Edición Latinoamérica
25 de Septiembre de 2021

Andalucía, España

Los juegos de azar se resienten por la crisis y se desploman más de un 9%

(España).- La facturación por los juegos de azar en Andalucía se estancó en 2.409 millones debido a la fuerte caída de los casinos y los bingos, que recaudaron un 21% y 16% menos. El gasto medio por andaluz baja a 76 euros, 9 menos que en 2008.

N

o es cierta la teoría de que en los malos tiempos los juegos de azar van al alza. Si la curva del crecimiento económico es decreciente, la de los casinos, bingos y tragamonedas sigue la misma tendencia. La evolución de la facturación desde que la crisis estalló así lo demuestra: si en 2007, ante los primeros síntomas de lo que entonces se llamaba desaceleración, esta llegó a crecer un 5%; en 2008, en plena efervescencia, cayó un 1,5%, y ya en lo más crudo de 2009, se desplomó hasta un 9,2%. Es decir, según los datos del informe de Juego Privado en Andalucía 2009 elaborado por la Consejería de Gobernación, en el último trienio se pasó de recaudar 2.691 millones de euros a 2.409 y, por tanto, esa creencia de que tras la suerte se esconde dinero fácil, no resulta tan tentadora cuando hay que luchar a diario contra los número rojos.

El sector que más se resintió fueron los casinos. Los cinco existentes en Andalucía -dos en Málaga, otros dos en Cádiz y uno en Sevilla- ingresaron hasta un 21% menos que en el ejercicio anterior, con lo que se estancaron en 234 millones, nada más y nada menos que una pérdida de 60 millones. Con estos datos, parecen estar en claro declive si se compara con la etapa dorada de principios de este decenio, cuando se superaba la frontera de los 300 millones, siendo el momento más brillante en 2005, cuando sobre los tapetes se quedaron 416 millones. Esta caída en el volumen de negocio de un 43% en sólo cinco años puede ser un indicio de que algo está cambiando entre los jugadores. Aunque aún no existen estudios fiables, parece que las partidas de póquer o blackjack, una tirada de dados o a la ruleta son más interesantes online: participan más jugadores, son mayores los beneficios, y todo ello desde casa.

Aunque la bajada es algo menos brusca, los bingos tampoco han escapado bien. Los libros contables de los 58 establecimientos que existen en Andalucía anotaron un resultado de 395 millones, un 16% menos que en el año anterior. Al igual que en los casinos, los cartones también han saltado a Internet. La prueba de que la tendencia es negativa es que en sólo un año ha pegado un bajón en el gasto medio por habitante de diez euros, frenándose en 47 euros -en 2005, cada andaluz se dejó unos 70 euros-.

Las que se han mantenido, aunque con un ligero descenso del 5,5% son las máquinas tragamonedas, que siguen siendo el filón en estos juegos de azar. Cerraron el pasado ejercicio económico con una cuenta de resultados de 1.779 millones -en 2008 llegaron a recaudar 1.878 millones-. Y es que tampoco las máquinas B se han escapado ya no sólo de la competencia en la red, sino incluso en televisión. Eso puede haber sido uno de los factores que haya contribuido a que el gasto por habitante haya llegado a disminuir en un año en 15 euros.

Lo que sí ha permanecido inalterable, de acuerdo con los datos de este informe de los últimos años, es quiénes son los andaluces que más depositan su confianza en la suerte. Malagueños y onubenses siguen siendo los que demuestran una mayor afición al juego, siendo líderes en el gasto por habitante con 99 y y 96 euros, respectivamente. No obstante, en este desembolso medio decrece bastante, ya que se quedan por debajo de los 114 y 104 euros que gastaban hasta doce meses antes. A la cola en este tipo de gasto continúan estando los cordobeses y jienenses, que llegan a dejarse en el azar una media 53 euros al año, es decir, un 47% menos que los malagueños.

Aunque casinos, bingos y tragamonedas no son de un uso tan extendido como las quinielas, euromillones, bonolotos y loterías -el gasto medio es de 699 euros por persona-, tampoco estas viven su mejor momento. Su nivel de deterioro es menor pero, Según los datos facilitados por Loterías y Apuestas del Estado el pasado mes de marzo, en 2009 se ingresó un 2% menos y no pinta bien para 2010: hubo un 5% menos de ingresos por venta en el sorteo de El Niño y un 2% en el primer trimestre de este año.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook