Edición Latinoamérica
18 de Septiembre de 2019

El sector afirma que los proyectos impulsados “quebrarían” la actividad

La oposición de Costa Rica impulsa un 25% de impuesto a los casinos

(Costa Rica).- La alianza de partidos de oposición de Costa Rica pretende imponer fuertes tributos a los casinos y centros de llamadas que atienden apuestas por Internet, también conocidos como sportbooks, para financiar programas de seguridad.

E

n el caso de los casinos, el bloque opositor impulsa un impuesto mensual del 25% sobre los ingresos brutos de la actividad y otro de $ 300 por cada mesa de juego. En cuanto a los sportbooks, la alianza quiere que el Estado cobre un tributo anual de $ 250.000 mensuales a cada uno de esos negocios.

Dichos montos son mayores a los que el Gobierno planteó en un proyecto de ley que la Casa Presidencial retiró de la discusión legislativa a finales del 2010, aunque se trataba de una promesa de campaña.

La administración de Laura Chinchilla propuso un impuesto anual del 15% sobre los ingresos de los casinos y otro de $ 50.000 anuales para los sportbooks. Esos porcentajes, a su vez, eran mayores que los planteados por el gobierno de Óscar Arias, el cual pidió un impuesto del 2% sobre los ingresos de los casinos.

Luego de que esta discusión permaneciera inactiva varios meses, los partidos Unidad Social Cristiana (PUSC) y Acción Ciudadana (PAC) aprobaron un informe de subcomisión que recomienda tributos más altos.

El informe surgió en la Comisión de Asuntos Hacendarios, de donde saldría hacia el plenario, pero no contó con el el apoyo del Partido Liberación Nacional (PLN).

Luis Fishman, diputado del PUSC y presidente de Hacendarios, afirmó que debieron posponer la discusión del informe debido a la oposición de Liberación.

“Los diputados del PLN no están dispuestos a gravar a los casinos, extrañísimo. Los mismos que piden más impuestos están atrasando”, declaró Fishman.

Esa versión fue rebatida por el diputado liberacionista Francisco Chacón, quien alegó que no apoyan el texto de la alianza porque éste no tiene fundamento técnico.

Según Chacón, la Sala IV podría anular los tributos si considera que son desmedidos. “Estamos a favor de gravar a los casinos, pero debe hacerse de manera racional”, dijo.

El legislador del PLN añadió que su partido alista otra propuesta con base en un estudio que elabora Mauricio Boraschi, Viceministro de la Presidencia.

Danilo Cubero y Víctor Emilio Granados, jefes de fracción del Movimiento Libertario y de Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), confirmaron el apoyo de sus partidos a la iniciativa de la alianza. Para Cubero, esto demuestra que el Libertario no defiende a mansalva a los casinos.

La iniciativa de la alianza también restringiría la operación de los casinos a sólo siete horas. El Gobierno había propuesto 14 horas.

Jorge Hidalgo, presidente de la Asociación de Casinos, fue categórico al decir que el proyecto de la oposición, y aún el del Ejecutivo, quebrarían la actividad.

Fishman aseguró que los montos de los impuestos surgieron a raíz de consultas con expertos en juegos de azar, aunque prefirió no detallarlos. Solo mencionó a Jorge Hidalgo.

El socialcristiano fue más allá y dijo que el país debe ser restrictivo con los juegos de azar y, si algunos casinos tienen que cerrar debido a los impuestos no les preocupa.

“Es un problema por el que tenemos que velar, la ludopatía (adicción a los juegos de azar) es una enfermedad”, añadió.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook