Edición Latinoamérica
20 de Septiembre de 2019

Cifras oficiales revelan que el 70% de las apuestas se realizan en este tipo de locales

Panamá: el hipódromo pierde interés frente a los casinos

(Panamá).- En los últimos años, el hipódromo, los bingos y la lotería se han rezagado frente a las apuestas en mesas de juegos y máquinas tragamonedas. Según estadísticas de la Contraloría General de la República, entre enero y julio de este año, en las mesas de juego y máquinas tragamonedas se apostaron 690,1 millones de dólares.

E

sta cantidad supera con creces los 21,7 millones apostados en el Hipódromo Presidente Remón, e incluso los 297,1 millones de dólares vendidos por la Lotería Nacional de Beneficencia, en el mismo periodo analizado.

Rezagadas en la gatera se quedaron también las salas de bingo, donde se han apostado 2,3 millones en los siete primeros meses del año. El hipódromo capta sólo el 2,1% de las apuestas a nivel nacional, y los bingos apenas el 0,2%.

La Lotería, por su parte, se mantiene en segundo lugar, captando la demanda de casi el 30% de los apostadores.

Según registros de la Junta de Control de Juegos del Ministerio de Economía y Finanzas, son siete las empresas que actualmente administran 15 casinos completos a lo largo y ancho del país; mientras que otras tres manejan 25 salas de máquinas tragamonedas. 


La gran variedad de máquinas y juegos de mesa que ofrecen, y su fácil acceso en todo el territorio, aunado a incentivos como restaurantes, shows en vivo, promociones especiales, y ambiente de permanente fiesta, parecen no tener rivales entre los adeptos a las apuestas.

Carlos Salazar, gerente del Hipódromo Presidente Remón, reconoció que este año ha habido una baja en las apuestas debido al mal clima, la entrada tardía de nuevos potros en las competencias y la lenta renegociación de los contratos para transmitir carreras de hipódromos de Estados Unidos, lo cual provocó una baja en las apuestas de simulcasting.

“No sé si podremos recuperarnos del todo del bajón de los primeros meses, pero sí sé que vamos a repuntar. El año pasado pegamos los 31 millones de dólares de apuestas, en vivo y simultcasting”, afirmó con optimismo Salazar.

Según el ejecutivo, la afluencia del público al hipódromo es mínima, lo mismo ocurre en los hipódromos de todo el mundo, porque mucha gente prefiere apostar en las agencias. Es una tendencia, recalcó.

El Hipódromo Presidente Remón cuenta con 77 agencias en todas las provincias, a excepción de Darién, donde ya están buscando ingresar.

“Hemos mejorado los promedios de apuestas que estaban entre 8 mil y 9 mil dólares en carreras en vivo, y que han pasado a ser entre 12 mil y 14 mil dólares. Lo atribuyo a un programa más bonito y surtido con caballos nuevos”, afirmó el gerente.

Los planes por subir las apuestas y atraer no sólo al “viejo con un programa que tira línea y apuesta”, sino a las familias panameñas, ya están en marcha.

“Le estamos dando otra imagen a esta industria. Se trata de un trabajo a largo plazo que va a redundar en beneficio de las más de 5 mil familias que dependen de esta actividad”, dijo finalmente Salazar.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook