Edición Latinoamérica
05 de Agosto de 2021

La norma dictará la fiscalidad, protección a jóvenes y libre establecimiento

La regulación de apuestas online en España podría aplazarse un año más

(España).- Pese a la voluntad política manifestada por el Gobierno de elaborar un proyecto de ley que proporcione una respuesta jurídica a cuestiones del calado de la tributación de los beneficios, la protección a determinados colectivos de jugadores y la libre prestación de servicios en España por parte de empresas de la Europea, la regulación del juego online aún no llega.

L

a Asociación Española de Apostadores por Internet (Aedapi) estima que los beneficios de las empresas que operan en este sector superaron los 200 millones de euros. Esto supone una pérdida de impuestos que podría rondar los 20 millones de euros si se tiene en cuenta que el tipo impositivo para la lotería nacional es del 10%.

En diciembre de 2007, el Congreso de los Diputados aprobó la Ley de Medidas de Impulso a la Sociedad de la Información. Esta norma establecía el compromiso del Gobierno a presentar un proyecto de ley para regular el juego y las apuestas por Internet. Un año después apenas se han producido avances en este sentido. “Desde la aprobación de la Ley en diciembre de 2007 se ha hecho muy poco. Sólo se ha realizado una reunión sectorial de directores de juego de las comunidades autónomas, así como representantes de la Administración”, asegura Sacha Michaud, portavoz de la Aedapi.

En el mes de junio de 2008 se reunió la Comisión Sectorial del Juego, integrada por representantes del Ministerio del Interior, de la Secretaría de Estado de la Sociedad de la Información, de la Agencia Tributaria, del Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado (Onlae) y de las comunidades autónomas. “De esta reunión salió el mandato de que alguien preparara un borrador sobre la nueva ley, pero hasta el momento no se ha hecho nada”, indica Michaud. El encargo para la elaboración de ese texto recayó en los representantes de Onlae. El portavoz de la Aedapi considera que este proyecto de ley no estará concluido hasta el próximo año.

Mientras tanto, el juego online sigue sometido a un vacío legal que mantiene congelados los tres grandes objetivos de la normativa. Entre estos fines se encuentra la regulación de “la responsabilidad de las empresas frente a colectivos que se encuentran desprotegidos, como es el caso de los ludópatas o los menores, según el modelo que existe en otros países, como Reino Unido”.

Los beneficios de los juegos en la Red no se encuentran gravados con impuestos y ése es uno de los objetivos de la nueva legislación. “Lo que se tiene que hacer es regular para que en vez de pagar en el Reino Unido, Austria o Malta, los impuestos se abonen en España. Los miembros de Aedapi están reclamando pagar aquí estos impuestos”, indica el portavoz de la asociación.

En la actualidad, las empresas con sede en el extranjero tributan en su país de origen. En el caso de las británicas, los rendimientos por esta actividad se encuentran sometidos a un gravamen del 15%, además de pagar también el impuesto de sociedades. En la Comunidad de Madrid, los beneficios por el juego online se encuentran sometidos a un impuesto del 10%.

Sacha Michaud asegura que las empresas de juego por Internet no están preocupadas por la intención de la Administración de inundar gasolineras o quioscos de terminales de juegos del Estado online -pretende incrementar de 4.000 a 11.000 los puntos de venta actuales-.

“Las empresas de apuestas por Internet deben ser innovadoras, tener los mejores productos y que el cliente juegue con nosotros. No hay que fijarse tanto en el vecino, sino en lo que hacemos nosotros”, asegura el portavoz de la asociación española.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook