Edición Latinoamérica
14 de Julio de 2020

Hoy existe un vacío legal que impide recaudar fondos de esta actividad

España busca imitar el modelo británico en apuestas online

(España).- Hoy, buena parte del dinero desembolsado por ciudadanos españoles en apuestas online, llena las arcas públicas de Gran Bretaña, país que ha regulado las apuestas online e incluso ha incentivado la abolición de impuestos a este sector. Madrid y el País Vasco buscan ahora replicar ese modelo, para habilitar y beneficiar a sus habitantes con las apuestas por Internet.

A

lgunos de los argumentos que han animado a las administraciones autonómicas del País Vasco (que tiene pendiente la convocatoria de un concurso para explotar 75 locales especializados en apuestas deportivas y 1.500 máquinas de apuestas) y de Madrid (el reglamento espera una pronta luz verde) a encabezar la legalización del sector son: el auge de estas nuevas modalidades de juego está dañando tanto las cuentas públicas (ingresos que dejan de tener las administraciones españolas) como las cuentas de las empresas autóctonas del juego tradicional.

Y, como se trata de un sector que existirá a pesar de las prohibiciones (las páginas web están radicadas en Londres o en paraísos fiscales, como Gibraltar, y es casi imposible limitar el acceso de los jugadores), en España se pierden hoy nuevos puestos de trabajo de perfil tecnológico y un importante aporte económico en impuestos.

Euskadi y Madrid están legalizando el juego remoto, las casas de apuestas físicas y las máquinas de apuestas, que se instalarán en salas del sector, y sólo en el caso de la regulación vasca en locales de hotelería. En Madrid, además, se autorizará la explotación de casinos online.

En Cataluña también se prepara un nuevo marco jurídico, aunque el texto en el que se está trabajando se ceñirá a regular las apuestas por Internet y la instalación de máquinas de apuestas en establecimientos de juego. Las reticencias de parte del sector podrían haber impedido que las nuevas máquinas de apuestas, que están ya desarrollando firmas como la vasca Ekasa, obtengan el visto bueno para ser vecinas de las tragamonedas en bares y restaurantes.

“La idea es replicar el modelo inglés”, dijo Jaume Riera, de MGA-New Park, firma que explota salones de ocio familiar y fabrica máquinas de juego. MGA es una de las compañías tradicionales que cree en los nuevos canales, que aborda a través de Atzaria, grupo que también integran otras empresas, como Binelde, Grupo Rodríguez Villar y Conei Corporación. Atzaria ya está operando la Web de apuestas 10a1.com, con la firma especializada británica Stan James, “de momento desde un país de la Unión Europea (UE) que no es España”.

Atzaria, que ganó recientemente la licencia del cuarto casino catalán, se considera la primera firma de capital catalán en entrar en el juego online. “Todos en el sector tenemos la convicción de que, si bien con obstáculos, vamos hacia la liberalización global y hacia una legislación armonizada en la UE”, dice Riera.

La alianza de Atzaria con Stan James es una de las muchas que se han ido firmando en los últimos meses en España entre empresas españolas y británicas. La madrileña Codere se ha asociado con William Hill, la murciana Orenes con Betbull y Ekasa )sociedad vasca) con Betfred.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook