Edición Latinoamérica
08 de Agosto de 2020

En Sucre, Venezuela

Los ingresos por tributos de bingos aumentarán un 12,5% durante 2007

(Venezuela).-Las arcas de la Alcaldía del municipio de Sucre percibirán un incremento de 12,5% por concepto de las actividades de juegos y apuestas lícitas en los dos bingos que funcionan allí.

E

l director de Hacienda y Finanzas del ayuntamiento, señaló que el tratamiento respecto a estos establecimientos es especial. Su actividad se rige bajo los dictados de la Ley de Impuestos a las Actividades de Juegos de Envite y Azar y la Ordenanza de Juegos y Apuestas Lícitas.

Ocanto manifestó que en el ejercicio fiscal pasado el ayuntamiento sucrense percibió, producto de la actividad que desarrollan el Bingo Cumaná y el Bingo Los Bordones, un total de Bs 24.696.000 (U$S 11.509) por cada uno, en suma Bs 49.392.000 (U$S 23.019).

¿Cómo se calculan estos gravámenes?

Sobre la base de la Unidad Tributaria Municipal (UTM), que es de Bs 16.800 (U$S 7,8), multiplicada por el mínimo tributable establecido en la ordenanza, que en este momento son 1.680 bolívares (U$S 0,78).

Sobre esta fórmula, se prevé que el aumento impositivo para el año 2007 sea de Bs 28.224.000 (U$S 13.153) por cada bingo, un equivalente a Bs 56.448.000 (U$S 26.307) en este período fiscal. Cada establecimiento de envites lícitos aportará alrededor de 2.352.000 bolívares (U$S 1.096) mensuales.

Ocanto explicó que, por ejemplo, con el Bingo Cumaná realizan algunos análisis en materia de jugadas. Cree que la apuesta que realiza cada persona debería generar un impuesto que debe honrarse ante el fisco local. “No es el bingo en este bosquejo el objeto del pechaje sino el jugador”.

Todo dependerá de la jugada que genere en su momento. Cada jugada tiene una diferenciación económica. Además dijo que todas las ordenanzas que tienen que ver con el área económica y financiera de la alcaldía, serán actualizadas para adaptarse a los mandatos de la Constitución y a la Ley Orgánica del Poder Público Municipal.

En el Bingo Los Bordones, Luisa Lemus, su administradora, dijo que las autoridades a la hora de decidir tributar un local como el que ella regenta, deben fijarse más en los ingresos brutos y no los netos.

“Cuando van a emprender una reforma como esa, sólo ven los ingresos generados pero ignoran que hay una serie de obligaciones y erogaciones respecto a personal, servicios y otros rubros. Si se va a reformar la ordenanza deberían someterla a la consulta de quienes nos dedicamos a esta actividad”.

Le parece incierto imponer un impuesto sobre la jugada, ya que cada apostador pone en riesgo el dinero según su ocasión y cálculo.

“Una persona puede ganar Bs 5.000 (U$S 2,3) con una apuesta de sólo 100 (U$S 0,04). Luego puede apostar 2.000 (U$S 0,93). Nunca se sabe. El Seniat tributa cada una de las máquinas tragamonedas con 10 unidades tributarias (UT), aunque se comenta que se pretende subir esa cifra a 200”.

Laura Viloria, gerente en el Bingo Cumaná, se limitó a decir que la actividad es fuente de empleos y puso como muestra que en ese centro de apuestas hay unas 200 personas bajo contrato. “Deben tomar en cuenta que hay una gran inversión que entre otras cosas auspicia el turismo”.

En la Sindicatura Municipal, su responsable, Jesús Bastardo, fue consultado sobre la materia de reforma de la ordenanza que toca a la actividad de las apuestas y juegos de azar.

“Lo de cobrar un porcentaje por la jugada que haga cada persona lo analiza el grupo de juristas de mi despacho. Hecho el estudio, se pasará el proyecto de reforma para su discusión en la cámara municipal”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook