Edición Latinoamérica
10 de Julio de 2020

De acuerdo a lo estimado por Seniat

El fisco percibirá U$S 325 millones más por los nuevos impuestos al juego en Venezuela

(Venezuela).- La instrumentación de un impuesto a los juegos de envite y azar le generará al fisco en el segundo semestre del año 700.000 millones de bolívares adicionales (U$S 326.218.660), según estimaciones del Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria (Seniat).

L

a Asamblea Nacional, la próxima semana comenzará la revisión del proyecto de ley que modifica los cánones de impuestos sobre juegos de azar. Una vez que se le dé el visto bueno, el mismo pasará a la Comisión de Finanzas para que se elabore el informe para la segunda discusión, y en ese marco las autoridades prevén que, en la segunda mitad del año, entraría en vigencia el tributo.

La propuesta de ley establece que los juegos serán gravados con alícuotas de 20 y 40% sobre el monto de los ingresos netos. En la desagregación se prevé que los juegos de lotería y la explotación de espectáculos hípicos tendrán una tasa de 20% sobre el monto de ingresos netos mensuales.

La explotación de salas de casinos y salas de bingo tendrán una alícuota de 40% sobre el monto de ingresos netos mensuales, mientras que a la explotación de máquinas traganíqueles serán gravadas con 200 unidades tributarias por cada máquina traganíquel incorporada a la explotación de casinos y salas de bingo.

El proyecto añade que en el caso de aquellas máquinas traganíqueles en las que intervengan dos o más jugadores de forma simultánea, la alícuota impositiva será la resultante de multiplicar el número de puestos de juego que disponga la máquina por las 200 unidades tributarias.

Los responsables del pago del tributo serán: los propietarios, arrendadores o cedentes del uso y disfrute de mesas de juego o máquinas traganíqueles y las instituciones oficiales de beneficencia pública que efectúan los juegos de lotería.

Quedarán exentos del impuesto: la explotación u operación de espectáculos hípicos ejecutadas por organismos públicos creados por el estado para tales fines, siempre y cuando no persigan fines de lucro y la organización de juegos de envite y azar por personas naturales jurídicas o entidades económicas siempre que los ingresos estén destinados a fines de beneficencia y asistencia social.

El texto establece que el Seniat podrá exigir a los entes que controlen o se dediquen a la explotación, operación u organización de juegos de envite y azar los registros de las jugadas y montos de las apuestas, pactados por ante los operadores de juegos, centros de apuestas y unidades de comercialización a través de sistemas automatizados en línea y medios magnéticos.

Agrega que serán sancionados con multa de 100 unidades tributarias (3,3 millones de bolívares) los responsables de llevar los libros de apertura y cierre de mesas de juego cuando se compruebe el incumplimiento de las formalidades, condiciones y requisitos exigidos por el Seniat.

Las multas se incrementarán en 100 unidades tributarias por cada nueva infracción hasta llegar a un máximo de 2000 unidades tributarias (67,2 millones de bolívares). Los establecimientos y locales también serán sancionados con cierre de 1 a 3 días continuos por falta de pago del impuesto, el retraso en el pago del impuesto, el ocultamiento total o parcial de los elementos para la determinación de los impuestos y la ausencia de registro o información ante el organismo tributario. La falta de cancelación del tributo será sancionada con multa equivalente al 100% del impuesto dejado de pagar y la desactivación de las máquinas traganíqueles hasta tanto se realice el pago del tributo omitido.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook