Andemar cree que el sector del juego está siendo criminalizado injustificadamente | Yogonet Latinoamérica
La Asociación se muestra disconforme con las enmiendas a la Ley del Juego de la Comunitat Valenciana

Andemar cree que el sector del juego está siendo criminalizado injustificadamente

"No puede ser que se intente prohibir y cercenar ahora derechos y libertades conseguidas y construidas a lo largo de 40 años", sostuvo Encarna Gaspar, presidente de Andemar.
21-01-2020
España
Tiempo de lectura 2:57 min
En una entrevista con Valencia Plaza, Encarna Gaspar, presidente de la entidad, declaró que la industria está en el ojo de la tormenta debido principalmente a la falta de regulación de la publicidad del juego online a nivel estatal y a la falta de planificación de distancia entre salones de juego en determinadas comunidades autónomas. Además, reveló la inconformidad de la Asociación frente a las propuestas de reforma de Ley presentadas por los grupos parlamentarios de Les Corts.

Hace dos semanas, los grupos parlamentarios de Les Corts presentaron sus enmiendas a la Ley del Juego de la Comunitat Valenciana, a través de las cuales buscan luchar contra la ludopatía y proteger a la población más vulnerable, especialmente a los menores. Por su parte, la Asociación de Empresarios de Máquinas Recreativas en la Comunitat (Andemar) mostró su malestar frente a algunas de las propuestas y reclamó la falta de diálogo con el sector para escuchar sus posturas y demandas.

Ante esta situación, Encarna Gaspar, presidente de la entidad, mantuvo una entrevista con Valencia Plaza, en la que declaró que algunas de las enmiendas propuestas por los grupos parlamentarios "pueden llevar a situaciones excesivamente injustificadas y desproporcionadas", y agregó: "Entendemos que era necesaria la reforma porque la actual normativa era de 1988, pero creemos que debería haber sido consensuada con todos los actores en escena: consumidores, usuarios, amas de casa, vecinos, asociaciones de jugadores, rehabilitados, pero sobre todo también desde la vertiente empresarial, laboral y económica que representa el 2,8% del PIB de la Comunidad Valenciana".

Por otra parte, Gaspar señaló que el sector del juego está siendo criminalizado injustificadamente, y lo adjudica a la falta de regulación de la publicidad del juego online a nivel estatal y la falta de planificación de distancia entre salones de juego en determinadas comunidades autónomas. Además, declaró que en la actualidad el juego no representa un problema de salud pública."Todos los parámetros e informes en los que nos basamos demuestran que solo existe un 0,3% de juego problemático en toda España y en la Comunidad Valenciana. Es decir, es el índice más bajo de toda Europa junto a Suecia y Noruega. Además, los informes de asociaciones como Patim, Vida Lliure o Vidas en Juego integradas en FEJAR demuestran que solo hubo 140 tratamientos de adicciones exclusivamente por juego problemático el año pasado", añadió.


"No hay tal auge. No negamos que no haya un incremento del juego, pero hay que diferenciar entre el juego presencial y el online. El que ha sufrido un aumento sustancial es el segundo, porque era algo que no existía y ahora sí. Es un sector que está creciendo como cualquier empresa que cuando empieza tiene un periodo de crecimiento, estabilidad y maduración. El presencial está madurado, que hasta el momento no ha tenido este alarde social. Cierto es que hay que regularlo, que es algo que nosotros llevamos pidiendo mucho años a nivel estatal"

Una de las cláusulas que genera mayor controversia en el sector, es la que establece que una vez venzan las licencias actuales, las que se concedieron con la anterior legislación, los operadores deberán adaptarse a la nueva normativa, con lo cual si por ejemplo infringen las distancias deberían trasladar el local, según lo plantearon Compromís y Unides Podem. Al respecto, la presidente de Andemar declaró: "Eso sería escandaloso por una razón muy sencilla: hay estancos cerca de colegios y no se cierran; hay quioscos cerca de colegios y el tema del azúcar es un problema que importa a Sanidad pero no se cierran (...) Si con las inspecciones se demostrase que hay una incompetencia por parte de los salones, hemos propuesto las sanciones y cierres. Pero no se ha producido porque no hay suficientes pruebas para hacerlo".

Al ser consultada sobre el pedido que le realizó Andemar al Consell para que incluya una planificación del juego, Gaspar explicó: "No queremos que se otorguen más permisos de explotación de máquinas tipo B. Es un sector maduro que está muy estable y que no necesita más oferta de juego. Tenemos muchas máquinas que están de baja temporal por baja rentabilidad. Es, por tanto, contradictorio que quieran, por un lado, mayores límites a los salones de juego y en cambio en hostelería, salvo Podemos, quieran liberalizar el parque de máquinas dando a obtener más permisos cuando ahora están vetados. No puede ser que se intente prohibir y cercenar ahora derechos y libertades conseguidas y construidas a lo largo de 40 años". 

 

.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades