Edición Latinoamérica
21 de Julio de 2019

Piden que se destine más dinero a los centros de atención

España: El 80% de los ludópatas se recuperan con tratamientos adecuados

(España).- Expertos en juego patológico reclamaron hoy que el Estado dedique parte del dinero recaudado por el juego a centros de atención e investigación de la ludopatía, tras constatar que cuatro de cada cinco enfermos que siguen un adecuado tratamiento farmacológico y psicológico se recuperan en un período de cuatro meses.

S

in datos epidemiológicos a nivel nacional, se calcula que entre un 1% y un 3% de los españoles adultos son adictos al juego, según puso de manifiesto el catedrático de Psicología Clínica, Enrique Echeburúa, coordinador de una jornada sobre este problema organizada por la Fundación Ramón Areces y la Fundación Guadium.

Los ludópatas -hombres de entre 30 y 40 años en su mayoría- tardan entre cinco y diez años en pedir ayuda y, cuando acuden a un centro, lo hacen al alcanzar una situación insostenible, hundidos en problemas familiares, laborales e incluso judiciales.

El problema es, según Echeburúa, la falta de atención que a menudo reciben de los centros de salud mental, que remiten a estos enfermos a asociaciones de ludópatas, y que sólo Andalucía y Madrid incluyen la ludopatía, con lo que esta enfermedad cuenta con muy pocos fondos para la investigación.

Otra de las cuestiones que preocupa a los expertos es que el 90% de las personas que acude a pedir tratamiento son hombres, aunque se estima, a partir de diversos estudios, que el 30% de los ludópatas son mujeres. Echeburúa, alertó además sobre la existencia de un posible problema importante entre los adolescentes, empujados al juego por el fracaso escolar y largas estancias en bares con máquinas tragamonedas.

Echeburúa, que pidió que estas máquinas se saquen de los bares y se limiten a locales específicos de juego, destacó entre sus factores altamente adictivos el que se encuentre en todas partes, la inmediatez del premio, la música y las luces que generan fascinación y el tintineo estrepitoso de las monedas, que genera una excitación muy fuerte.

El reto, aseguró Echeburúa, “es tratar a los que no se tratan, a quienes no acuden a pedir ayuda debido al importante mecanismo de negación que impera en los ludópatas, engañados por una percepción de autocontrol unida al rechazo social hacia una patología que se sigue considerando un vicio”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook