Edición Latinoamérica
27 de Octubre de 2020

La baja comenzó a apreciarse a mediados de 2006

Las apuestas de la quiniela hípica caen un 50% en Vizcaya, España

(España).- Las apuestas de caballos no resultan atractivas al jugador vizcaíno. En otoño de 2005, tras la reapertura del hipódromo madrileño de La Zarzuela, la Organización Nacional de Loterías y Apuestas del Estado (Onlae) recuperó la quiniela hípica en sus dos modalidades, Quíntuple Plus y Lototurf.

C

uando la quiniela hípica fue recuperada, en Vizcaya se acogió el hecho con cierto entusiasmo y la primera semana se recaudaron en la provincia casi 6.000 euros. Hoy, las apuestas han caído a la mitad y rondan los 3.300 euros semanales. El bajón comenzó a apreciarse a mediados del año pasado y desde entonces se ha registrado un descenso continuado con algunos repuntes ocasionales “en las semanas con bote acumulado”.

Los vizcaínos ocupan el puesto 18 en el ranking nacional de territorios que más dinero destinan a la quiniela hípica (algo más de 200.000 euros en 2006). La lista la encabeza Madrid con casi 5,5 millones de euros anuales (cada apuesta cuesta un euro) y la primera provincia vasca que le sigue es Guipúzcoa, donde el año pasado se jugaron más de 300.000 euros. Los alaveses, por su parte, figuran en el grupo de cola con una inversión de 50.000 euros anuales.

“En las ciudades con hipódromo ha tenido mejor acogida”, explicó un portavoz de la Onlae, quien recurre al argumento de que “es un juego con un perfil de jugador muy concreto” para justificar las “bajas pero consolidadas” cifras de las apuestas hípicas, que suponen un exiguo 0,18 por ciento del total de dinero invertido en el azar. En los últimos doce meses los españoles gastaron casi 10.000 millones de euros en apuestas. Las de caballos recaudaron sólo 16 millones.

También influye que, a diferencia de otros juegos, los caballos no reparten premios millonarios. “Se destina a premios el 55 por ciento de la recaudación obtenida y muchas semanas no hay acertantes. El bote más grande que se ha dado en año y medio ha sido un millón de euros, pero es algo excepcional”, comentaron fuentes de la Onlae.

La Lototurf es la apuesta hípica preferida por los jugadores. “Es más parecido a una primitiva porque se basa en una extracción de bolas al azar. En la Quíntuple Plus, sin embargo, lo importante son los caballos y juegan principalmente los aficionados porque hay que tener ciertos conocimientos”.

El comportamiento de los apostantes vizcaínos no hace sino confirmar esta teoría. En Vizcaya la recaudación semanal de la Lototurf ronda los 2.500 euros, mientras que en la Quíntuple Plus apenas se invierten 800. Unos porcentajes parecidos se registran en las apuestas del resto de provincias, salvo en las que cuentan con hipódromo y acogen las carreras, como el de Lasarte, en Guipúzcoa, donde las apuestas a la Quíntuple Plus son ligeramente superiores a las de la Lototurf. Y lo serán más, ya que a partir de ahora se podrá apostar dos veces por semana de vez en cuando.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook