Edición Latinoamérica
20 de Septiembre de 2019

La verdadera intención del reglamento sería favorecer a un tercero extranjero

Puerto Rico: critican la iniciativa del gobierno de legalizar y regular la videolotería

Puerto Rico: critican la iniciativa del gobierno de legalizar y regular la videolotería
El presidente de la asociación de Empresas Puertorriqueñas de Recreación de Puerto Rico (EMPRECOM), Pablo Javier Rivera Corraliza, calificó la iniciativa del gobierno de legalizar y regular las máquinas tragamonedas y juegos de video lotería, como u
Puerto Rico | 11/06/2015

El presidente de la asociación de Empresas Puertorriqueñas de Recreación de Puerto Rico (EMPRECOM), Pablo Javier Rivera Corraliza, calificó la iniciativa del gobierno de legalizar y regular las máquinas tragamonedas y juegos de video lotería, como un “truco” del Departamento de Hacienda y el Primer Ejecutivo para favorecer a un tercero.

S

egún Rivera Corraliza, la verdadera intención del reglamento es favorecer a un tercero extranjero, y lograr la eliminación de cientos de medianos y pequeños comerciantes locales, que operan máquinas con toda legalidad en el país y pagan sus impuestos correspondientes.

El presidente de EMPRECOM dijo que los juegos de los que habla el reglamento propuesto por el Departamento de Hacienda son en su mayoría los que se presentan en el portafolio de la empresa Caribbean Cage, teniendo hasta la patente de algunos de éstos. Agregó además, que las expresiones del secretario de Hacienda, Juan Zaragoza, adscribiéndose la facultad de otorgar el contrato sin subasta "tiene truco encerrado el cual la legislatura debe investigar".

Rivera Corraliza explicó que por años el discurso del Gobierno fue que "las maquinas eran malas porque los jugadores de las le estaban quitando apostadores a los casinos. Ahora nos dicen que la clientela de los casinos y los comercios es distinta; y para completar la propuesta de videolotería pagaría premios que es lo mismo que el gobierno siempre se opuso a las máquinas tradicionales.

Por años el cuento del Gobierno era que solo las máquinas de casino deberían pagar. Entonces enmendaron la Ley Hípica para que las máquinas del Hipódromo y sus agencias pudieran pagar
premios".

Rivera Corraliza aclaró que no todas las máquinas son de videolotería. "Hemos visto como miembros del Ejecutivo y hasta legisladores hablan de las máquinas que vemos en locales a través de la Isla como si fueran de videolotería y no lo son. La intención es clara, es hacer ver que lo que quieren traer es una máquina por otra y no es así. Lo que quieren es la eliminación total de los dueños y operadores de máquinas y sustituirlos por un tercero extranjero, que les ha prometido darles dinero de su operación. Nadie se llame a engaño, la videolotería es un juego distinto".

Por otro lado, el secretario de la Gobernación, Víctor Suárez, afirmó que las máquinas tragamonedas ilegales le quitan la oportunidad al Gobiernode recibir hasta 30.000.000 de dólares. "En Puerto Rico existen más de 50.000 máquinas ilegales en este momento. De esas el Gobierno recibe cero. Hay un mercado de esas máquinas ilegales que son 1.000.000.000 de dólares de los cuales el Gobierno podría tener una participación, si ese juego se legalizara, que podría fluctuar en alrededor de U$S 100 millones el primer año y que podría llegar a los U$S 300 millones", manifestó Suárez, quien no pudo precisar de dónde surgió la idea de regular la videolotería.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook