Edición Latinoamérica
22 de Junio de 2021

España

Conei eleva su participación en el casino de Lloret al 70%

(España).- Se realizó un nuevo movimiento accionarial en el Gran Casino Costa Brava, la sociedad titular del nuevo casino de Lloret de Mar (La Selva). El empresario del sector del juego Joan Lao ha reforzado su control al elevar del 55% al 70,02% su participación en la sociedad, que se hizo con la licencia para explotar la sala en octubre de 2006.

L

ao, propietario del Grupo Conei, ya incrementó hasta el 55% su presencia en la empresa a finales de julio, cuando compró todo el paquete accionarial que estaba en manos del Grupo Rodríguez Villar, propietario del barcelonés Bingo Billares. Ahora, Conei ha suscrito el grueso de una ampliación de capital de cinco millones de euros que le ha permitido alcanzar el 70,02%. Tras la operación, el capital social de Gran Casino Costa Brava se sitúa en 20,7 millones de euros.

La nueva inyección de fondos también ha sido suscrita parcialmente por MGA-New Park, otra de las empresas del sector catalán del juego que participa en el proyecto desde el principio. Ahora, MGA (propiedad de la familia Sanahuja) posee el 10%. El resto del accionariado se reparte entre la compañía hotelera Guitart (17,59%) y Grup Binelde (2,39%), presidido por el empresario Xavier González.

Esta configuración accionarial es sustancialmente distinta a la que tenía Gran Casino Costa Brava hace dos años, cuando la Generalitat le adjudicó la licencia para explotar el cuarto casino de Cataluña.

En ese momento en la empresa había un equilibrio de fuerzas, ya que las acciones se repartían al 20% entre cinco socios. Por un lado, estaba el grupo Guitart, que cedió una parte de los jardines del Hotel Monterrey de Lloret para levantar el casino, ahora en obras.

El otro 80% pertenecía al consorcio Atzaria, integrado por cuatro empresas catalanas de juego: Conei, Rodríguez Villar, MGA-New Park y Binelde. El equilibrio entre los socios comenzó a romperse cuando Rodríguez Villar se hizo con el grueso de las acciones de Binelde, y pasó a controlar un 35%.

Tras aprobarse otra ampliación de capital, Rodríguez Villar, que había asumido la presidencia, incrementó aún más su participación, ya que otros de los socios, como Conei, no acudieron a la operación.

Sin embargo, en junio de este año Emilio Rodríguez cambió de estrategia y decidió poner a la venta sus acciones en Gran Casino Costa Brava. El comprador fue Joan Lao, que ahora ostenta la presidencia de la sociedad y el liderazgo del proyecto.

Según fuentes de Conei, tras el paréntesis vacacional, las obras del casino avanzan a buen ritmo y el objetivo es que estén totalmente finalizadas el 1 de noviembre de 2009, justo dentro de doce meses. Si se cumple lo previsto, la nueva sala de juego abrirá sus puertas al público en diciembre del próximo año, lo que implicará el cierre del casino actual, explotado por el Grupo Peralada, propietario también de los casinos de Perelada, Barcelona y Tarragona.

El nuevo casino de Lloret de Mar supondrá una inversión de cuarenta millones de euros. Esta cifra será financiada íntegramente con aportaciones de los socios, ya que la sociedad Gran Casino Costa Brava no ha suscrito ningún tipo de crédito bancario.

En paralelo, el Gran Hotel Monterrey (donde se organizaban las jornadas del Círculo de Economía) ha invertido cerca de 30 millones para transformarse en un establecimiento de cinco estrellas, por lo que la inversión global que recibirá el complejo asciende a 70 millones.

El nuevo casino ha sido diseñado por el estudio de arquitectura b-720, liderado por Fermín Vázquez. La constructora Proinosa es la encargada de ejecutar las obras, que suman una superficie de 25.000 metros cuadrados. Actualmente, ya ha finalizado la parte subterránea del proyecto y se trabaja en la edificación del primer piso. Así, se han construido tres plantas subterráneas de 6.000 metros cuadrados cada una con capacidad para 420 vehículos.

En la planta baja del edificio se instalará la sala principal, que contará con 22 mesas de juego y 150 máquinas de azar. En el primer piso se instalará una sala polivalente y de congresos con capacidad para mil personas. Uno de los elementos más destacados del proyecto es la instalación en la fachada principal de una marquesina iluminada con Leds a través de la que se accederá al complejo.

El nuevo casino empleará a 247 personas y estará dirigido por Victor Tàpies, un profesional que cuenta con más de veinte años de experiencia en el sector. Tàpies, que trabaja ahora codo con codo con el equipo que Conei ha puesto a disposición del proyecto, fue hasta 2002 director de la división de casinos de Cirsa y ha dirigido los casinos de Las Palmas, Marbella y Buenos Aires.

La sociedad Gran Casino Costa Brava se impuso en el concurso convocado por la Generalitat a las ofertas que presentaron Cirsa, el Grupo Peralada (en alianza con Planeta y Godó) y los dueños del Casino de Bilbao.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook