Edición Latinoamérica
21 de Marzo de 2019

El aumento de la competencia y un rendimiento limitado frenan el crecimiento

La industria de casinos en Portugal creció más de un 3% en 2018

La industria de casinos en Portugal creció más de un 3% en 2018
El grupo Estoril Sol, responsable de las concesiones del Estoril, Lisboa y Póvoa de Varzim, mantuvo un predominio destacado en 2018 con una facturación proveniente del juego cercana a los 196,8 millones, un aumento interanual del 2,4%.
Portugal | 11/01/2019

Los casinos en Portugal generaron ingresos el año pasado por 318,8 millones de euros. Las tragamonedas siguen impulsando el sector, con un incremento del 3,4%. El avance del juego online y las modalidad sociales dificulta alcanzar los picos de actividad alcanzados en 2008. Con las licencias de explotación cerca de finalizar, el eventual lanzamiento de licitaciones para nuevas concesiones frena las inversiones de los actuales operadores.

L

os casinos en Portugal generaron el año pasado 318,8 millones de euros de los ingresos procedentes de la explotación de las apuestas y los juegos (máquinas tragamonedas y mesas), un aumento del 3,1%, lejos del crecimiento registrado a principios del siglo, de acuerdo con los datos de la Asociación Portuguesa de Casinos. El aumento de la competencia y el rendimiento disponible en el mismo nivel frenan la recuperación.

El grupo Estoril Sol, responsable de las concesiones del Estoril, Lisboa y Póvoa de Varzim, mantiene un predominio destacado en 2018 con una facturación proveniente del juego cercana a los 196,8 millones, con un aumento residual de 2,4% en comparación con 2017.

Por su parte, Solverde, que administra las salas de Espinho, Chaves y Algarve, fue la que presentó mejor desempeño, al generar ingresos globales por 93,6 millones, un 4,8% de aumento.

Todas las licenciatarias experimentaron incrementos en sus ingresos, con excepción del grupo Pestana (con la sala de Funchal), con ingresos de sólo 8,4 millones, una caída del 3,1%. Como es habitual, el sector es impulsado por la demanda de máquinas tragamonedas. Éstas representaron 263,9 millones de euros en los ingresos globales (una suba del 3,4%).

"Fue un año razonable, dentro de las proyecciones", afirmó Manuel Violas, presidente de Solverde, para quien los casinos "ya no tienen mucho margen" para incrementar los ingresos. "Hay más competencia, más juegos" en el mercado, señaló en alusión tanto a la oferta online como a los juegos sociales, como el Euromillones y la raspadita. Un incremento de los ingresos en 2019 al ritmo de la inflación ya será un buen resultado, consideró, en declaraciones citadas por Diário de Notícias.

Sin embargo, Solverde se prepara para adquirir en breve más máquinas electrónicas, en un volumen de inversión similar al del año pasado, pero que Violas no reveló. Dentro del grupo Solverde, se destaca al área de juego de Espinho, que generó el año pasado ingresos superiores a 50 millones de euros, un incremento del 6,1% frente a 2017. Los tres casinos de la zona del Algarve (Vilamoura, Praia de la Roca y Monte Gordo) fueron responsables de ingresos por 35,5 millones, una suba del 4,7%. El casino de Vilamoura fue el punto fuerte del Algarve, con un aumento del 7,8%, a los 19,5 millones de euros. En contraposición, la sala de Chaves presentó una caída del 2,7%, al sumar 7,9 millones.

"Hay cada vez más competencia, por la entrada en el mercado de los juegos online y más juegos sociales, el rendimiento de las personas no es elástico, y con estas condiciones es difícil recuperar los niveles de 2008", cuando los ingresos superaban los 380 millones, reconoció una fuente del sector citada por Diário de Notícias. Por otra parte, remarcó, "los casinos ni siquiera concuerdan con el juego online, pero no tuvieron otra alternativa que invertir" en sus propias plataformas.

Las concesiones de las zonas de juego se acercan al final. El grupo Estoril Sol concluye el plazo de explotación de la zona de juego de Estoril el 31 de diciembre de 2020, y expira en ese momento la concesión de Figueira da Foz, en manos de Amorim Turismo. Ya en 2023, es el turno de Espinho y del Algarve (Solverde), de Póvoa (Estoril Sol) y de Madeira (grupo Pestana).

El eventual lanzamiento de licitaciones para nuevas concesiones está refrenando las inversiones de los actuales operadores. Por el momento, Solverde mantiene su plan de adquisición de equipos, pero está atenta a lo que ocurrirá con la concesión de Estoril, para tomar decisiones futuras.

El área de juego de Estoril, que incluye los casinos de Estoril y Lisboa, es la que tiene mayor cuota de mercado. La sala Estoril generó ingresos a partir de 64 millones en 2018 (+ 0,5%) y el Lisboa alcanzó los 86,7 millones (+3,4%). En el casino de Póvoa de Varzim, los ingresos alcanzaron los 45,9 millones (+ 3%).

Amorim Turismo registró un incremento del 5,9% en los ingresos de Figueira da Foz, que totalizó el año pasado 15,8 millones. El casino de Troia, gestionado por Oxy Capital, creció un 4,9%, al totalizar cuatro millones de euros de ingresos.

Deje un comentario