Edición Latinoamérica
17 de Agosto de 2019

Entrevista exclusiva a Héctor Luna, Vicepresidente de Codere

"Hoy apostamos más al servicio al cliente que a la oportunidad de negocios"

(Argentina, Exclusivo Yogonet.com).- Desde sus oficinas en la Ciudad de Buenos Aires, Héctor Luna, vicepresidente de Codere habló en exclusiva con Yogonet.com sobre la nueva imagen de la firma española, los proyectos de la misma y las licencias para bingos en Argentina, entre otros temas.

Cuál es la nueva imagen que lanzó Codere y en base a qué se generó?

El objetivo principal no es un cambio de apariencia solamente, sino que también es transmitir a través de la apariencia un concepto, porque de otra forma nos quedaríamos sólo en la forma y no llegaríamos al fondo.

Este concepto es el grado de compromiso con la localidad donde Codere opera, porque entendemos que nuestro público está íntimamente vinculado a nuestros locales, que no son solamente lugares de apuestas. Allí también se vive y se convive.

Codere participa de esa convivencia, e incluso se buscó en la denominación de los locales utilizar el nombre de la localidad donde están instalados, porque de este modo le damos un grado de identificación a cada sala, que implique a la compañía en la vida cotidiana de los lugares donde se opera.

La decisión también pasa por buscar a los empleados en el área, ya que son reclutados en la zona por una cuestión de orden funcional, pero también nos interesa que quienes trabajan diariamente de la sala estén radicados en la zona porque las Intendencias necesitan que los emprendimientos vinculados al juego y entretenimiento, no solamente sean generadores de impuestos, sino que sean generadores de empleos en el lugar donde se desarrolla.

¿Ya se pudo ver la respuesta del público ante esta nueva imagen?

Puedo comentar que los resultados los vimos la misma semana del lanzamiento de la nueva marca comercial. Nos cuentan que un cliente se paró en el medio de la sala de Lanús, pidió el micrófono y dijo que quería agradecerle a la empresa por lo que estaba haciendo por la sala y por la gente, y pidió un gran aplauso para todos los empleados por la responsabilidad con que trabajan y lo atienden todos los días. También estando en la sala de juego, uno se da cuenta que la gente se siente más cómoda, que cada vez va más gente y se la puede atender mejor.

La última sala reinaugurada fue la de La plata ¿Qué inversión y trabajo se realizaron?

El mayor rédito que se logró con La Plata fue otorgarle al local una capacidad funcional mucho mayor. Nuestra sala en La Plata tenía una sobre demanda que hacía que, lamentablemente, el cliente no fuera atendido como se merece.

Entonces, probablemente nuestras ventas se vayan a incrementar tras esta decisión, pero no en la proporción que ha aumentado el servicio que se brinda. Cabe destacar que la sobre demanda no está apoyada en que somos el único bingo, porque hay otros bingos cercanos. Lo que pasa es que -por la tradición que se ha generado a partir de la instalación del bingo en La Plata- hoy nos vemos beneficiados, por razones casi casuales.

En su momento, ese local fue instalado en una zona inhóspita, alejado del centro, cumpliendo una cantidad de requisitos que evitaban instalar un emprendimiento que podía generar un problema de estacionamiento y todo tipo de incomodidades a la gente. Por ello la empresa hizo el sacrificio de instalarse en un lugar que necesitaba vitalizarse comercialmente.

Hoy ese lugar se ha convertido en estratégico. Sin embargo, fue elegido hace 15 años. Es una suerte de devolución que recibimos con el correr del tiempo, y además sabemos que la gente está muy arraigada a ese local, hay clientes que son casi inaugurales. Entendemos que se necesitaba una reforma funcional, pero también el usuario necesitaba una devolución en atención, en comodidad.

¿Qué motivó a que la idea del cambio de imagen se lleve adelante?

La idea fue unificar todas las salas del grupo, tras la compra de los bingos que pertenecían al Grupo Royal. Esta es una empresa que tiene accionistas españoles, es decir, que están afuera del país, y a la Argentina no sólo hay que amarla, sino también comprenderla.

Ante la decisión de apuntar hacia la Argentina o a otro lado, Codere eligió a la Argentina con el riesgo que eso implicaba, sobre todo a partir de la crisis del 2001, para un inversor extranjero. Tuvimos la visión, o la suerte, o ambas, de no habernos equivocado. Pero justamente si este es un país que a parte de amarlo hay que entenderlo, dentro de una empresa que es de capitales extranjeros pero muy asimilada a la Argentina, nosotros elegimos invertir acá, ante la opción de otro país en el mundo. Y esto es lo que ahora se está materializando en actos.

Hablando en lo que es inversiones y apuestas fuertes en Argentina. El tema de las licencias, hoy está para todo lo que es el ámbito del bingo ¿cómo lo podría resumir como parte del proceso?

Las licencias tienen tres nódulos que no pueden de ninguna manera olvidarse a la hora de ser evaluadas. Primero y principal hay que tener en cuenta la conservación del empleo. Segundo ,la conservación del potencial tributario. Y tercero, un régimen justo de adjudicaciones, prolongaciones, renovaciones o como queramos llamarle.

Es decir, si esos tres puntos fundamentales se cumplen, tanto los organismos del Estado, las empresas, los empleados y el mercado se van a sentir en armonía.

Si alguno de esos tres puntos no se cumple, necesariamente va a haber un desequilibrio y una desarmonía que va a perjudicarnos a todos.

En esto, lo primero es el empleo, los tributos que se generan y, consecuentemente, una metodología donde los empresarios no reciban “privilegios” sino a los que se les reconozcan “derechos”. Lotería de la Provincia de Buenos Aires hace mucho tiempo que está trabajando en una línea que no sólo es ejemplo en la Argentina, sino en el mundo; y esto es importante destacarlo.

La provincia de Buenos Aires es un modelo legislativo que se está tomando incluso en países europeos sumamente desarrollados en la actividad, especialmente cuando el juego ya no es un destino turístico, sino que es una práctica cotidiana, que es donde más nos tenemos que preocupar por los efectos no deseados. Cuando la operación de juego es un tema equilibrado, y sostenemos lo que pretendemos de nuestro negocio junto con los intereses de la gente, ahí se convierte en una oportunidad real y no en una amenaza.

¿Cuáles son las novedades ante la próxima reinauguración de una de sus principales salas, Lomas del Mirador?

Lo único que cambia en el caso de esta sala es el lugar y, lógicamente, se incrementan como la ley marca la cantidad de empleados vinculados a la expansión natural del traslado para el mejoramiento del servicio.

Pero va a estar a muy pocas cuadras del lugar donde está en este momento, dentro del mismo municipio, y van a seguir siendo los mismos empleados los que trabajen allí, más los que se agreguen por razones operativas.

Obviamente, va a haber un esfuerzo económico importante en la inversión que va a redundar en un mejor servicio. Nosotros lo vivimos esto como un modo de crecimiento y no lo vivimos como una oportunidad de negocio, porque sabemos muy bien que el público nos va a seguir en tanto y cuanto le estemos dando lo que busca, que es servicio.

Apostar se apuesta en cualquier lugar del mundo, el tema es dónde y cómo. Nosotros lo que hacemos es simplemente tornar confortable una práctica que es de uso y forma parte de la naturaleza humana. Es decir, el apostar no es algo que fue inventado por las compañías de juego, es anterior a estas; las compañías de juego lo que hacen es profesionalizar y dar confort a lo que naturalmente las personas hacen desde tiempos inmemoriales.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook