Edición Latinoamérica
23 de Octubre de 2020

Un 75% con respecto al año anterior

Cirsa redujo sus pérdidas y elevó sus ventas en 2006

(España).- La empresa catalana de ocio y juego Cirsa anunció que registró unas pérdidas en el 2006 de 8,4 millones de euros, lo que supone una reducción de las mismas del 75% respecto al año anterior, mientras que el beneficio operativo (ETBIDA) creció un 26%, alcanzando la cifra de 143,4 millones.

A

sí lo refleja la información entregada a los titulares de bonos del grupo, la que muestra que el ejercicio 2006 ha sido sensiblemente mejor que el del año 2005, cuando las pérdidas de Cirsa alcanzaron la cifra de 34,5 millones de euros.

Cirsa es una empresa con sede en Terrassa (Barcelona) y controlada en un 52% por la sociedad Leisure & Gaming, propiedad de Manuel Lao, mientras que el resto del capital lo posee directamente este mismo empresario. Según la información entregada a los titulares de bonos emitidos por Cirsa, el grupo facturó 1.657 millones de euros en 2006, lo que supone un incremento de las ventas del 5,8%, apoyado por el buen funcionamiento de las máquinas tragamonedas y de los casinos.

El grupo de juego catalán explica en la documentación aportada que la empresa sigue en pérdidas por la amortización del fondo de comercio derivadas de las fuertes inversiones asumidas en los dos años anteriores. En 2005 los números rojos fueron mayores porque el ritmo inversor aumentó y porque coincidió con una fuerte reestructuración en Italia, que todavía ha tenido un coste de 8 millones de euros en las cuentas del 2006, el retraso en la apertura de algunos de los seis casinos que el grupo tiene en América Latina y la retirada del mercado ruso.

Así, en 2004 el grupo había invertido más de 100 millones de euros, en el 2005 la cifra se colocó en 96,7 millones, cantidades con las que afrontó muchas oportunidades de golpe, como la compra de casinos en Santo Domingo (República Dominicana), Lima (Perú), Maracaibo (Venezuela) y Panamá. En 2006 las inversiones se han moderado hasta los 66 millones de euros, con perspectivas de que se pueda mantener el mismo ritmo durante el año en curso.

En el pasado año, Cirsa incrementó su presencia en México con la apertura de 10 nuevas salas de bingo y máquinas tragamonedas y el objetivo es que 2007 acabe con 22 salas operativas en el país azteca. Los resultados hubieran podido ser mejores de haberse podido computar 22 millones de euros de atípicos obtenidos por la venta el 29 de diciembre del 2006 del 25% de una filial que el grupo tenía en Andalucía, pero estas plusvalías se contabilizarán para las cuentas del 2007.

La mejora de la marcha del grupo se refleja también en la evolución del cash-flow (beneficios más amortizaciones) operativo del grupo Cirsa en 2006, que se colocó en 116,2 millones, un 41% más que en el año anterior, mientras que el cash-flow neto se situó en 22 millones. La importancia de esta partida refleja que Cirsa puede ir devolviendo los intereses y el principal de los créditos comprometidos, que al cierre del 2006 alcanzaba 611 millones de deuda financiera neta.

En el 2006 el porcentaje de deuda sobre EBITDA fue del 4,3%, sensiblemente mejor que el 5% con el que cerró el ejercicio del año anterior. En total los 611 millones de deuda financiera neta suponen un aumento de esta partida en el 2006 del 7% respecto a la que había el año anterior.

Cirsa mantiene presencia en tres mercados internacionales, España, Italia y Latinoamérica, y cuenta con un plantilla total de 12.000 personas de las que la mitad están en España.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook