Edición Latinoamérica
11 de Julio de 2020

Juan Manuel Abolafio, consejero y director de Servicios Generales

"El cierre del Gran Casino del Aljarafe se podría haber evitado"

(España).- La sala de juegos del Gran Casino Aljarafe fue cerrada al público hasta que se designe a la empresa adjudicataria del nuevo concurso convocado. Casi una semana después de finalizar el plazo para presentar las ofertas, la única fue la de la actual empresa que gestiona el casino. La dirección del complejo mantiene la esperanza de que en septiembre, cuando se falle el concurso, la actividad se retome sin problemas.

F

uentes del casino anunciaron que, aunque las salas de juego cerraron definitivamente a las seis de la madrugada del sábado pasado, los restaurantes y las salas de fiestas mantendrán su actividad hasta que se resuelva la situación.

El cierre se ha efectuado después de que la Junta General Extraordinaria de la entidad decidiera presentarse a la nueva convocatoria oficial hecha por la Consejería de Gobernación de la Junta en el mes de junio.

Los sindicatos y la empresa acordaron, para el periodo de inactividad que ha comenzado, que los empleados perciban un complemento a su prestación por desempleo, para que mantengan su salario actual. Juan Manuel Abolafio, consejero y director de Servicios Generales, habló al respecto.

¿Cómo se ha afrontado el cierre del casino?

Como una cuestión inevitable a la vista de la situación jurídica creada, pero también con el optimismo y la esperanza de que consigamos ganar este nuevo concurso.

¿Qué oferta ha presentado Gran Casino Aljarafe?

Básicamente lo que hemos hecho es presentar el mismo proyecto, que es una realidad con voluntad de continuidad.

¿Creen que ante esta situación el jurado puede ser más sensible?

Quien tiene que decidir deberá tener en cuenta cómo ha funcionado durante este año y medio donde no ha habido ningún problema y se ha demostrado la profesionalidad. Se ha cumplido absolutamente la legalidad en todos los sentidos.

¿Tienen información de las ofertas que se han presentado?

Las noticias que nosotros tenemos es que de momento no hay ninguna más y el plazo finalizó el lunes. Pero en cualquier sitio que haya registro de la administración se puede presentar, eso hace que a lo mejor durante una semana no se tenga la seguridad absoluta de que la nuestra es la única oferta.

¿Considera entonces que el cierre se podría haber evitado?

En términos prácticos se podría haber evitado, pero si el tribunal que ha dictado sentencia dice que para que la ejecución sea correcta tiene que ser así, no hay más remedio que acatarlo aunque no lo compartamos.

¿En algún momento pensaron que se podía llegar a esta situación?

Entraba dentro de lo posible. Siempre había habido unas declaraciones públicas de asegurar la continuidad de la actividad mientras que no se resolviera un eventual nuevo concurso público, pero una cosa son las voluntades políticas y otras que cuando un tribunal dicta una sentencia, al final hay que acatarla y quizá lo mejor que haya pasado es que se ejecute de verdad la sentencia y se abra una nueva etapa sin más problemas de tipo jurídico.

Si la empresa Gran Casino Aljarafe vuelve a ganar, ¿cuándo comenzaría de nuevo la actividad de juego?

Hay unos trámites que están estipulados en el reglamento de casinos de juegos de Andalucía pero que, llevados con rapidez, puede hacer que después de la adjudicación se tarden de cuatro a seis días en abrir.

Se cierra también una puerta de trabajo a 127 personas...

Sí, hemos llegado a una solución acordada con ellos y los sindicatos por la que realmente van a sufrir poco o casi nada las consecuencias del cese de la actividad.

En este tiempo se ha posicionado el casino entre los cinco mejores de España en cuanto a volumen de negocio, ¿cuánto dinero se ha movido?

Cuando se habla de los volúmenes de negocio en los casinos en general hay cierta confusión por una cosa. Una cosa es el dinero que se mueve porque la gente lo apuesta en las mesas y unos ganan, otros pierden y ese dinero va cambiando de bolsillo, una parte se va quedando en el casino y eso es alrededor del 18%. El resto, lo que está es cambiando de bolsillo. Hay uno que está perdiendo pero otro está ganando y en términos de cuánto dinero se ha movido, estaríamos hablando de 80 millones en estos 16 meses. Realmente podría haber sido más si durante este tiempo las circunstancias hubieran sido normales y hubiéramos podido desarrollar una actividad comercial con normalidad, pero con todos los problemas que había, hemos tenido que mantener un perfil bajo.

¿Hasta dónde se podría haber llegado?

Un 30 o 40% más no hubiera sido nada anormal.

¿Podría destacar alguna anécdota de todo este tiempo?

Hay una cosa que a lo mejor no entra dentro de lo que la gente piensa sobre la función de un casino. Pero en este caso se han entregado 300.000 euros al cardenal para el taller de restauración de la Catedral.

Durante este tiempo se han dado premios importantes, ¿cómo se vive ese momento?

Eso depende de la persona que lo recibe y de cuál es su habitualidad o no de jugarse cantidades importantes de dinero. Por supuesto que en cualquier caso la gente se pone absolutamente eufórica. En el caso de la persona que se llevó más de 400.000 euros fue en la ruleta francesa. Era un hombre que estaba acostumbrado a jugar en casinos pero no era cliente de este. En este caso este jugador no quería que hubiese revuelos a su alrededor. En otros casos ocurre justamente lo contrario.

¿Cuál ha sido el mayor atractivo del casino?

Creo que es el conjunto, que no sólo es un sitio para jugar, aunque también lo es, pero hay una oferta muy variada. Creo que estamos dando una gran calidad en la oferta gastronómica. De hecho, el restaurante japonés es un referente en Sevilla. La gente puede venir a hacer distintas cosas, es la mayor garantía de éxito del casino. Además en las condiciones de seguridad, comodidad, que se desarrolla toda la actividad.

Y hasta se han celebrado bodas...

Se han celebrado bodas, bautizos y alguna primera comunión. Con el tema de las bodas empezamos tarde. Se habrán celebrado dos o tres y ya hay cuatro confirmadas.

El viernes a las seis de la mañana se cerró la sala y ¿qué ocurrió dentro?

Todo se guarda, se asegura el modo de custodia y el resto fue como siempre, con la diferencia de que la sala de máquinas y juegos no se abrirá como habitualmente.

¿La escuela de crupieres va a seguir funcionando?

Sí, el último grupo ya estaba en la segunda parte de la formación, en la práctica. Pero ahora vamos a aprovechar este tiempo para ir formándolos en más juegos.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook