Edición Latinoamérica
20 de Septiembre de 2019

El hipódromo se encuentra inactivo desde hace más de un año

Argentina: confirman la liquidación del Jockey Club Mar del Plata

(Argentina).- El juez en lo Civil y Comercial a cargo del Juzgado Nº 2, doctor Víctor Scoccimarro, resolvió que se proceda a la liquidación del Jockey Club Mar del Plata. El hipódromo se encuentra inactivo desde hace más de un año y la agencia de apuestas aún sigue operando, pero se espera que en pocos días más se proceda a colocar la faja de clausura.

E

l oficio y su comunicación quedaron instalados en la “Mesa de Entrada Virtual” de donde se tomó conocimiento y se extractó el contenido siguiente: “Atento lo dispuesto en el auto de quiebra de fecha 05.02.02, lo resuelto por el suscripto a fs. 768/773, 774/780, y por la Excma. Cámara a fs. 7132/7145 y 7261/7264, el tiempo transcurrido sin que se hubiese efectuado presentación alguna tendiente a concluir el presente trámite falencial tal como se informara en la audiencia celebrada con fecha 09.08.07 en los autos Jockey Club Mar del Plata s/ Quiebra s/ incidente de Administración y Pago de Fondos Post - falenciales (Expte. 112739), de lo que da cuenta la sindicatura en primera audiencia de fecha 19.11.07 y el pedido de liquidación del activo falencial solicitada por el Dr. Scarimbolo en su presentaciones de fecha 11.09.07 y 14.11.07 en los autos Jockey Club Mar del Plata s/ incidentes de Concursos y Quiebras (sede social), Expte. 114206 y Jockey Club Mar del Plata s/ incidente de Concursos y Quiebras (hipódromo), Expte. 114207, sin perjuicio de lo ordenado a fs. 7376 y de lo manifestado por el órgano sindical en cuanto a la aclaratoria que interpusiera contra la resolución de la Excma. Cámara de Apelaciones de fs. 7261/7264 de fecha 27.09.07, proceda la sindicatura en forma inmediata a la clausura del establecimiento de la fallida y a la realización de los bienes que integran su patrimonio. (arts. 88 inc. 9, 109, 203, y sgtes., 254, 273, 274, 275 y concdtes. Ley 24.522)”.

La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial confirmó la decisión de primera instancia, por la que el 5 de febrero de 2002 decretó la quiebra del Jockey Club Mar del Plata. También, rechazó la posibilidad de aplicar la Ley 25.284, que establece un “Régimen especial de administración de las entidades deportivas con dificultades económicas” para que la entidad pueda continuar operando, al señalar que no alcanza que cuenta con un equipo de rugby, por el que no se obtiene ningún ingreso económico.

Por otra parte, el proceso de liquidación duraría bastante tiempo, dado que todavía la Cámara no determinó si la futura subasta se realizará total o por bloque, ya que la sede social de la calle Salta y Brown se encuentra unida por varias parcelas, además de las 64 hectáreas del ex complejo hipódromo y varios lotes que aún posee en los barrios “Stud”, “La Herradura” y “San Jorge”.

En cuanto al monto del pasivo total, no se especifica concretamente sobre cuál es, teniendo en cuenta los rubros que hay que sumar para determinar la cifra final. Sin embargo, se estima que pudiera alcanzar a un monto superior a los 8 millones de pesos (U$S 2.534.035).

Los contratos para la comercialización de apuestas mutuas que otorga el Instituto Provincial de Lotería y Casinos para los hipódromos Argentino, La Plata y San Isidro se encuentran vencidos.

En su momento el fallo de la Cámara puso de relieve que “tal explotación resulta inviable al tener en cuenta que tanto el contrato de la agencia hípica como el de la concesión del buffet fueron resueltos con la declaración de la quiebra”.

Una de las objeciones más importantes realizadas por los jueces está referida a la aplicación de la mentada Ley 25.284. Dijeron que “se aplicará siempre que existiera patrimonio suficiente para continuar la explotación de una institución. Pero -acotaron- no se puede aplicar porque la fallida no es una entidad deportiva a pesar de que cuenta con un equipo de rugby propio, ya que esta actividad no genera ningún tipo de ingreso al ente social”.

“La finalidad de esta ley no fue la de salvaguardar los intereses de una asociación que propende a la explotación del negocio del juego turfista, sino la de los clubes de fútbol”, aclararon.

La actividad hípica se paralizó en marzo del año 2006 debido a las complicaciones que derivó la quiebra. Si bien el hipódromo estaba beneficiado por la “Ley del Turf” gracias al subsidio que aportaba el IPLyC fue imposible continuar con la actividad a raíz de las serias objeciones por parte del abogado demandante.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook