer caso o al 25% en el segundo. Sin embargo, la modificación que introdujo Montoro simplifica el sistema al fijar una única tributación para las operadoras del 20% sobre los ingresos netos.

Pero la clave radica en la fiscalidad de Ceuta y Melilla, donde los gravámenes a pagar por las operadoras se rebajarían a sólo un 10% sobre los ingresos netos.

 

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.