Edición Latinoamérica
01 de Diciembre de 2020

Declaraciones de Francisco Leiva, ex superintendente de Casinos de Chile

“Noto que la industria de casinos de juego en Chile está estancada”

“Noto que la industria de casinos de juego en Chile está estancada”
A días de que se conociera la decisión del Gobierno de separar a Renato Hamel del cargo de superintendente de Casinos de Juego, Francisco Leiva, quien se desempeñó esa misma función entre el 2005 y el 2012, señaló que no cree que se haya debido a
Chile | 15/02/2016

A días de que se conociera la decisión del Gobierno de separar a Renato Hamel del cargo de superintendente de Casinos de Juego, Francisco Leiva, quien se desempeñó esa misma función entre el 2005 y el 2012, señaló que no cree que se haya debido a “una razón política".

L

eiva no solo fue antecesor de Hamel en el puesto, sino que también fue el primer superintendente de la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), entidad que nació en el contexto en que debutaba en Chile lo que se conoce como la "nueva industria": los casinos licitados y concesionados.

Leiva aclara al inicio de la entrevista concedida a El Mercurio que hoy no está asesorando a ningún grupo de casinos y que tampoco piensa repostular al cargo de superintendente. "El sistema ADP está seriamente dañado. En la práctica, los nombramientos de los cargos de primer nivel duran el período presidencial en que se efectúa el nombramiento", estima.

Lo suyo es hablar desde la experiencia de haber echado a rodar la bolita de este nuevo sector en el país, en un momento en que en los próximos dos años habrá importantes movimientos en la industria: siete históricos casinos municipales deberán ser licitados para que se acoplen al estándar de la nueva industria y queden bajo la tutela de la SCJ. Un tema sobre el que Leiva alerta, tanto por los plazos acotados de los que se dispone para sacarlo adelante, como por la aún poca claridad de las normas que regirán dicho proceso.

Sobre Renato Hamel, dice que desconoce los detalles que pavimentaron su salida de la SCJ, pero sí que fue el resultado de la evaluación de su gestión, hecha por el Ministerio de Hacienda. "No creo que se deba a una razón política".

Y resume lo que, a su juicio, explica este resultado: "Yo noto que la industria de casinos de juego en Chile está estancada, poco dinámica", dice.

La ex autoridad enumera ejemplos. No se incorporan los nuevos juegos que lanzan los proveedores internacionales de la industria, reflejo de una falta de adecuación de las normativas y de regulaciones incorrectas. "Por ejemplo, pretender que los programas de juegos deban certificarse cumpliendo el estándar chileno de máquinas de azar, desconociendo que, dado el tamaño del mercado nacional, ninguno de los proveedores relevantes estará dispuesto a incurrir en costos que no tienen asociados mayores beneficios", manifiesta.

Tema aparte es la -hasta ahora- fallida licitación de un casino en Chillán, "un proceso que aún no se concreta, a pesar de que en marzo se cumplirán dos años desde la presentación de las ofertas. Esta situación es inédita y, obviamente, genera incertidumbre en la industria. Uno de los postulantes, el grupo Dreams, prefirió retirarse, porque veía que el proceso estaba mal conducido, y para bien o para mal, el responsable de que este proceso llegue a buen término es la SCJ, y en particular, quien la dirige, que es el superintendente".

Pero por sobre todo, a Leiva le inquieta la conducción de las normas para las nuevas licitaciones que vienen.

"Es responsabilidad de la SCJ cumplir con los plazos que estipula la ley para el otorgamiento de los permisos de operación de los casinos municipales. Esos plazos no se han cumplido, porque la SCJ no cumplió en tiempo y forma con la elaboración del reglamento y de las bases técnicas que exige la ley. Además, el superintendente (Hamel) viajó a Macao y a Las Vegas para contactar inversionistas, tarea que no es concordante con el rol que la ley le encomienda y revelando, de paso, cierto desconocimiento, ya que dichos operadores participan en mercados con otra escala de proyectos, a quienes no les interesan inversiones del tamaño de los casinos municipales", enfatiza.

¿No es rol del superintendente ir a captar inversionistas?

No, yo iba a seminarios, pero era expositor en el seminario, aclaraba dudas regulatorias, pero no iba a tener reuniones privadas con algún inversionista.

Se desconocen aspectos esenciales y necesarios que permitan efectuar la preparación de un proyecto.

Renato Hamel dijo en una entrevista a La Segunda que el reglamento de la nueva Ley de Casinos es de exclusiva responsabilidad de Hacienda, y que la SCJ ha apoyado.

Efectivamente, el reglamento es firmado por la Presidenta de la República y el ministro de Hacienda, pero el organismo técnico lo prepara, y tiene que hacerlo con la antelación debida, para que la Presidencia y el Ministerio de Hacienda lo revisen, y luego la Contraloría pueda revisar la legalidad y tomar razón del documento. Eso obliga a que el organismo técnico tiene que ser muy proactivo y elaborar el documento de manera correcta y, además, con la antelación suficiente para que las otras entidades tengan el tiempo suficiente para hacer observaciones. Lo que yo entiendo, es que este reglamento ingresó a toma de razón el 9 de diciembre, cuando la ley decía que el proceso debía iniciarse el 10 de diciembre. Obviamente, era imposible que el proceso se iniciara al momento que correspondía.

Dado que aún no parte el proceso de los casinos municipales que se deben licitar, pues aún no sale el reglamento, ¿qué pronostica usted para dicho proceso? ¿Se alcanza a cumplir con todas las etapas de bases de licitación, proceso y adjudicación, antes de que llegue enero de 2018, cuando debe operar la nueva industria en esas plazas municipales?

Tengo la preocupación de que los plazos siguen avanzando y no existe claridad acerca de cuándo se iniciará el proceso. Se desconocen aspectos esenciales y necesarios que permitan efectuar la preparación de un proyecto. Por ejemplo: el monto de la oferta económica mínima garantizada, cuáles serían las ampliaciones de la infraestructura turística comunal solicitada, si los lugares de emplazamiento debe buscarlos el inversionista o los predetermina la autoridad (los municipios), entre otras materias.

Veo altamente probable que se llegue al 31 de diciembre de 2017, el operador adjudicado esté en proceso de construcción o habilitación, y no esté en condiciones de iniciar el funcionamiento en dicha fecha. De acuerdo con la ley, desde el momento en que se inicia el proceso hasta que se efectúe la adjudicación, transcurrirán diez meses y, posteriormente, el adjudicado tiene hasta dos años para iniciar la operación del casino. Es decir, si el proceso se inicia en marzo, lo que es altamente improbable, estaría siendo adjudicado en diciembre, y podría iniciar su operación en diciembre de 2018.

He estado en conversaciones con cinco operadores internacionales que no están en Chile, que no han tomado la decisión de postular, porque consideran que hay mucha incertidumbre.

¿Qué espera usted que resuelva el reglamento aún en Contraloría?

Espero que corrija algunas situaciones que, según el Decreto Supremo ingresado a toma de razón, exceden lo estipulado en la Ley de Casinos. A mi juicio, en la versión que hoy está en revisión en la Contraloría, igual subsisten algunas ilegalidades. Hay materias que de acuerdo con la ley deberían definirse en el reglamento, y el reglamento -la versión que ingresó- lo deriva a que se van a definir en las bases (de licitación).

Aspectos esenciales, como monto de la garantía asociada a la oferta económica, la ponderación de los factores de evaluación, la metodología de evaluación de esos factores, se derivan a las bases (de licitación). Esto tiene el riesgo de que se establezcan requisitos que exceden la ley, sin que exista un control preventivo de legalidad por parte de la Contraloría, como sí sucede con el reglamento.

¿Qué impresión tiene de Daniel García Fernández, designado interino?

No lo conozco mayormente. En su oportunidad interactué con él, manifestándole mis observaciones al proyecto de ley de los casinos municipales y, recientemente, con mis comentarios al reglamento de dicha ley. Me dio la impresión de ser un profesional serio y motivado. Espero que desarrolle una buena gestión, por el bien de la industria de casinos.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook