México

Es incierto el destino del hipódromo de Ciudad Juárez y sus empleados

13-03-2008
Tiempo de lectura 1:25 min

Las pocas actividades que se realizan son las clases de golf que imparte la escuela de Francisco Aguiñera, la renta del estacionamiento a vendedores de autos usados y eventualmente carrera de caballos que deberían realizarse periódicamente, señaló personal de ese establecimiento.

Las maquinas tragamonedas, que también representaban un atractivo, fueron embargadas en dos ocasiones, primero por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JCyA) y posteriormente por el SAT, dependencia que finalmente las aseguró para garantizar el pago de 70 millones de pesos de un adeudo fiscal y multas acumuladas.

La JCyA había embargado ese mismo equipo en los primeros meses del año pasado para garantizar los salarios no pagados desde octubre del 2006 a unos 34 empleados que tiene el Hipódromo.

Ese personal es el que queda después de haber tenido una plantilla laboral de 300 empleados que fueron despedidos en su mayoría, de acuerdo con datos periodísticos.

A esos conflictos se le suma el reclamo que mantenía la Secretaría de la Función Pública desde hace dos años para obligar al empresario José María Guardia y su empresa Cesta Punta Deportes a devolver las instalaciones del Hipódromo al Gobierno Federal.

El argumento de la SFP era el deterioro que tiene el inmueble al habérsele dado usos diferentes a los que tiene asignados, entre ellos la operación de campos de golf. Sin embargo, un juez federal de la ciudad de México falló a favor de Cesta Punta Deportes aunque la dependencia federal se inconformó y el caso será resuelto en forma definitiva por un tribunal unitario. Para los empleados, el fallo en una primera instancia a favor de José María Guardia que le permite conservar el Hipódromo, no les da ninguna esperanza de que ese negocio se reactive y que ellos vuelvan a trabajar normalmente.

Desde octubre de 2006, los 32 empleados del Hipódromo que están sindicalizados, mantienen un emplazamiento a huelga a la empresa Cesta Punta Deportes.

Desde entonces para sobrevivir y obtener el sustento para sus familias cobran 15 pesos por cada vehículo que entra al estacionamiento del lugar a personas que van a jugar o aprender golf. También de los eventos que realizan en el lugar los vendedores de carros usados.

Temas relacionados:
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS