Edición Latinoamérica
18 de Agosto de 2019

Declaraciones de la diputada Griselda Petri

"La libre competencia existe solamente entre pares, no entre lobos y conejos"

(Argentina).- En una nota enviada a la redacción de Yogonet.com, la diputada por la provincia de Buenos Aires Griselda Petri, responsable del proyecto de ley de Compre Nacional en salas de juego de la provincia de Buenos Aires, aclaró sus posiciones y enfrentó las declaraciones al respecto de Miguel Mikasinovic, Vice Presidente de IGT Latinoamérica, publicadas por este medio.

Hace algunos días, a raíz de presentar un proyecto referido a la provisión de máquinas de juegos de azar automatizados, como así los servicios técnicos necesarios para su funcionamiento en la provincia, de la cual soy legisladora, mas conocidas como máquinas tragamonedas, respondí algunas preguntas (realizadas en exclusiva por Yogonet.com) sobre la cuestión”, señala Griselda Petri, diputada bonaerense, en la nota enviada a nuestra redacción..

“Una de ellas consultaba sobre: ‘¿Qué probabilidades reales cree que tiene el proyecto de resultar aprobado y convertirse en ley, y qué tiempos supone puede demorar su aprobación?', contestando en esa oportunidad que ‘entendía que va ha ser muy difícil lograr su aprobación, dado que si bien el mismo no abarca todo el espectro de la problemática del juego en la provincia, sino solo el fomento de un Compre Nacional si se quiere, afectara sin duda a aquellos que importan y/o trabajan con licencia extranjeras, en un mundo donde muy pocas empresas internacionales se dedican a ello'. Es de esperar entonces una fuerte presión para que este proyecto de ley no prospere, en aras de mantener viejos negocios que no favorecen la industria Nacional, ni el aumento de empleo en la Argentina”.

“A mis primeros comentarios, surgieron rápidamente voces contrarias” aclara Petri. “Entre ellas -agrega la Diputada-, la de la empresa Internacional Game Technology (IGT), compañía fundada en 1980, con sede en Reno, estado de Nevada, en los EE.UU., quien a través de uno de sus directores zonales, aseguraba al ser consultado sobre la ley que impulsa un Compre Nacional en las salas de la provincia de Buenos Aires, que se trata de ‘un proteccionismo que sólo favorece a un grupo de empresas nacionales… y no favorece la libre competencia del sector', y también destacó que sería mejor que me dedicara a otra cosa, obviamente, a cualquiera que no interfiera con sus intereses”.

“Me halaga, sinceramente, que se hable de este proyecto como de Compre Nacional o provincial, también en la alusión que con el mismo se intenta proteger a las empresas nacionales, asumo en este sentido como de sin equívocos las posibles interpretaciones. Donde me permito diferir, es en cuanto que este tipo de medidas interfieren malamente con la ‘libre competencia', viniendo de empresas nacidas en el país más proteccionista e intervencionista que se conoce, al punto que ‘protege' e interviene en otros”, agrega Petri.

“La libre competencia existe solamente entre pares, no entre lobos y conejos. En el rubro, el mercado es ciertamente oligopólico, la preferencia de la ley sólo pondría en equilibrio algunas cosas si queremos hablar de competencia real”.

“La cuestión referida a que los operadores prefieren máquinas importadas, si bien son más caras, es en muchos casos una falacia, dado que muchas veces se importan tragamonedas “usadas”, si bien no es el termino especifico, pero para que se entienda, por las que se paga un precio mucho menor al de las pocas de producción nacional, dando entonces mayor rentabilidad al negocio, no se puede pensar seriamente que las máquinas que se instalan en Las Vegas aparecen al día siguiente en los casinos o bingos de nuestra provincia”, señala la diputada.

“El proyecto de ley tiene por objeto establecer una protección seria y razonable de la industria y el trabajo argentino. La idea, por la tanto es bastante sencilla y se llama “fomento”, palabra bastante olvidada en los ámbitos gubernamentales, para lo cual es necesaria la intervención del Estado como elemento generador de políticas publicas capaces de implementarlo, en esto la función del Estado como orientador de políticas es fundamental, sobre todo atento a las características inéditas de la crisis económica y social que nos afecta y que se encuentran relacionadas con las funciones indelegables que debe llevar a cabo la provincia”.

“Coincido sí, con mis esperados críticos en que también hay otras medidas que deben analizarse y que permitirían desarrollar tecnología que estoy seguro no sólo serían aceptados por el público local, sino quién sabe, podrían ser exportados a otros mercados”, finaliza la diputada.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook