Edición Latinoamérica
18 de Septiembre de 2019

A partir de ahora, las empresas operadores deberán contar con un permiso

Costa Rica: suspenden los sorteos y juegos de azar por celular

(Costa Rica).- Una ley publicada este año que fortaleció y actualizó a la vieja Ley de Rifas y Loterías, así como un acuerdo de los directivos de la Junta de Protección Social (JPS), tienen bajo control a las empresas que realizan promociones y sorteos con mensajes de texto de los celulares y líneas 900.

L

as medidas implicaron que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) les cancelara, a las empresas dedicadas al negocio de los sorteos, los códigos cortos de activación por medio de los cuales sus clientes participaban en esos juegos de azar. La entidad también les informó que requieren una autorización de la JPS.

 

Cuando el permiso esté otorgado, “se procederá a la habilitación (de los códigos)”, comunicó a las empresas la división de servicios del ICE en un documento, del cual EF tiene copia.

 

Además, les advierte “que lo que se debe de ofrecer son servicios de contenido, o sea que siempre medie la entrega de información y conocimiento, no concursos o sorteos”, dice el texto.

 

El servicio de contenidos funciona enviando un mensaje de texto a un número o código de activación, con lo que se acepta la recepción de información, como podría ser, por ejemplo, el horóscopo o la participación en un concurso. El mensaje puede tener un costo o ser gratuito.

 

Con las línea 900 funciona igual, pero por medio de llamadas telefónicas que en algunos tienen un costo, por ejemplo, de ¢500 (U$S 0,88).

 

Los sorteos y rifas en líneas 900 han generado polémica desde 1999, y junto a las empresas que realizan los de participación por mensajes de texto, han sido investigadas por el ICE desde el 2006 precisamente para controlar la actividad.

 

Por ley, la JPS tiene el monopolio de las rifas, loterías y sorteos en el país y todos los que se realicen deben tener su autorización.

 

La ley 8712 publicada el 18 de febrero del 2009 y llamada Autorización para el cambio de nombre de la Junta de Protección Social y establecimiento de la distribución de rentas de las loterías nacionales establece la exclusividad de las rifas, tanto preimpresas como las electrónicas en la JPS, que está autorizada a fiscalizar.

 

La excepción a la norma son las rifas o sorteos con fines promocionales, en los cuales no se debe realizar cobro para participar. También se permiten las efectuadas por asociaciones, fundaciones y entidades de bien social, cuyas ganancias se utilicen para sus fines, pero deben contar con la autorización de los directivos de la JPS.

 

Las rifas y sorteos en promociones comerciales son legales, pero tampoco deben tener ánimo de lucro (no se debe cobrar para participar) y los premios deben ser objetos o cosas, nunca dinero en efectivo.

 

“Su finalidad es meramente promocional y no deberá mediar cobro alguno”, advirtió en un comunicado la JPS.

 

Por esto, en el acuerdo JD-145 del 21 de abril pasado, los directivos de la JPS solicitaron al ICE que se niegue a autorizar servicios de contenido (líneas 900 y mensajería de texto) de empresas que pretendan hacer rifas preimpresas o electrónicas, loterías sin autorización, o promociones comerciales con fines lucrativos.

 

Según datos de la página de Internet del ICE, hay 40 proveedores de servicios de contenido por Internet. El Instituto les brinda la plataforma para que envíen y reciban contenidos a cambio del 40 % del monto generado, según Roy Solano, gerente de EMS, empresa que participa en este negocio.

 

Paula Valenciano, gerenta general de Telepromos, firma que gestiona concursos y mensajes de contenido por medio de los celulares, reconoce que el ICE y JPS se están poniendo muy estrictos con los sorteos.

 

“Están monitoreando a todos. Te supervisan y te cancelan los códigos de una sola vez”, contó Valenciano, quien considera que actúan de forma apropiada.

 

A Telepromos, según Valenciano, le desactivaron dos códigos cortos que estaban sin utilizar en este momento, pero que el ICE consideró que incumplían con los requisitos.

 

Por su parte, el gerente de EMS, Roy Solano, aseguró que a su empresa no le desactivaron ningún código y todo estaba acorde a la ley, pero criticó que el ICE desconecte servicios sin el debido proceso, pues él no es el fiscalizador de los sorteos.
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook