Edición Latinoamérica
18 de Septiembre de 2019

Provincia de Buenos Aires, Argentina

Luján: limitan el horario del bingo debido al funcionamiento de las slots

(Argentina).- Los vecinos de Luján solicitaron al intendente Miguel Prince que se tomen medidas para limitar la proliferación de casos de ludopatía en Luján, provincia de Buenos Aires. Por decreto, el jefe comunal redujo el horario de la sala de bingo.

B

uscando poner un límite al crecimiento de los casos de ludopatía en Luján, el intendente Miguel Prince resolvió reducir el horario de la única sala de bingo que funciona en la ciudad que, hoy, está abierta las 24 horas del día.

La medida causó buen impacto entre los vecinos y comerciantes, que llegaron a juntar firmas incluso para pedir el cierre de la sala. El petitorio no llegó al Municipio, pero el jefe comunal decidió tomar cartas en el asunto.

El decreto fue firmado en febrero y establece que el Bingo deberá funcionar “únicamente en la franja horaria que va desde las 18 a las 4 de la mañana”. La empresa a cargo de la explotación, Argentone S.A, tendrá 90 días como máximo para “reorganizarse” y comenzar a funcionar con ese horario.

El gobierno local tomó la decisión amparándose en el artículo 9º de la Ley Nº 11.582, que le atribuye al Ejecutivo la facultad de fijar los horarios de locales bailables, salas de juego, espectáculos públicos, bares, confiterías y demás.

Las quejas por los perjuicios económicos eran constantes. “Los vecinos llegaron a parar al intendente en la calle para pedirle que hiciera algo, porque estaban perdiendo el auto y la casa”, aseguró el secretario de Gobierno, Domingo Faro, uno de los impulsores del decreto.

Actualmente, el horario oficial de la sala es de 12 a 4 de la mañana, pero el sector de máquinas tragamonedas -el juego de mayor recaudación- permanece abierto algunos días las 24 horas. “Yo nunca fui contrario a que existiera una sala de juego, ni en épocas de opositor y con parámetros totalmente distintos: entre otras cosas, no existían las máquinas tragamonedas. Pero los comerciantes y la gente denuncian que atenta contra la economía. Algunos dicen que el dinero queda en el bingo, que mucha gente no paga sus créditos o adeuda la luz pero siempre está en el bingo. Son argumentos que se siguen escuchando”, aseguró Faro.

El funcionario cree que un factor de la concurrencia masiva a la sala de juego está en relación en parte con un fenómeno social que vino creciendo en los últimos tiempos: la desaparición de lugares de reunión pública como los clubes.

“Muchos éramos asiduos concurrentes a clubes que fueron cerrando; eso también llevó a la gente al bingo”, acota. “Había que poner un coto al horario. Como pasó con otros comercios y el expendio de bebidas, el bingo no podía ser la excepción”, dijo Faro.

La empresa a cargo de la concesión ya fue notificada del decreto, aunque en el Municipio desconocen cómo cayó la restricción horaria. Sí saben cómo fue percibida por la gente: “La comunidad quedó muy conforme”, señala Faro.

Ahora, la empresa tendrá hasta mayo para adecuarse a la medida. En caso de no cumplir con la norma, podría sufrir distintos tipos de apercibimientos e incluso hasta la clausura, aclaró el funcionario.

La problemática no es nueva en el Centro Provincial de Atención de las Adicciones (CPA) de Luján. El director de la sede, Sebastián Pérez Pannelli, comentó que desde el año pasado comenzaron a recibir consultas de jugadores y de familiares en busca de una solución a la adicción.

Pérez Pannelli admite que los casos generaron una discusión en el equipo interdisciplinario con el que trabaja el CPA porque, hasta el momento, se trataban casos de adicción a las drogas o al alcohol.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook