Edición Latinoamérica
10 de Agosto de 2020

Entrevista al alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot Saadi

"Yo ataco a los casinos, quiero que se vayan todos"

(Ecuador).- El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, aclaró su posición personal sobre el funcionamiento de los casinos en la ciudad. Afirmó que el objetivo de hacer una encuesta es combatir “los monopolios de un grupo dirigido por el señor Romero. Cada vez que hay competencia, hay problemas; entonces, como yo soy de los que creo en la competencia, no puede decirse que el casino que está fuera del hotel en tal parte es bueno, pero el de la competencia es malo”.

E

l problema de fondo es debatir si los juegos de azar son buenos o malos para la ciudad, expresó.

“Si usted me pregunta mi opinión, yo estoy en contra de ese casino (el del Malecón) y de los demás, estoy en contra de todos los casinos, del que se está construyendo y de los que están construidos”.

Con esta declaración, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, expuso ayer su opinión personal respecto a los juegos de azar y aseguró que la concesión que la Fundación Malecón 2000 firmó con la compañía Tesupe S.A. para la construcción de un casino en el malecón Simón Bolívar fue legal.

El funcionario explicó que ese documento se firmó en base a la Ley de Turismo del 2002 y al Reglamento General de Actividades Turísticas del 2004, en las que no se menciona la ubicación de los casinos.

Respecto al argumento del Ministerio de Turismo, que asegura que el reglamento del 17 de diciembre del 2002 dispone que los casinos solo deben funcionar en hoteles aún regía en el 2004, Nebot dijo: “Que muestren dónde dice que está vigente esa disposición en la ley del 2002. En derecho público solo existe lo que la Ley prevé. En derecho privado rige hasta lo no prohibido; en derecho público, si no existe la norma expresa, no hay disposición”.

Aclaró, además, que el Municipio sólo dio el permiso de construcción de la obra, no el de funcionamiento, que le corresponde al ente de Turismo.

Al ser entrevista, el funcionario identificó al grupo que, según dijo, monopoliza los casinos en la ciudad. “El monopolio y el oligopolio están prohibidos por la Constitución. Aquí hay un grupo que maneja monopólica y oligopólicamente los casinos”, refiriéndose al grupo de Santiago Romero.

¿Usted tiene pruebas de que el señor Romero maneja varios casinos en la ciudad? Porque según la Subsecretaría de Turismo, de acuerdo a los registros, sólo maneja uno.

Eso lo sabe todo Guayaquil. Que si está dividido en compañías o no, eso es otra cosa. Todo Guayaquil sabe el asunto, no nos engañemos en esas cosas.

Usted está siendo cuestionado por su defensa al casino...

Perdón, ¿defensa al casino? Yo ataco a los casinos, yo no defiendo ningún casino. Yo quiero que se vayan todos, esa es mi opinión personal, incluyendo el que se está construyendo. Una cosa es que legalmente, si no se ha cuestionado a los casinos, yo tenga que, mientras se cumpla con la Ley, permitirlos. Y ojalá el pueblo esté de acuerdo con eso, para que se vayan todos; esa es mi opinión.

¿Y qué se va a consultar?

Vamos a indagar qué quiere la gente, que las cosas sigan como están, con competencia, porque no pueden seguir siendo monopólicas. O a lo mejor la gente quiera que los casinos y el juego salgan de la zona regenerada, o dice “no queremos juegos en esta ciudad”.

¿Las salas de juego también se incluirán en la encuesta?

No pues, también, imagínese si los casinos son malos, qué serán esos garitos que están por toda la ciudad, esas salas de juego, ninguna autorizada por el Municipio.

Pero la Subsecretaría de Turismo dice que funcionan gracias al permiso de uso de suelo que da el Municipio...

Eso es una acepción abstracta que permite la actividad como distracción.

¿Cuál será la ordenanza?

Lo que voy a hacer es proponerle al Concejo que hagamos, a través de una ordenanza, regular el uso de suelo, restringiéndolo, prohibiéndolo o manteniéndolo.

¿Y la sala de juego que está en la Terminal Terrestre?

Tampoco debe estar ahí. También se va a consultar eso. Perdón, si el concepto es que no haya juego o que el juego se restrinja en ciertas áreas, tampoco debe haber salas de juego. Por mí no debe haber salas de juego en ninguna parte, y ojalá el pueblo también piense así.

Finalmente, dijo que el problema de fondo es que no se puede defender a unos casinos y atacar a otros.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook