Edición Latinoamérica
27 de Septiembre de 2021

Javier Picola ocupa el cargo

El Grupo Peralada nombró un nuevo Director General de la división Juego

(España).- El Grupo Peralada anunció la incorporación de un ex ejecutivo de Cirsa, Javier Picola, como nuevo director general de la división de juego de la compañía.

E

l nombramiento se inscribe en el marco de una reorganización más amplia que implica que Miguel Suqué Mateu dejará de llevar el día a día de los casinos del holding familiar, para centrarse en sus funciones en el consejo de administración.

Suqué es el vicepresidente ejecutivo del grupo –que factura alrededor de 200 millones de euros– pero en los últimos catorce años se ha encargado de la gestión diaria de los seis casinos que la antigua Inverama posee en Cataluña y en Argentina. Ahora, seguirá responsabilizándose de la principal división de la compañía pero desde el consejo de administración, presidido por su padre, Artur Suqué.

Coincidiendo con el traslado del Casino de Barcelona de Sant Pere de Ribes (Garraf) a la capital catalana, en 1998 Peralada ya fichó a un director general para el área de casinos, el canadiense Vincent Trudel. Este profesional estuvo cinco años en el grupo, que desde entonces, no había contado con una figura similar.

Para volver a crear el cargo, Peralada ha elegido a un profesional experto en el sector del juego, ya que trabajó ocho años en Cirsa, como director financiero, director de la división internacional y responsable del área de casinos, con responsabilidad sobre once complejos de juego en España y Latinoamérica.

En 2001, Picola dejó Cirsa y se fue a Indo, para ocupar el cargo de director de la unidad de negocio de lentes oftálmicas, hasta junio de 2007.

Ahora, se encargará de gestionar los seis casinos que el grupo de la familia Suqué tiene en Peralada (Alt Empordà), Barcelona, Tarragona, Lloret de Mar (Selva) y en la provincia argentina de Santa Fe.

“Es un paso más hacia la completa profesionalización de la empresa familiar”, explicó Peralada. Según el grupo, Picola deberá “mantener y reforzar el liderazgo” en el mercado español de casinos, pero entre sus prioridades también figura “diseñar e impulsar la estrategia de expansión del área de juego hacia nuevos mercados y segmentos de negocio”.

Precisamente para impulsar su crecimiento y la entrada en nuevos proyectos, Peralada estudió hace dos años dar entrada a su accionariado a un socio inversor que hubiera tomado alrededor del 30% del capital, aunque al final la crisis económica trucó la operación. Este intento supuso la incorporación de Oliver Zugel –que lideraba el proyecto– como consejero delegado. Zugel, que procedía de Codere, ejerció el cargo entre 2007 y 2008 y abandonó la compañía al frustrarse la entrada de nuevos socios.

Los cuatro casinos catalanes de Peralada alcanzaron unos ingresos agregados de alrededor de 115 millones de euros en 2008. Todavía no están disponibles las cifras de 2009, pero fuentes del grupo afirman que la facturación se ha visto perjudicada por la crisis económica, con un descenso del 17%. Se trata de una cifra inferior a la media registrada por los 32 casinos que existen en España, que registran caídas de entre el 20% y el 24%.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook