Edición Latinoamérica
30 de Octubre de 2020

Lo dijo la ministra-jefe de la Casa de Gobierno, Dilma Rousseff

"Hay posibilidades de que el Gobierno estudie la regulación de bingos y slots en Brasil"

(Brasil).- La ministra-jefe de la Casa de Gobierno, Dilma Rousseff, dio indicios de que el Gobierno podría estudiar la legalización de los bingos y tragamonedas en Brasil. Además, consideró positivas las investigaciones sobre el esquema de venta de sentencias judiciales para beneficiar a la industria del juego de azar.

P

or otra parte, dijo que la cuestión de la relación entre bingos, crimen organizado y lavado de dinero es más compleja de lo que parece.

“Creo que los últimos acontecimientos de la Policía Federal (PF) dan evidencia de eso. Es obvio que, en la medida en que profundicen las investigaciones, un modelo institucional para la cuestión de los juegos de azar va a ser delineado en Brasil”, afirmó.

La declaración fue dada en respuesta a una pregunta sobre la posible legalización de los bingos. “No creo que sea tan simple la cuestión de la relación del bingo con el crimen organizado y el lavado de dinero”.

Rousseff dijo que la Operación Hurricane de la Policía Federal reveló “complicidad” de partes “minoritarias y segregadas del Judiciario” con cuadrillas que explotan juegos de azar. También dijo que considera el proceso importante para el país. “Porque significa una mejoría institucional inequívoca”, dijo la ministra que visitó Belo Horizonte, donde se reunió con el gobernador Aécio Neves (PSDB) y el intendente Fernando Pimentel (PT).

También en su visita a Belo Horizonte, el ex ministro de la Casa de Gobierno, José Dirceu, destacó que en el comienzo del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva fue creado un grupo interministerial para estudiar una propuesta de regulación de los bingos. Según él, en ese momento se discutió la estatización del juego, que quedaría bajo la responsabilidad de la Caixa Económica Federal (CEF). “Era una solución en aquella época, pero no se acató porque la oposición hizo demagogia en torno de ese tema”. Dirceu tuvo a su sucesor parlamentario Waldomiro Diniz descubierto en un video, negociando con sobornos con el “bichero” Carlos Ramos, el Carlinhos Cachoeira, en 2004.

Como reacción al caso, que provocó la finalización del mandato de Diniz y abaló la imagen de Dirceu, el Ejecutivo publicó la Medida Provisoria 168, prohibiendo el funcionamiento de los bingos. La Cámara aprobó el texto, derribado en el Senado en mayo de 2004.

La situación llevó a una retomada guerra de amparos. Sin la regulación, los empresarios pasaron a depender de la Justicia para funcionar. Dirceu acusó a la oposición de también ser la responsable por la no aprobación de la MP 168. El presidente de la Federación Brasileña de Bingos (Febrabingo), Carlos Eduardo Canto, afirmó que la regulación del sector rendiría R$ 2.600 millones (U$S 1.285.817.434) en impuestos. “Es necesario que el gobierno tome una decisión. No queremos funcionar ilegalmente, dependiendo de permisos de amparo”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook