Edición Latinoamérica
10 de Julio de 2020

Venezuela

La premiación de triples y terminales evade más de U$S 700 mil al día

(Venezuela).- De acuerdo con los cálculos de la Comición Nacional de Loterías, 1,7 millones de bolívares (U$S 792.245) provenientes de las premiaciones de triples y terminales evaden al Fisco nacional y al impuesto a la ganancia fortuita. Estos resultados motivaron a la Comisión a “meter en cintura” a los agencieros y comercializadores del país.

D

atos suministrados por la Conalot señalan que el ingreso diario por la venta no controlada de loterías alcanza 18,4 millones (U$S 8.574), y que esa cifra multiplicada por 320 días de sorteos arroja 5.800 millones de bolívares (U$S 2.702.955) anuales que perciben las arcas de los centros ilegales y no las del Tesoro Nacional.

José Gregorio Chacón, presidente de la instancia adscrita al Ministerio de Finanzas, aclaró en un comunicado de prensa, que no se persigue eliminar la venta de terminales y triples, sino por el contrario, se busca legalizar un negocio que está siendo utilizado por “banqueros de loterías” para eludir el pago de impuestos.

La Conalot, luego de analizar los estudios elaborados por la Asociación Nacional de Comerciantes de Loterías, de la Lotería de Coro y otros, registró alrededor de 15 mil centros de apuestas y 45 mil unidades de comercialización en todo el país que permanecen al margen de la ley y los impuestos.

Desde finales de los 90, la legislación venezolana optó por legalizar los juegos de envite y azar sancionando la ley de Bingos y Casinos (1997), la ley que Suprime y Liquida el Instituto Nacional de Hipódromos y Regula las Actividades Hípicas (1999), la ley de Lotería Nacional (2005) y, más recientemente, la ley de Impuesto a las Actividades de Juego de Envite y Azar (2007).

Es así como la Asamblea Nacional sancionó el 29 de marzo la ley de Impuestos a Juegos, en la que se incluye un tributo de 10 a 15 por ciento para las loterías, de 120 a 320 unidades tributarias para las mesas de casinos y de 100 a 200 UT para las máquinas tragamonedas. El Parlamento justificó la tasa impositiva con los 20 millones de bolívares (U$S 9.320) que, según sus cálculos, estas empresas perciben a diario.

La Conalot ha fijado el 29 de junio como fecha tope para las agencias y comercializadores para legalizarse y proceder a pagar los respectivos impuestos. La instancia ya advirtió que después de dicho proceso vendrá la fiscalización, en la cual funcionarios del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria saldrán a las calles a cobrar los impuestos y a sancionar (hasta con multas y cierres) a las agencias ilegales.

Hasta finales de mayo la comisión había recibido diez mil solicitudes de agencias para legalizarse, de las cuales más de la mitad no tenía sus documentos en regla.

La instancia tiene en la mira la venta de triples y terminales desde principios de abril cuando suspendió los juegos por un mes, tras comprobar que las agencias evaden su obligación de enterar ante el Fisco los impuestos y los porcentajes de sus ganancias.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook