Edición Latinoamérica
25 de Febrero de 2021

Estados Unidos

El Estado de Florida y la Tribu Seminole buscan un acuerdo sobre ganancias de juego

(Estados Unidos).- Según el gobierno federal, el Estado de Florida debe llegar a un arreglo con la Tribu Seminole para recibir su parte de las ganancias producidas por los casinos de la tribu.

L

os casinos de las tribus de la Florida han tenido un aumento del 67 por ciento en sus ingresos en los dos años pasados, un total de casi U$S 1.600 millones, poniendo a las tribus de la Florida en quinto lugar con respecto a otras tribus que operan casinos de juego en los Estados Unidos.

Ese crecimiento meteórico he hecho que funcionarios del gobierno federal le hayan dado al Gobernador Crist 60 días de plazo para llegar a un acuerdo con la Tribu de los Seminoles para que ésta obtenga el derecho a operar máquinas tragamonedas al estilo de Las Vegas.

El Secretario del Interior (del gobierno federal) Dirk Kempthome, escribió una carta la semana pasada diciendo que si el Gobernador Crist no llega a un acuerdo, su agencia podría otorgarle a la tribu el permiso para operar máquinas tragamonedas.

Esta intervención del gobierno federal dejaría a la Florida sin recibir su parte de los ingresos generados por las máquinas tragamonedas, además de quitarle al Estado su potestad reguladora sobre esto. Negociadores de la tribu y funcionarios estatales ya celebraban reuniones (para llegar a un acuerdo sobre los derechos de la tribu para operar las máquinas) antes de la intervención del Secretario Kempthome.

“Tal parece que las cosas van en la dirección correcta”, comentó Gary Bitner, vocero de la Tribu Seminole en Hollywood, Florida. La carta del Secretario, dijo él, ayudará a “empujar al Estado a decidir en su favor”.

Y George LeMieux, jefe de la plana mayor del Gobernador Crist y negociador principal por parte del Estado, declaró al periódico Sun-Sentinel, de Fort Lauderdale, que él (LeMieux) cree que se llegará a un acuerdo antes de la fecha límite de agosto: “Se hará, ya que si no lo hacemos, los Seminoles seguirán teniendo juego sin ningún beneficio para la Florida”.

Los siete casinos de la tribu obtuvieron ganancias calculadas en U$S 1.560 millones el año pasado, según informó esta semana el “Indian Gaming Industry Report”. La Tribu Miccosukee opera el otro casino de aborígenes en la Florida, localizado en Miami. Los casinos y hoteles de los Seminoles, Hard Rock Hotel & Casinos en Tampa y Hollywood son los que más ingresos tienen, generando más de U$S 500 millones de ganancias al año, según datos de documentos presentados en los tribunales el año pasado. Los Seminoles han disputado durante años que ellos tienen el derecho a ofrecer una serie completa de juegos en sus terrenos, que son propiedad tribal soberana.

En el 2005, los votantes del Condado de Broward aprobaron permitir a tres hipódromos y a un frontón de jai-alai tener máquinas tragamonedas al estilo de Las Vegas, definidas legalmente como máquinas de jugar Clase III.

Es así que los Seminales sostienen que tienen derecho a operar dichas máquinas, según la Ley Reguladora del Juego, la cual dice que las tribus pueden operar los mismos juegos permitidos en cualquier otro lugar de un Estado.

Ellos no pudieron llegar a un acuerdo con el ex Gobernador Jeb Bush, de manera que, en enero de este año, la tribu presentó una demanda judicial ante un tribunal federal en Tallahassee para obligar al Departamento del Interior (del gobierno federal) a dar el permiso para operar las máquinas estilo Las Vegas. Esta demanda judicial sigue su curso.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook