Edición Latinoamérica
21 de Junio de 2021

Chile

Los interesados en los nuevos casinos empiezan a planear sus propuestas

(Chile).- Con el anuncio de la Superintendencia de Casinos acerca del comienzo del nuevo proceso de licitación de casino, la carrera empezó para las empresas interesadas. En esta segunda oleada de inversiones de casinos ya se barajan ciudades como Chiloé, Puyehue, Coyhaique e incluso Ovalle.

A

unque esta vez los grupos son más cautelosos a la hora de decir dónde y cuál será el monto destinado para estas nuevas inversiones, lo cierto es que ya hay indicios claros de quiénes se están preparando para la competencia.

Uno de ellos es el grupo Pacífico Sur, vinculado a la familia Fischer, la que recién en febrero va a tener mayores definiciones acerca de las características del proyecto a presentar, pero desde ya, aseguran, “de todas maneras volverán a presentar el proyecto de casino para Coyhaique”. Esta localidad tiene un significado especial para los hermanos Humberto y Claudio Fischer, quienes en la licitación anterior tuvieron que desistir debido a que no alcanzaron a realizar las modificaciones necesarias al proyecto turístico que involucraba. Ahora van por la revancha.

Por otra parte, está el grupo Valmar, que en sociedad con Clairvest hoy cuenta con un proyecto en ejecución en Talcahuano, y ya está estudiando los antecedentes para presentarse a la próxima licitación. Aunque todavía no definen la plaza, el gerente general del Casinos Valmar, Juan Ignacio Ugarte, comentó que no descartan ir por las tres localidades en juego, aprovechando las economías de escala, pero en cualquier caso lo definirán el próximo 20 de enero. “Estamos estudiando las localidades y analizando la rentabilidad de los proyectos. Hay que tener muy claro este tema para que la inversión valga la pena”, precisó Ugarte.

El ejecutivo agregó que de ir en esta carrera, la idea es continuar de la mano de sus socios, la firma de origen canadiense Clairvest, aunque por el momento prefiere no aventurarse sobre el o los lugares donde evalúan ingresar.

Quien también avanza a buen tranco en esta licitación es el grupo Polaris, formado por la asociación entre José Manuel Urenda y Casinos Austria. Uno de sus directores aseguró que están “muy interesados” en participar de esta licitación. “Sólo estamos a la espera de la respuesta de nuestros socios (Casinos Austria), quienes en todo caso desde el primer momento siempre se han mostrado muy abiertos a participar en todos los proyectos que sean de su giro, como es el caso de esta licitación”, confirmaron al interior de la firma.

De cualquier forma, el interés de este grupo es a firme. De hecho, la próxima semana el gerente general de Casino de Los Angeles, Roberto García, se reunirá con el superintendente de Casinos, Francisco Javier Leiva, encuentro en que -se estima- también habrá un espacio para conversar acerca del nuevo proceso. No obstante, la reunión está fijada para conversar sobre la entrega de permisos y la apertura del casino de Los Angeles.

Otro grupo que sí se reunió con el superintendente para hablar específicamente del nuevo proceso de permisos de operación es el del casino de Iquique -vinculado a un fondo de inversión de Citicorp-. Su gerente general, Claudio Tessada, participó de una audiencia con la autoridad del ramo para precisar mayores antecedentes de este nuevo proceso. Entre otros temas, trascendió que en la reunión abordaron la metodología de evaluación de proyectos de casinos.

Uno de los grupos que no podía faltar en esta pasada es Enjoy, de la familia Martínez, que pese a los problemas surgidos a raíz del incendio del casino de Pucón y la decisión de terminar con el acuerdo que tenían con la familia Fischer para ingresar a la propiedad de los casinos de estos últimos, se inclinan por avanzar en este nuevo proceso. La idea es nuevamente ir por Chiloé, plaza por la que participaron en la licitación anterior y que finalmente no se adjudicaron.

Aunque los ejecutivos chilenos del grupo Internacional Group of Gaming & Resorts (IGGR) señalaron que por el momento se van a dedicar al proyecto de San Francisco de Mostazal, el director para América Latina de IGGR, Renaud Dugert señaló que es una decisión que “todavía están evaluando y que no está dicha la última palabra”, por lo que no sería una sorpresa que en los próximos días presenten alguna propuesta.

Aunque uno de los lugares que todos mencionan como una plaza atractiva es Puyehue, donde la familia Schiess tiene su hotel Termas de Puyehue, en el conglomerado de origen alemán descartaron de plano la opción de ir por los casinos. En todo caso, la localidad no deja de ser atractiva para la llegada de nuevos actores, los que han manifestado que sería una de las opciones más interesantes de la zona sur.

Junto a Schiess, otros que descartaron ir en esta segunda oleada de inversión es Eduardo Matte, propietario de Haras de Pique, que en la anterior licitación presentó junto a Cirsa siete proyectos, todos los cuales fueron desechados. Eduardo Matte (hijo), señaló que a pesar de que en este proceso no participarán, no descartan futuras asociaciones en proyectos que estén en marcha, sin precisar si están negociando el ingreso a algún grupo en particular.

Ivisa por su parte, también dijo “paso” en esta oportunidad, señalando que su foco este año es avanzar en su proyecto ubicado en San Antonio, el que pretende ampliar a más de 60 mil m2, con una inversión de U$S 40 millones.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook