Edición Latinoamérica
25 de Noviembre de 2020

La FIDEN responde a las acusaciones de la Asociación Chilena de Casinos de Juego

Chile: los casinos populares manifiestan que son víctimas de "insinuaciones maliciosas"

(Chile).- A partir de la acusación realizada por el apoderado legal de la Asociación Chilena de Casinos de Juego (ACCJ), que vincula a los llamados popularmente casinos de barrio con el juego ilegal, el presidente de la Asociación Gremial de Operadores, Fabricantes e Importadores de Entretenimientos Electrónicos (FIDEN), Jaime Curihual, consideró que mientras más se afianza en los poderes ejecutivo y legislativo la voluntad política de regular la industria de los juegos programados y de la entretención popular, “más violenta es la reacción de algunos sectores de la industria del juego de azar”.

P

ara Curihual, que el nombre de FIDEN esté en medio de la controversia es una operación de prensa. “Todo lo que se conoce a través de informaciones de prensa es que la ACCJ dice haber aportado nuevos antecedentes a una querella presentada con anterioridad ante la justicia. Se trataría de acusaciones contra un casino ilegal que operaría en dos comunas de Santiago. Desconocemos mayores antecedentes”, explicó. 

Sin mencionarlo, dijo que el representante legal de la ACCJ, Juan Carlos Manríquez, se negó a entregar antecedentes concretos escudándose en supuestas razones de tipo legal. “Todo lo que existe en el conocimiento público respecto de nuestro gremio son especulaciones generadas a partir de dichos, interpretaciones e insinuaciones propaladas a la prensa por el abogado de la ACCJ”, señaló.

Con relación a este tema, El Diario del Juego pudo averiguar que la agencia de comunicación de la ACCJ habría entregado a los medios chilenos una citación para conferencia de prensa, en en la que se sugería que en el asunto de los casinos ilegales estaban involucrados los gremios. Incluso, los periodistas habrían recibido un guiño sobre qué preguntas debían hacer y a qué gremios puntuales debían apuntar. Una periodista consultada consideró que las grandes empresas de juego que operan en Chile están haciendo una especie de lobby y que este tipo de denuncias sirven para abrir el espectro a la espera de que la actividad de juego programado se regule y quedarse con una tajada de este negocio.

Consultado sobre este tema, Jaime Curihual se mostró cauto y dijo que “nunca es bueno interpretar intenciones cuando no se tienen antecedentes al respecto”. Sin embargo, confirmó que mientras más se afianza en los poderes ejecutivo y legislativo la voluntad política de regular la industria de los juegos programados y de la entretención popular, “más violenta es la reacción de algunos sectores de la industria del juego de azar”.

El presidente de la FIDEN explicó que desde hace más de diez años su gremio está luchando por que se regule la industria de la entretención popular, ya que “es nuestro deseo y necesidad contar con un marco regulatorio claro que termine con las incertezas jurídicas que facilitan que se produzcan anomalías legales, económicas y sociales en torno a nuestra actividad”. Para él, más allá de las situaciones de juego clandestino que puedan existir en Chile, el problema de fondo es la falta de normas claras que regulen esta actividad.

Como la denuncia de la ACCJ está guardada bajo siete llaves y no se pudo conocer en qué se basa, el FIDEN aún no tiene pensado actuar legalmente al respecto. Curihual explicó que hasta el momento no se tienen informaciones ni antecedentes de que ellos sean parte de alguna denuncia. “Sólo hay insinuaciones maliciosas propaladas en torno a la querella contra dos casinos clandestinos en las comunas de Vitacura y Los Condes de Santiago”, señaló y agregó que de existir en esta querella alguna acusación en contra del gremio, será la Justicia la que deberá expedirse, “y a partir de allí habrá que proceder como corresponda”.

En Chile, la industria del entretenimiento con máquinas electrónicas de premio programado, más conocida como “entretención popular”, es una actividad que tiene mucha aceptación y que pulula por diferentes lugares. Los afiliados del gremio incluyen desde fabricantes, importadores y operadores de salas hasta pequeños comercios que tienen en sus locales tres o cuatro máquinas. Asimismo, el presidente de FIDEN explicó que el gremio agrupa, no sólo a trabajadores del juego y negocios, sino en gran medida a técnicos informáticos, electricistas y a un gran abanico de gremios necesarios para poner en funcionamiento estas máquinas.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook