Edición Latinoamérica
12 de Agosto de 2020

Sólo otorgarán nuevas licencias si cierra algun local actual

España: fijan un tope de salas de slots en Cataluña

(España).- El Gobierno catalán aprobó ayer en su reunión semanal, la limitación del número de salones de juego, aquellos que explotan máquinas recreativas con premio, a 125 locales. El límite coincide con el número de locales que hoy día existen en Cataluña.

L

a decisión no toma por sorpresa al sector. En 2005, la Generalitat decretó una moratoria de tres años en los que no se ha podido abrir ningún salón de estas características. La medida tenía como finalidad verificar la incidencia social y la repercusión de las máquinas especiales de tipo B en el propio sector.

Vencido el plazo de la moratoria, y después del análisis hecho por la Dirección General de Juegos y Espectáculos, que depende de la Conselleria d'Interior, el Govern elevó a definitivo el número actual de espacios.

En el mismo paquete de decretos de 2005, en que se incluyó la moratoria, el Govern también aprobó la creación de un nuevo tipo de tragamonedas con premio: la B especial, que admite la realización de hasta cinco partidas simultáneas y la interconexión entre distintas máquinas para incrementar el premio a los 1.800 euros. Estas tragamonedas sólo pueden instalarse en salones de juego, bingos y casinos.

Las de tipo B tradicional, que admiten un máximo de tres partidas simultáneas, también se pueden interconectar con otras instaladas en el mismo local, y en ese caso el premio máximo es de 400 euros. Asimismo, cabe la posibilidad de colocarlas en los bares, pero en este caso sin interconexión.

El nuevo reglamento autoriza también a que esas máquinas usen el soporte de video, en lugar del tradicional rodillo, con lo que la oferta de juego es gráficamente mucho más atractiva.

La limitación del número de salones de juego en Cataluña forma parte del programa Juego Responsable de Interior, que trata de impulsar medidas de prevención, atención y sensibilización ante la ludopatía, no solo en la Administración, sino también entre las empresas del sector.

En esta línea, previamente, ya se han limitado a cuatro el número de casinos que puede haber en Cataluña, y el de bingos, a 75. En cuanto a los salones, el decreto señala que si uno de los establecimientos autorizados cierra las puertas, se permitirá la apertura de otro nuevo. Aunque, eso sí, para ello deberá cumplir los exigentes requisitos.

De los 125 salones recreativos que hay en la actualidad, más de la mitad se encuentran en el continuo urbano de Barcelona (municipio central y su primera corona) y hasta 100 si se añade también la segunda corona, es decir, en los límites de la región metropolitana. Según fuentes de la conselleria consultadas por este diario, el desequilibrio territorial actual -y que ahora adquiere rango de casi perenne- es el que ha fijado el mercado y, no siendo una materia de primera necesidad, el Govern no piensa en hacer llegar estos salones a las zonas que, hasta ahora, no disponen de uno en sus calles.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook