Edición Latinoamérica
22 de Octubre de 2020

Zaragoza, España

Gran Scala rompe la negociación para adquirir los suelos y busca alternativas en la comarca

(España).- El consejo de administración de ILD, promotora del complejo de ocio y casinos Gran Scala, decidió romper las negociaciones con los propietarios de unos terrenos en Villanueva de Sijena, la opción hasta ahora más viable, y empezar a estudiar otras alternativas dentro de la comarca de los Monegros.

T

ras la reunión del pasado martes entre directivos de ILD y propietarios de la zona, en concreto con los de una gran finca conocida como "El Sisallar" en el término municipal de Villanueva de Sijena, fuentes de la negociación indicaron que el resultado fue "decepcionante". Afirmaron que algún propietario de la zona, hasta ahora la que tenía más opciones, llegó a pedir más de 15.000 euros por hectárea, una cifra inalcanzable para los promotores.

Las citadas fuentes explicaron que ILD no está dispuesto a pagar más de nueve millones de euros por unas 3.000 hectáreas de terreno en la zona. En un principio se había previsto unas 2.500, pero ahora se quiere disponer de más suelo. No se descarta incluso llegar a las 4.000 hectáreas.

El precio por hectárea se situaría en el entorno de los 3.000 euros, cantidad que según ILD es muy superior al que tienen los terrenos de secano (unos 700 euros por cada 10.000 metros cuadrados). No obstante, fuentes consultadas precisaron que algunos propietarios esgrimieron que ellos compraron sus fincas hace años precisamente al precio que ofrece ahora ILD.

Los dueños de los suelos de "El Sisallar" elevaron sus pretensiones hasta los 10.000 o 12.000 euros, aunque fuentes consultadas indicaron que alguno de los propietarios llegó a exigir más de 15.000 euros por hectárea. Con estas cantidades, el valor total del suelo se elevaría por encima de los 45 millones de euros.

Entre los propietarios de los terrenos de "El Sisallar" figuran algunas empresas constructoras (Gestesa y Sorigué), que reclamaron, además del pago en metálico por el suelo, contratos para los movimientos de tierra o la ejecución de edificios o infraestructuras. ILD se negó en redondo y se mostró dispuesto a conceder unos "bonus" o algún tipo de participación en los aprovechamientos de Gran Scala. Pero tampoco de este modo se lograron acercar posturas.

Tras el fiasco de la negociación de los suelos de "El Sisallar", fuentes de la DGA confirmaron las diferencias entre las dos partes, pero pidieron "prudencia" y confiaron en que finalmente se produzca un acuerdo. Informaron de que ayer se produjo una nueva reunión con propietarios de otra zona de los Monegros, en concreto la de las alternativas situadas en el entorno de Castejón de Monegros, Valfarta, La Almolda y Sena.

A este encuentro, que se desarrolló en la sede del Gobierno de Aragón, no acudieron los máximos responsables de ILD, como el pasado martes. En el encuentro participaron representantes de la DGA, del Ayuntamiento de Castejón de Monegros y varios propietarios de la zona, todos ellos empresarios agropecuarios.

Fuentes de la reunión indicaron que no se llegó a hablar de dinero, sino que se sondeó la disponibilidad para la venta. Añadieron que el resultado de la reunión fue "positivo", pero que hasta que los propietarios del suelo y los promotores de Gran Scala no se encuentren cara a cara, no se puede avanzar mucho más.

Además del entorno de Castejón, ante los problemas que están encontrando ILD, se está valorando incluso la posibilidad de llevar las instalaciones al sur de la autopista AP-2, en el entorno de Bujaraloz y Peñalba, pese a que esos suelos son de regadío y, por lo tanto, más caros.

A las dificultades para conseguir los terrenos, se están sumando los ofrecimientos por parte de otros lugares fuera de la Comunidad para llevarse el complejo. En concreto, Andalucía y Lisboa estarían dispuestos a pujar por Gran Scala. La DGA indicó que "se sigue negociando" en otras alternativas al margen de la de Villanueva de Sijena. "Hay aún otras dos opciones", dijo un portavoz de la DGA. A la pregunta de si Gran Scala está en riesgo, respondió: "Esperamos que no".

Mientras proseguían los contactos, arreciaron las críticas tanto de IU como de la Asociación Aragonesa de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Azajer). La formación de izquierdas solicitó una reunión con el Justicia de Aragón al objeto de denunciar "la sumisión de la DGA ante el proyecto Gran Scala".

"Es una auténtica vergüenza que, en la propia sede del Gobierno, Biel, Aliaga y Trillo actúen como intermediarios inmobiliarios con la promotora del macrocomplejo de ocio, juego y relax", señaló el portavoz parlamentario, Adolfo Barrena, que calificó de "preocupantes los intentos de legislar a la carta".

Por su parte, Azajer mostró su "estupor" ante las declaraciones del vicepresidente de la DGA, José Ángel Biel, "a propósito de la posibilidad de que Gran Scala quede, literalmente, fuera de la Ley del Juego".

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook