Edición Latinoamérica
08 de Agosto de 2020

Declaraciones de Augusto Paulet Días, director de autorización y requisitos del MINCETUR

"Queremos que la ley de formalización sea un éxito y que la actividad recupere el prestigio perdido"

(Perú, exclusivo Yogonet.com).- Con un auditorio casi colmado, Augusto Paulet Días, director de autorización y requisitos del MINCETUR, fue el encargado de llevar a cabo al charla “Homologación: pasos a seguir”, en la cual explicó el proceso que se debe realizar para conseguir la autorización y registro de máquinas tragamonedas y memorias de sólo lectura.

A

ntes de que las puertas del Perú Gaming Show fueran abiertas al público en general en su segunda jornada, a las 13 hs, fue realizada la conferencia “Homologación: pasos a seguir”, a cargo de Augusto Paulet Días, director de autorización y requisitos del MINCETUR, quien comenzó su charla asegurando que la fiscalización que se está realizando en las distintas salas peruanas “es la única forma de enterarnos de las características de las máquinas y su funcionamiento”.

Por otra parte, dio datos exactos del sector en el Perú, como ser que operan 771 salas de juego a nivel nacional y que el 30% del parque de tragamonedas no tienen autorización. “Esto es preocupante porque lo que queremos formalizar la situación en Perú”, aseguró Paulet Días, luego de dar a conocer que en el país hay 60 mil máquinas aproximadamente en explotación, de las cuales 20 mil aún carecen de autorización y registro.

“El problema del MINCETUR a lo largo de los años han sido las normas, que son cambiantes. Queremos que la ley de formalización sea un éxito y que la actividad recupere el prestigio que ahora no tiene”, aseguró el director de autorización y requisitos del MINCETUR.

Entre los objetivos directos del MINCETUR se encuentran el de verificar la observancia de los requisitos técnicos exigibles a las máquinas tragamonedas y programas de juegos, a fin de garantizar su adecuado funcionamiento y la observancia del porcentaje de retorno establecido en la ley; establecer un estándar técnico, que permita uniformizar la explotación de máquinas tragamonedas en el país, y establecer un determinado nivel de calidad en sus prestaciones; y garantizar al usuario la transparencia en el desarrollo del juego y la imposibilidad que se produzca cualquier tipo de manipulación o alteración y que el porcentaje de retorno del programa de juego dependa exclusivamente del azar.

Por otra parte, dio a conocer que el principal de los objetivos indirectos es la protección del derecho de propiedad intelectual.

Para finalizar, Augusto Paulet Días aseguró: “La solución pasa por el acuerdo entre operadores y fabricantes, además de la apertura que quieran tener los operadores con respecto al tema”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook