Edición Latinoamérica
13 de Agosto de 2020

A pesar del pedido de la Cavebin

Venezuela: Seniat descarta reducir los impuestos a los juegos de azar

(Venezuela).- El superintendente nacional tributario, José Gregorio Vielma Mora, descartó en lo inmediato la reducción o modificación de las alícuotas contempladas en la nueva Ley de Impuestos de Envite y Azar, aunque esa fue una de las peticiones realizadas ayer por los directivos de la Cámara Venezolana de Bingos (Cavebin).

E

n el marco de la I Jornada Internacional de las Administraciones Aduaneras y Tributarias bajo la Perspectiva del Mercosur, que se llevan a cabo en Puerto La Cruz, Vielma Mora hizo un aparte para evaluar junto a los dueños de bingos y casinos la reducción en la recaudación.

 

Tomando como referencia los últimos 50 meses, dijo que los primeros 47 fueron excelentes, porque las casas de juego cumplieron con del pago de los impuestos.

 

“En los meses de mayo, junio y julio ha habido una merma importante que no se puede explicar. Por ello queremos transmitirle esperanza, que trabajemos unidos, levantemos su imagen y su comportamiento tributario”.

 

Aclaró que cualquier reforma de la referida Ley que regula la actividad de bingos, casinos, máquinas tragamonedas y jugos de envite y azar (carreras hípicas y loterías), es competencia exclusiva del presidente Hugo Chávez.

 

El instrumento legal entró en vigencia el 1º de julio de 2007. A juicio de Ricardo González, presidente de Cavebin, el punto álgido lo constituyen la Unidad Tributaria (UT) a cancelar en el caso de los bingos y casinos, cuyo valor unitario es de 37.632 bolívares (U$S 17,5 ).

 

Al término de la reunión, Jesús Martínez gerente de Bingo Platinum de Puerto La Cruz, indicó que es imposible pagar 40 UT, es decir 1,5 millones de bolívares (U$S 699) por cada máquina tragamonedas.

 

Ambos empresarios coinciden en que quizás algunas regiones como la Gran Caracas pueden estar en capacidad de cancelar este tributo, mientras en el interior del país, la situación es diferente, debido al bajo poder adquisitivo de los usuarios.

 

González convocó a los 48 afiliados a Cavebin (de 62 bingos que operan en el país), a una reunión que se efectuará hoy en Caracas donde analizarán la propuesta que presentarán al Servicio Nacional de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), el próximo miércoles 25 de julio.

 

“Reconocemos la buena voluntad del Ejecutivo para buscar una solución. Yo voy a proponer que las alícuotas sean distintas en Caracas que en el resto del país y que se aplique un porcentaje en vez de Unidades Tributarias”.

 

Sin embargo, considera que de no producirse la modificación de los impuestos, los obligaría a cerrar sus empresas y dejaría en la calle a por lo menos 48 mil padres de familia.

 

En comparación con los tributos que se paga en otros países por el ejercicio de esta actividad, González aseguró que los de Venezuela son los más altos, porque además de los montos contemplados en la Ley de Envite y Azar, también deben cumplir con los impuestos municipales y nacionales.

 

Dentro de los acuerdos alcanzados ayer, los dueños de bingo se comprometieron a pagar la próxima semana los compromisos fiscales pendientes de mayo y junio, estimados en 1.200 millones de bolívares (U$S 559.243).

 

Martínez hizo la salvedad, de que se mientras aclaran las dudas, se acogerán a lo establecido en la antigua Ley de Bingos y Casinos.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook