Edición Latinoamérica
20 de Septiembre de 2019

Buenos Aires nuevamente en el ojo de la tormenta

Argentina, una historia de exposiciones y desencuentros

(Argentina).- Otra vez Buenos Aires es noticia: este año, dos exposiciones dedicadas al sector de juego se superpondrán en fechas en esta ciudad, recordando una historia conocida por muchos, con la disputa que en los años 2003 y 2004 dividió a la industria. Yogonet analiza en esta nota el fenómeno ferial porteño, tratando de explicar algo que para muchos es simplemente incomprensible.

L

a historia que todos recuerdan, y que de alguna manera también tiene importancia en esta ocasión, es aquella de los años 2003 y 2004, cuando se organizó una exposición en Buenos Aires, disputando con SAGSE un lugar en el calendario ferial de América Latina.

En esa ocasión, una serie de empresas argentinas agrupadas inicialmente por Monografie crearon la CAIJA (Cámara Argentina de la Industria de los Juegos de Azar), entidad que unió a gran parte de los fabricantes y proveedores nacionales, y que apoyó incondicionalmente la realización de SAGSE, fortaleciendo la ya importante presencia que tenía esta tradicional feria, tanto para Argentina como para toda la región.

Los años pasaron, SAGSE logró convalidarse como la gran exposición para la región, y CAIJA creció en asociados y presencia.

Pero la historia parece repetirse, y el 2008 trae nuevamente enfrentamientos a escena, en este caso entre la empresa Monografie (liderada por Giorgio Gennari Litta y organizadora de SAGSE en Buenos Aires y Panamá) y la nueva conducción de la CAIJA, hoy liderada por Daniel Gallimberti.

Según fuentes de ambas partes, la diferencia radica en que la CAIJA solicitó hace un tiempo un mayor apoyo por parte de SAGSE a los fabricantes locales, ya que los expositores pertenecientes a la cámara esperaban que la feria porteña les ofreciese mejores condiciones para exponer, teniendo en cuenta el apoyo brindado desde siempre al evento.

Las partes no pudieron ponerse de acuerdo a la hora de los números finales y la Cámara decidió organizar su espacio propio, inicialmente buscando hacerlo dentro de SAGSE, en un pabellón paralelo a la feria. Pero esa idea tampoco tuvo oportunidad de concretarse, nuevamente por diferencias económicas, y finalmente la CAIJA decidió alejarse de la feria, para abrir su propia exposición en Parque Norte. Hasta aquí es sólo una diferencia que no debería pasar a mayores, pero las cosas comenzaron a ponerse más difíciles con el correr de los días.

El primer inconveniente llegó de la mano de las fechas: ExpoCAIJA se realizará en Parque Norte del 13 al 15 de octubre, misma fecha que SAGSE, lo que abrió el enfrentamiento entre las partes.

La decisión fue criticada por algunos (al entender que era un claro desafío hacia SAGSE) y apoyada por otros (que hablaron de la indiferencia de Monografie ante sus reclamos), pero lo cierto es que la agenda fue el punto de partida de un alejamiento definitivo entre SAGSE y CAIJA.

El retiro de la empresa organizadora de SAGSE de la cámara fue el segundo escalón en esta batalla, y posteriormente una serie de cartas abiertas, declaraciones, denuncias, amenazas con acciones legales, cruces y hasta la disputa por el nombre de la cámara, elevaron el tono de las conversaciones, llegando a la candente situación actual: relaciones irreconciliables y un enfrentamiento tan abierto y frontal, que incluso supera al que vivimos en Buenos Aires años atrás.

Lamentablemente, Yogonet no ha podido ofrecer la totalidad de la información de esta disputa de forma diaria, debido a los problemas técnicos que hemos enfrentado en los últimos días y que son de público conocimiento, pero no podíamos dejar de recorrer en esta nota los acontecimientos, ni dejar en claro nuestra posición. Por ello, dejamos copia de cada una de las cartas enviadas por ambas partes, para su información:

Carta abierta de SAGSE

Carta abierta de CAIJA

Si bien ambas partes tienen sus razones para defender sus decisiones, y la libertad de llevar adelante sus políticas de forma independiente, cabe aclarar que en este tema se mezclan intereses que opacan la realización de ambos eventos y que deslucen la realización de una cita internacional de primer nivel en Buenos Aires, dividiendo a la industria.

Resta esperar que el entendimiento finalmente acorte las diferencias (aunque hoy parece imposible por la distancia entre ambas posiciones) y que, tanto la industria nacional como la internacional, encuentren en Buenos Aires en un futuro cercano un único espacio de exposición: plural, abierto, libre, competitivo, profesional e inteligente.

Esto beneficiará a un sector económico que crece día a día, y que luego de un largo camino, se posicionaba como un referente para América Latina. Hasta entonces, es importante que la evolución del conflicto no trascienda los límites naturales, ni ponga entre la espada y la pared a empresas expositoras nacionales e internacionales o medios de comunicación del sector, para que el conflicto no se polarice definitivamente. La industria es una sola, y en términos de libertad de elección es cómo debe entenderse el futuro de la misma y los negocios de cada uno de sus integrantes.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook