Edición Latinoamérica
10 de Agosto de 2020

Podría revertirse con la entrada de firmas de capital de riesgo

Los accionistas de Codere aprueban el tercer intento de salir a bolsa

(España).- El operador de apuestas y casinos Codere ha aprobado su salida a Bolsa al recibir el visto bueno de su junta de accionistas. Sin embargo, la salida al mercado podría no ser definitiva si se lleva a cabo la entrada en el accionariado de firmas de capital riesgo.

L

a junta de accionistas de Codere aprobó el viernes la decisión del consejo de administración de salir al parqué y obtener la financiación necesaria para su expansión internacional.

La decisión de cotizar en el parqué madrileño fue aprobada de manera mayoritaria, ya que contaba con el respaldo del principal accionistas de la compañía, la familia Martínez Sampedro que posee el 92% del capital. De este porcentaje más que mayoritario, el 84,5% está en manos de los hermanos José Antonio, Javier Luis y Encarnación Martínez Sampedro, mientras que el 7,3% permanece en manos de otros integrantes de la familia. El restante 8,2% del accionariado es propiedad de accionistas minoritarios (empleados y antiguos socios).

La salida a Bolsa será coordinada por Credit Suisse. El objetivo de la compañía pasa por cotizar a mediados de julio. Por el momento, el operador de casinos no revela qué porcentaje del capital sacará a Bolsa, ni qué tramos colocará entre inversores institucionales y minoristas. La decisión se tomará una vez concluya la ampliación de capital que Codere ha puesto en marcha, con la que elevará su accionariado un 16,6% y que ascenderá a 120 millones de euros. La ampliación valora los títulos de Codere en 15 euros (0,20 de nominal y 14,80 de prima de emisión). El final de la ampliación está previsto para el 8 de julio, aunque su resultado podría conocerse con anterioridad, según explican desde la compañía.

Pese a que Codere está dando los pasos necesarios para comenzar a cotizar en la fecha prevista, el salto al parqué de la firma presidida por José Antonio Martínez Sampedro podría no ser definitivo ante la posible entrada en el capital de una firma de capital riesgo. La compañía ya había señalado que contemplaba la llegada de un socio financiero como una de las posibles vías de financiación. Aunque, en cualquier caso, la intención de la familia Martínez Sampedro es mantener una participación mayoritaria en el capital. Es decir, garantizarse el 51% del accionariado que le permitiría conservar el poder de decisión en la compañía.

Si la llegada de un socio financiero no obliga a la compañía a cambiar sus planes, el operador de casinos saldrá a Bolsa tras desistir en sus dos tentativas anteriores.

En 1999 llegó incluso a publicar el folleto de emisión, pero frenó sus intenciones al realizar una ampliación de capital de 9.000 millones de pesetas (más de 54 millones de euros) y absorber Operibérica, la sociedad de los hermanos Franco (propietarios de Recreativos Franco), quienes entonces también eran accionistas de Codere.

El segundo intento de llegar al mercado bursátil se paralizó en octubre de 2005, tras acometer Codere la compra de Operbingo. Una operación que conllevó una serie de ajustes de valoración y el consiguiente retraso de la OPV en marcha.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook