Edición Latinoamérica
23 de Agosto de 2019

Entrevista exclusiva a Juan Carlos Restrepo, presidente de la Asociación Colombiana de Operadores de Juegos

"La industria del juego colombiana busca un diálogo abierto y sincero con el sector financiero"

"Espero que en pocos años el sector financiero haya comprendido el valor y la importancia de apoyar a este sector", declaró Restrepo.
Colombia | 04/04/2019

Uno de los grandes objetivos de Asojuegos consiste en mejorar la interacción entre el sistema financiero y el sector de juegos de suerte y azar. En la reciente FIBA AML Compliance Conference, que se realizó en Miami, la entidad dio un paso importante en esta dirección. Yogonet entrevistó a Juan Carlos Restrepo, quien analizó cuáles son los desafíos que la entidad tiene por delante.

En la relación entre la industria del juego colombiana y el sector finaciero global, hubo una evolución importante en lo que va de 2019: la Asociación Internacional de Banqueros de la Florida (FIBA) ​​y la Asociación Colombiana de Operadores de Juegos (Asojuegos) firmaron un acuerdo para garantizar capacitaciones contra el lavado de activos y la OFAC, organismo de control de activos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, aceptó tener un diálogo directo con el objetivo de revisar y conocer los avances implementados en Colombia.

Tras estos dos pasos importantes en su gestión como presidente de Asojuegos, Yogonet entrevistó a Juan Carlos Restrepo, quien analizó cuáles son los desafíos que quedan por delante.

¿Observa alguna incidencia actual o a futuro en la industria a partir del cambio de autoridades a nivel nacional en Colombia?
Sí, sentimos que el nuevo gobierno tiene interés en darle seguridad y estabilidad jurídica a este sector. Lo vemos comprometido con los temas de innovación e inversión privada. Por eso, tenemos confianza de poder trabajar con la nueva administración del país.

¿Cómo evalúa la relación actual del sistema financiero con la de juegos de azar?
Es una relación que ha ido mejorando, que va creciendo aunque todavía le falta confianza, para esto es importante que sea mucho más transparente, más clara, diáfana, que se permita un diálogo más abierto y sincero, tanto del sector financiero como de los propios actores que pertenecen a los juegos de suerte y azar, pero creo que es una relación que está en crecimiento y espero que en pocos años el sector financiero haya comprendido el valor y la importancia de apoyar a este sector.

          Somos un buen ejemplo de cómo una actividad que en muchos países del mundo está marcada por el prohibicionismo se puede regular y generar valor agregado y riqueza para un país”.

¿Existe espacio aún para perfeccionar las políticas contra el lavado de activos?
Siempre hay alguna manera de mejorar en esa materia, en los últimos años ha habido un ostensible cambio en la manera de abordar esa dificultad que tienen los países respecto al lavado de activos y financiación del terrorismo. Nosotros, desde el sector de juegos de suerte y azar, hemos hecho muchísimo por mitigar los riesgos y creo que avanzamos de manera muy favorable.


Juan B. Pérez Hidalgo (Coljuegos), Juan Carlos Restrepo (Asojuegos) y Javier Alberto Gutiérrez López (Unidad de Información y Análisis Financiero).

En un encuentro reciente compartido con el presidente de Coljuegos, describió preocupaciones puntuales por la actualidad de las empresas. ¿A qué las atribuyen, y qué propuestas concretas plantearían para revertirlas?
La preocupación tiene que ver con un esquema impositivo muy alto. El sector requiere con urgencia un impulso gubernamental que lo lleve a ser más competitivo en el mercado y la economía nacional. Por ello, es necesario revisar la carga impositiva que nos resta competitividad frente a la ilegalidad y lleva al negocio a ser inviable.

Por otra parte, las decisiones tomadas por el Consejo Nacional de Juegos de Suerte y Azar (CNJSA) le han originado dificultades muy serias a las empresas que estamos justamente tratando de corregir a través de cambios legislativos.

          Espero que en pocos años el sector financiero haya comprendido el valor y la importancia de apoyar a este sector”.

En materia de regulación en general y juego online en particular, ¿considera que Colombia es hoy un modelo maduro para otras jurisdicciones de la región con mercados emergentes, como Brasil, Argentina y Perú?
Colombia ha demostrado a partir del Plan Nacional de Desarrollo (PND) de 2014, que estaba madura para hacer una transformación digital en materia de juegos de suerte y azar. Al implementar los juegos online y formalizar su desarrollo en el país, lo que antes era una competencia desleal e incluso ilegal ahora es totalmente formal. El solo hecho que la empresa estatal Coljuegos haya entregado 18 licencias online, nos deja ver la dinámica de esta actividad en los últimos meses y lo que esperamos a propósito de esto es que el negocio siga creciendo, quisiéramos que Coljuegos como regulador e impulsor de la actividad de juegos de suerte y azar tomara la determinación de abrir el portafolio de juegos online, eso permitiría luchar contra la ilegalidad y recaudar más en materia fiscal.

¿Qué conceptos podrían exportarse?
La legislación colombiana ha avanzado de manera muy positiva en la implementación de los juegos por internet y en general en toda la regulación y el control que debe realizar el estado a la actividad de juegos de suerte y azar. Somos un buen ejemplo de cómo una actividad que en muchos países del mundo está marcada por el prohibicionismo se puede regular y generar valor agregado y riqueza para un país. Estamos abiertos a contar nuestras experiencias. En nuestro caso, desde el punto de vista gremial.

Exclusivo Yogonet.com
Deje un comentario