Edición Latinoamérica
22 de Julio de 2019

Edmundo Ahijón, Director General de Juego de la Comunidad de Madrid

"Madrid podría tener apuestas deportivas en un futuro no muy lejano"

(España).- En una extensa entrevista publicada recientemente por la Revista Azar, de España, Edmundo Ahijón, Director General de Juego de la Comunidad de Madrid, se explayó sobre diversos temas de importancia para el sector, entre los que se destacaron los reglamentos de bingo, casino y máquinas, y la llegada de nuevas alternativas de juego, como las apuestas deportivas.

L

legado del medio agrario, Edmundo Ahijón sorprendió al sector cuando fue nombrado Director General del Juego de la Comunidad de Madrid. En poco más de dos años ha tenido que lidiar la crisis del bingo y acaba de tramitar el Reglamento de Casinos. Le resta, en cuanto a normativa, la de Máquinas y Salones. Acaba de reestrenar el hipódromo de La Zarzuela y aspira, pese a su complejidad, a regular las apuestas deportivas y el juego online.

¿Por qué Madrid no es pionera en reglamentos, como es el caso de Cataluña o Andalucía?

Nosotros, generalmente no somos los primeros en cuanto a la iniciativa legislativa, pues hay que tener en cuenta que Madrid es la capital del Reino, y el escaparate también en muchos temas. Y el juego tiene unas connotaciones sociales importantes que nosotros siempre hemos querido sopesar. Sí, es verdad que hay otras Comunidades que son las primeras, pero muchas veces no por eso lo haces mejor. Quizá lo idóneo es esperarse un poco, ver como van saliendo las cosas y al final puede que hagas un reglamento mucho más rico que cualquier otro. Por ejemplo, en el tema del bingo no había otra Comunidad que tuviera simultáneo. Es decir, hemos sido la primera autonomía en implantar este sistema de juego.

El Bingo Simultáneo fue su primer reto, ¿cuál es su balance?

El balance es positivo. Al final vio la luz, pero no cabe duda que hubo muchos problemas. Yo creo que el reglamento ha tenido una buena aceptación y el simultáneo lo están practicando más del 80% de las salas, pero eso no quiere decir que sea la panacea. Es decir, yo siempre comenté que cuando se aprobase, el reglamento no iba a ser una solución definitiva.

¿Por qué?

El Bingo tiene un problema estructural y lo va resolviendo poco a poco, pero hay que buscar otras soluciones. Yo veo que hay un problema importante con los clientes, pues son gente ya mayor y no tienen un repuesto; la gente joven no va a estos locales quizá porque no le divierte este juego. No obstante, yo veo soluciones, pues el reglamento prevé en su artículo 15 la posibilidad de establecer nuevos juegos.

¿Entonces?

Pues que las Asociaciones del Bingo nos propongan nuevos juegos alternativos que se puedan desarrollar en las salas y que nosotros lo estudiemos, lo aprobemos y lo pongamos en práctica durante un período provisional de tres meses, y si funciona lo incorporamos al catálogo. Esa es una solución parcial, pero no a largo plazo por lo que hay que buscar otras alternativas.

¿Como reconvertir los bingos en otra cosa, salas de apuestas, etcétera?

Es verdad que no se encuentran en una situación buena. La ley antitabaco les preocupa y están dedicando mucha energía a este tema. Yo creo que a las salas pequeñas les va a perjudicar, porque un 30% del local tienen que dedicarlo para fumadores, primero por problemas de espacio, y segundo por una inversión que no pueden llegar a realizar. Pero el bingo necesita alternativas. Poner otro tipo de apuestas cuando se autoricen por la Comunidad me parece una buena medida. Y practicar otros juegos telemáticos para que la gente joven vaya allí y se entretenga.

¿Cuál es a su juicio la situación del Bingo Simultáneo en la actualidad?

Hubo un repunte con el Bingo Simultáneo, es verdad, pero ahora otra vez ha habido una pequeña caída en cuanto de volumen de trabajo.

¿Por qué empezó a trabajar con el Reglamento del Bingo y el Catálogo y dejó para después al resto de subsectores?

Porque el Reglamento de Bingo estaba muy cerrado, muy aceptado, y todas las asociaciones, pese a sus diferencias, estaban de acuerdo en sacar adelante algún reglamento. Y tenían las cosas bastante claras, sobre todo las asociaciones mayoritarias. Mientras que el Reglamento de Máquinas estaba muy verde cuando yo me incorporé aquí y los temas de la planificación no estaban claros. Luego estaba también la propuesta de la Comisión Sectorial, para llegar a un acuerdo de mínimos en el recreativo.

Y ha llegado el momento de hincarle el diente por fin, ¿no?

Sí, claro. Es cierto que con todo eso el Reglamento de Máquinas se ha retrasado más de la cuenta. Se han manejado varios borradores en la anterior legislatura y lo que decidí en junio fue ponernos todos a ello, por lo que remití un escrito a todo el sector para que me ofrecieran sugerencias y así ver lo que querían. Nos las remitieron, las hemos estudiado y estamos elaborando un borrador que está bastante cerrado, muy cerrado.

Entre tanto, lo que sí ha salido es el Reglamento de Casinos. Parece como si se hubiera colado entre medias, ¿no?

El Reglamento de Casinos no es que se cuele; da esa sensación pero no, y es que como no nos poníamos de acuerdo con el de Máquinas en la Comisión Sectorial, me dije: vamos a trabajar en el de casinos. Era importante, primero porque se iba a poner en marcha un nuevo casino Madrid, el de Aranjuez, con lo que desaparecía la situación de monopolio que existía con el casino de Torrelodones. Y preparamos una normativa propia, porque la Comunidad de Madrid se estaba rigiendo por la del Estado del año 79 y era muy restrictiva en cuanto al empresario.

¿Qué aspectos destacaría del Reglamento de Casinos?

Yo creo que el de casinos va a ser positivo porque es un reglamento moderno que se adecua a las situaciones actuales. No podemos ser innovadores en el sistema de juego, que es ya clásico, pero sí en la mecánica y otras cuestiones. La parte más importante, yo creo, es la seguridad jurídica que va a dar a los dos casinos, como a los ciudadanos, el hecho de tener un reglamento y poderse fijar en él.

¿Es entonces un Reglamento común al de otras Comunidades?

Sí. Es que el juego de casinos tampoco tiene muchas novedades: es sota, caballo y rey. Lo que sí damos es más libertad a la acción empresarial y regulamos las propinas.

Hay otras Autonomías que han autorizado filiales de Casinos en otras zonas, ¿Se podrá abrir alguno en el centro de la capital?

No, en principio no.

Volviendo al Reglamento de Máquinas y Salones, ¿por dónde irán las líneas maestras de esa normativa?

Vamos a incorporar todo lo que se aprobó en la Comisión Sectorial, como no podía ser de otra manera. Además, en Madrid no vamos a planificar, no somos partidarios de la planificación de las máquinas. El mercado libre tiene que funcionar. Ya sé que hay mucha gente que no está de acuerdo, pero yo no planifico. Y por una sencilla razón, y lo estamos viendo en muchas Comunidades Autónomas que lo tienen así planificado: están apareciendo mercados paralelos que son malos para el sector.

¿Un no rotundo a la contingentación?

No rotundo a la contingentación. Está clarísimo. Así se lo he dicho a los empresarios, porque somos partidarios del mercado libre. Además, nosotros somos la capital de España y no podemos establecer limitaciones a quien viene a Madrid. Tenemos que dar ejemplo en ese aspecto. También vamos a aligerar la documentación. Todo eso lo vamos a eliminar porque lo que regulamos es juego y no otra cosa.

¿Se podrá cumplimentar de forma telemática?

Sí, yo creo que no habrá problema.

¿Qué más novedades contemplará el próximo Reglamento?

Más innovación. Vamos a establecer la posibilidad de que haya unas máquinas especiales en bingos y salones de juego, el precio de la partida en estos Salones será superior al de los locales de hostelería, en línea con otros Reglamentos. A lo mejor no coincidimos en llamarlas B4, porque es un lío técnico o administrativo, pero sí a la posibilidad de que haya máquinas especiales y que se pueda realizar interconexión entre salones, no ya de máquinas que está vigente en Madrid, sino la interconexión entre salones o entre bingos.

¿Cuáles son esas discrepancias que existen entre la Administración y las Asociaciones?

Algunas han solicitado que para ser operador sea necesario ser propietario de un número mínimo de máquinas, cosa que veo ahora mismo bastante difícil de conceder porque estaríamos limitando la libertad de empresa. Los contratos entre operador y propietario de bar serán de cinco años, porque hay que darle una estabilidad a quien hace una inversión y compra una máquina.

Entonces, ¿contamos con plazos concretos para la puesta en marcha de este Reglamento?

Ya me gustaría, pero tiene que ir a Bruselas. Me encantaría que estuviera para el verano de 2006, para la próxima Feria de FER-INTERAZAR, a ver si lo tenemos vigente para entonces.

¿Y a Bruselas, cuándo se enviaría?

Sería después del año nuevo, y aunque en Bruselas esté tres meses, entre tanto puede seguir su curso en el Consejo de Estado y en el Consejo Económico y Social. O sea, que se redacta en noviembre, se entrega en trámite de audiencia 15 días, luego vienen las alegaciones, en fin, que saldría para después de año nuevo, según mis cálculos, y el Consejo de Gobierno podría aprobarlo para que pueda estar operativo en verano.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid se reafirma en la política liberal, ¿cómo impregna ese liberalismo en el Sector?

Nosotros lo que no queremos es coartar el mercado, sino que éste funcione libremente y el empresario sepa que tiene seguridad jurídica, que es importante tanto para él como para el ciudadano.

¿Y cómo se plasma esa concepción de liberalismo en el Juego privado?

En el reglamento de bingos se vio claro, pues no pusimos limitación a distancias, ni en el número de salas. En el cuanto a las máquinas se plasma con la no contingentación. En los salones de juego con la no limitación de las distancias. Es decir, nosotros lo que queremos es que funcione libremente el mercado y todo el mundo que quiera hacerse operador que se haga, porque tiene su derecho.

Aprobar, como ha hecho el Gobierno central y el Senado, una subvención a la ONCE si no alcanza sus objetivos comerciales rompe esa filosofía, ¿no?

Sobre las ayudas a la ONCE no sé qué motivos tendrán para darlas. Hay que tener en cuenta, por un lado, la labor social que hace la ONCE, que es muy grande, y por otro la competitividad que tiene o el buen uso que estén haciendo de esos fondos.

¿Qué le parece que el Gobierno central, sea del color que sea, potencie los juegos y apuestas invadiendo las competencias de las autonomías?

Primero tenemos que distinguir si es un juego público del Estado, y si sacan nuevos juegos estatales no podemos decir nada. Ahora bien, si pone en marcha otros que invaden las competencias de las Comunidades Autónomas, está clarísimo que desde la Comunidad de Madrid mostraremos el mayor rechazo posible y contundente, reservándonos nuestros derechos de actuación. Porque las reglas están muy claras: los estatutos de autonomía de cada Comunidad establecen cuáles son sus competencias; nosotros no queremos invadir las del Estado pero tampoco que el Estado invada las nuestras.

Y que rompen el equilibrio entre juego público y privado, ¿verdad?

Este equilibrio que existe ahora mismo entre juego público y privado no se puede romper, porque cualquier ruptura va a crear desequilibrios en el mercado que llevaría aparejado a lo peor un descenso en la creación de puestos de trabajo en el sector.

Difícil situación, por tanto, para el empresario...

Si al empresario del juego privado le empiezan a aparecer juegos públicos que invaden su actividad, se le crea esa inseguridad de la que hablo, porque se pregunta hasta dónde va a llegar, porque al final esto es competencia. Yo creo que aquí tenemos una tarta de juego para repartir y que ésta no da para más.

Hablando de ello, ¿han llegado a algún acuerdo con la SEPI, Loterías o con la Hacienda central sobre la apuesta hípica nacional y el hipódromo de la Zarzuela recién inaugurados?

No ha habido ningún acuerdo, y lo digo con rotundidad, sobre la apuesta externa. Es más, a nosotros no nos han gustado las formas que han utilizado, pues recibimos el texto de la apuesta hípica un martes y el viernes se aprobaba en el Consejo de Ministros. Es decir, que tenían pensado aprobarlo independientemente de lo que dijéramos nosotros, y yo creo que ese no es el camino para un entendimiento entre Comunidades Autónomas y la Administración central del Estado.

¿Y cómo lo analiza?

El Gobierno creía, o ha debido de pensar, que podía ser rentable la apuesta externa justo ahora, debido a la incidencia y tradición que tiene el hipódromo de La Zarzuela. Y han lanzado las apuestas externas aprovechando la inauguración del recinto para las nuevas carreras de caballos.

Y coincidiendo ello con la regulación de las apuestas internas, que esas sí son de su competencia.

En nuestra Comunidad sí hemos regulado la apuesta interna modificando el reglamento que teníamos aprobado de 2002. Hemos bajado la tasa fiscal 10 puntos, del 13% al 3%, y hemos aumentado los premios hasta un 78%. Pensamos que al principio lo que teníamos que hacer es atraer a la gente para que vaya a La Zarzuela a pasar un rato de ocio y de diversión y que haga sus apuestas correspondientes. La apuesta mínima es un euro, con lo cual es muy popular y la gente va a divertirse.

¿De los dos juegos que gestiona LAE de la apuesta hípica nacional, "Quíntuple Plus" y "Lototurf", van a recibir algún ingreso?

No. No hemos llegado a ningún acuerdo con la Administración central. Lo que sí tengo entendido, porque sí he hablado con el Director de Loterías y Apuestas del Estado, es que con parte del beneficio que tenga la apuesta externa se sufragarán los gastos que tenga el hipódromo. De las apuestas en el recinto, el 22% es para la empresa Hipódromo de la Zarzuela y el 78% es para premios. Es de esas apuestas internas de las que nos llevamos un porcentaje.

Entonces, ¿lo dejaran tal y como está?

Si es una apuesta externa a nivel nacional, ahí hay una normativa que aplicar, lo que pasa es que está recurrida por algunas Comunidades Autónomas y vamos a ver qué pasa. Si se considera inconstitucional tendrán que quitar las apuestas hípicas externas y si no, habrá que dejarla.

¿La Lotería Instantánea que ahora le quiere dar el Gobierno a la ONCE afecta también a las competencias autonómicas?

Primero vamos a ver cómo queda, porque todavía no tenemos ningún dato objetivo que nos diga qué va a pasar. ¿Cómo incidiría? Obviamente, un nuevo juego, y además uno como la Instantánea, incidirá en los demás de una manera negativa. Sobre todo en su primera implantación, aunque dudo que tenga éxito porque es un juego feo. Lo que pasa es que al principio la gente va a jugar pero, vamos, tiene poca diversión rascar papelitos para ver si te ha tocado un premio.

Se dice que además es bastante adictivo.

Sí, podría ser adictivo porque es un juego muy caliente que va a perjudicar al resto, y yo creo que al que más será a las máquinas instaladas en los bares. Nosotros, no obstante, somos la única Comunidad Autónoma que hemos regulado que en un lugar donde hay una máquina de tipo “B” no se puede practicar ningún otro juego. Es decir, hemos blindado los bares a ese respecto, y nunca se podrá practicar cualquier otro juego. Y, por supuesto, la Lotería Instantánea tampoco.

Pero si entra un vendedor ciego con maquinita de cupones o boletos, ¿a quién se le denuncia?

El propietario del bar no tiene que permitirle esa actividad, y le echa por que tiene reservado el derecho de admisión. El bar es el responsable de que se venda, otra cosa son las actividades que no estén autorizadas. Y además es que nosotros lo tenemos ordenado por ley, o sea, que no es una aprobación por Reglamento, sino que lo es por ley. Por lo tanto, es un aspecto que ya tenemos garantizado.

Perdone la insistencia, pero ¿cuál es su posición ante este juego del "Rasca-Rasca"?

Desde luego está la incidencia que pueda tener, y ahí tendríamos que llegar a un acuerdo las Comunidades Autónomas con el Estado y la ONCE antes de lanzar el juego al mercado, llegar a un consenso, saber cómo se va a desarrollar y evitar, como he dicho antes, el desequilibrio.

En síntesis, ¿sí o no al "Rasca-Rasca"?

Si no se acuerda por las Comunidades Autónomas, no. Pero si se consensúa y se llega a un acuerdo, sí. En lo que no estoy de acuerdo es en que se tomen decisiones, como ha pasado con la quiniela hípica, y no se hable con las Comunidades Autónomas, y de esa manera estaremos de acuerdo todas, tanto las gobernadas por el PP como por el PSOE. Que aquí no hay un problema político sino de entendimiento, y de hecho las Comunidades gobernadas por el Partido Socialista son las que están pilotando estos temas, y lo siguen haciendo.

Pero ha sido el Ministro Caldera quien ha dado su primer visto bueno para ceder la Instantánea a la ONCE.

Claro, es que ahora parece ser que depende la concesión de esa lotería del Ministerio de Trabajo. En cuanto a nosotros, a nivel político, tendremos que llegar a acuerdos que es lo que se debe hacer para evitar desequilibrios.

¿Cuál es su visión del Sector del juego?

Si hablamos del volumen económico, hay una ligera preocupación porque hay una pequeña recesión en los juegos de gestión privada. Y por otro lado, hablaríamos del Sector privado en cuanto I+D+i, y yo creo que aquí estamos en una situación vanguardista. La Feria FER-INTERAZAR me ha congratulado e impresionado positivamente pues toda la innovación tecnológica se ha puesto sobre el tapete. El esfuerzo que ha hecho el sector se merece que nosotros lo arropemos con los nuevos reglamentos para dar salida a todas esas nuevas tecnologías.

¿Ha pensado en sacar algún juego autonómico?

Como juego autonómico, no. Lo que nosotros estudiamos son los juegos que están funcionando; es decir, los que no están autorizados pero que funcionan. Por todo ello, las Comunidades Autónomas que tenemos competencias en algunos de estos temas no podemos cerrar los ojos.

Al albur de Internet y aprovechando vacíos legales se anuncian y publicitan casinos virtuales, casas de apuestas...

Sí, podemos requerir a las agencias de publicidad, como hemos hecho desde aquí, a esos periódicos que están lanzando esa publicidad, decirles que ese juego no está autorizado y que no deben publicitarlo, porque está prohibida esa actividad. Podemos incoar un expediente sancionador y poner una multa, pero yo creo que es una solución a medias.

Entonces, ¿qué van a hacer?

Personalmente, creo que tenemos que empezar regular esos juegos. El problema es cómo hacerlo y qué tasas fiscales se ponen. Porque dependiendo de las tasas fiscales que pongamos se instalaran o no lo harán. Es un tema delicado que yo creo que requiere un gran acuerdo nacional.

¿Para cuando la Comunidad de Madrid abordará esta cuestión?

Es una decisión que no depende de mí, pero soy partidario de tomar decisiones, y hay que empezar a regular. No sé cuándo empezaremos, pero sí, yo soy partidario de empezar a regular esos juegos.

¿Y en cuanto a las casas de apuestas?

Las casas de apuestas deportivas es un fenómeno que hay que abordar ya y su desarrollo a través del juego por Internet. Nosotros no vamos a tomar ninguna decisión definitiva sin hablar antes con el sector porque es importantísimo su punto de vista.

¿Se va a reunir próximamente la Comisión Sectorial?

¿Pero alguien cree que se va a reunir alguna vez más?

¿Pero lo han pedido?

Sí, siete u ocho Comunidades Autónomas, y no se ha convocado. Tendrán sus motivos, pero lo que sí está claro es que las Comunidades Autónomas no vamos a estar paradas. Que la Comisión no se quiere reunir, pues convocaremos nosotros mismos.

Luego ¿el futuro de este foro está en entredicho?

Por las buenas relaciones institucionales debería de mantenerse. Lo que pasa es que la Comisión cree en que si no tienen competencias en el juego, Ceuta y Melilla y poco más, y el juego público depende de Hacienda, el Ministerio del Interior cuando hay una reunión se lleva las broncas de todos. Pero debemos tomar una decisión las Comunidades Autónomas para reunirnos y hablar.

Es como cuando se hace público que le van a dar el "Rasca-Rasca" a la ONCE y las autonomías llaman a la Comisión Sectorial, pero la puerta no se abre y no se reúnen.

El foro de la Comisión Sectorial está muerto porque sí lo hemos pedido, y la Comunidad de Madrid entre otras Comunidades, precisamente para hablar de temas importantes que quedan por resolver como el de la quiniela hípica externa. Teníamos también pendiente el de la Lotería Instantánea y queríamos saber qué pensaban las demás Comunidades y el Ministerio, pero no nos han convocado. Lo que se desprende es que no quieren saber nada, por eso nos tendremos que reunir nosotros.

¿Habrá apuestas deportivas en Madrid?

En el futuro no muy lejano, sí.

¿Se ha tomado alguna decisión sobre las apuestas deportivas por Internet?

No hay todavía nada plasmado en un documento, pero estamos trabajando en ello.

¿Entrarían éstas quizá en una regulación más amplia?

Sí, claro, cuando se regulen daremos opción a los salones de juego, a los bingos, a los casinos, todos tendrán su capacidad para poner su caseta de apuestas. El sector de juego privado es el que va a seguir con nosotros y nosotros vamos a seguir con él hasta el final, y las decisiones las tomaremos con ellos.

Finalmente, ¿cuál es su análisis de futuro del Sector?

Mi visión del futuro del juego es que va a haber un cambio enorme. El juego tradicional irá desapareciendo paulatinamente y nacerán otros juegos que ya está demandando el ciudadano, como los vinculados a las nuevas tecnologías. El cambio va a llegar al sector, está llegando, y no se puede ir contra esos cambios.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook