Edición Latinoamérica
10 de Agosto de 2020

Adscrita al Ministerio de Turismo

Crearían una comisión para controlar los juegos de azar en Ecuador

(Ecuador).- La creación de la Comisión de Control de Juegos de Azar, adscrita al Ministerio de Turismo, está prevista en la nueva Ley de Control de Casinos y Salas de Juego, que tendrá la función de vigilar el cumplimiento de la misma.

E

l proyecto tendría cinco considerandos, ocho capítulos y cuatro disposiciones generales. La comisión tendría las atribuciones de proponer al Ministerio de Turismo la adopción de regulaciones técnicas para el otorgamiento de licencias, conducción y operación de juegos de azar, según lo considere necesario para logar el cumplimiento de esta Ley.

Tal comisión, según el documento, no tendrá ningún representante del sector de los casinos legalmente constituidos, sino que estará integrada por tres miembros designados por los ministerios de Turismo, quien la presidirá, y del Interior y la Fiscalía.

La comisión se encargará de realizar audiencias cuando se presenten denuncias de violación a la Ley o las regulaciones técnicas relacionadas, y de imponer multas y suspender, limitar, condicionar o revocar las licencias de funcionamiento, etc.

Entre sus facultades consta, de aprobarse el texto, inspeccionar y examinar, sin notificación previa, todo local donde se desarrollan juegos de azar o donde se ubiquen, fabriquen, vendan o distribuyan dispositivos o equipos usados en juegos, y confiscar, incautar, extraer o apropiarse sumariamente para fines de análisis, pruebas o inspección.

La comisión, agrega el documento, podrá emitir o renovar: licencias para juegos de casinos por un año; licencias para salón de máquinas tragamonedas; licencias para fabricar dispositivos de juegos de azar, importar y distribuir; registro de empleados que trabajan en puestos clave de casinos y salas de juegos; reconocimiento de idoneidad de personas que faciliten muebles e inmuebles, financiamiento, equipos, suministros o servicios o tengan vínculos con esos negocios.

Para otorgar a las personas las licencias para operar los juegos de azar, según el nuevo proyecto, deberán renunciar a cualquier derecho de confidencialidad para tener acceso a la información personal, así como de todo registro financiero, independientemente del lugar donde esté o se encuentre. Incluso, al firmar y presentar una solicitud para obtener una licencia de funcionamiento de casino o de las salas de juego, el solicitante autoriza de forma expresa a la comisión obtener información, sea pública o privada y dentro o fuera del Ecuador, relacionadas con sus antecedentes o conducta, o de los accionistas, funcionarios, directores, socios, agentes o empleados de estos negocios.

Es por estos y otros aspectos que operadores y dueños de 32 casinos que funcionan legalmente en hoteles de lujo y de primera categoría en el país temen que, con la aprobación de la nueva Ley y las reformas penales que regula los juegos de azar, se criminalice a este sector que en 2009 tributó al fisco unos $2 millones.

Además, lamentan que no se haga ninguna diferenciación entre lo que son los casinos y las salas de juego. Los primeros tienen registradas 280 máquinas y se rigen según las normas técnicas aprobadas en 2008, mientras que los segundos funcionarían en el país de forma clandestina con unas 5 000 máquinas, ubicadas en garajes, subsuelos y casas cercanas a centros de estudios, sin realizar tributos al fisco.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook