Edición Latinoamérica
15 de Junio de 2021

España

El Casino de Mallorca tramita su traslado a Porto Pi Centro

(España).- Los propietarios del Casino de Mallorca han iniciado los tramites para trasladar su actividad a Porto Pi Centro, aunque destacan que su deseo es poder mantener también el negocio en Calvià.

L

a conselleria de Interior confirmó ayer que tiene sobre la mesa el expediente con la solicitud para que las salas de cine existentes en el citado centro comercial pasen a albergar las dependencias de juego.
 
Fuentes consultadas destacaron que la propiedad del Casino, liderada por Miquel Ortiz-Cañavate, y las familias Salas-Salom, titulares de los cines de Porto Pi, llevaban meses negociando esta operación, que tras el acuerdo se ha plasmado en la petición de la correspondiente autorización al Govern balear.
 
El acuerdo contempla el alquiler de unos 2.500 metros cuadrados que actualmente ocupan los cines Porto Pi Centro –los de más antigüedad existentes en el citado complejo–, en los que ubicar instalaciones de juego. Desde el casino se asegura que no se quiere abandonar su actividad en Calvià, y que se está negociando con la Conselleria la posibilidad de poder operar en ambos municipios. En cualquier caso, se subraya que en sus actuales dependencias se desea mantener como mínimo la actividad de ocio y organización de espectáculos.
 
Las fuentes consultadas destacan que el proyecto de llevar el casino hasta Porto Pi Centro se explica tanto por el antiguo deseo de abandonar un emplazamiento excesivamente apartado hasta un lugar más céntrico, como por la estrategia de atraer a un turismo de mayor poder adquisitivo que el tradicional de la isla, representado de forma muy especial por las personas que viajan en los cruceros que hacen escala en Palma y por la clientela habitual de las instalaciones náuticas del Paseo Marítimo, a las que se suman las que se alojan en los hoteles de alto nivel existentes en las inmediaciones.
 
La intención de llevar el citado complejo de juego hasta Palma ha sido una vieja aspiración de sus dueños. El anterior propietario, Lars Erik Magnusson, buscó la forma de realizar el citado traslado, sin éxito. En enero de 2004 se hizo público el acuerdo por el cual la propiedad del casino pasaba a manos del grupo liderado por Miguel Ortiz-Cañavate, y también éste manifestó su deseo de formalizar ese cambio de ubicación como una "necesidad absoluta", según manifestó.
 
Sin embargo, el alcalde calvianer, Carlos Delgado, puso en marcha gestiones destinadas a convencer a los dueños de estas instalaciones de que no abandonaran el municipio en su búsqueda de un emplazamiento mejor comunicado, y se barajaron opciones como Bendinat o la Marina de Magaluf.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook