Edición Latinoamérica
18 de Julio de 2019

Se concederán 117 licencias en el 2006, 2007 y 2008

Limitan la autorización de slots en Castilla y León, España

(España).- La decisión de limitar el número de máquinas es por la necesidad de “actualizar y adaptar el sector a la sociedad aunando los intereses de los profesionales con la protección de los consumidores y los usuarios”.

L

a Junta de Castilla y León sólo concederá 117 nuevas licencias para la explotación de máquinas tragamonedas durante los ejercicios 2006, 2007 y 2008, que se sumarán a aquellas a las licencias que causen baja a lo largo del año, según establece un decreto de la Consejería de Presidencia que se publicará próximamente.

De este modo, la Comunidad pasará de tener 16.757 autorizaciones de explotación de estas máquinas en 2005 a contar con 17.108 en 2008, de la siguiente manera: el próximo año se autorizarán 16.874 permisos, cifra que se elevará hasta los 16.991 en 2007, según figura en el decreto que en estos momentos estudia el Consejo Económico y Social (CES).

Para efectuar las autorizaciones se convocará, al menos, una vez al año, un concurso público, mientras que las personas físicas o jurídicas que pretendan ser adjudicatarias de las autorizaciones deberán estar inscritas en el Registro de Modelos de Empresas relacionadas con las Máquinas Recreativas y de Azar de la Comunidad. De las nuevas adjudicaciones, se reservará un porcentaje a aquellos titulares de salones de juego que hayan sido autorizados en los períodos anteriores y no tengan el número mínimo de este tipo de máquinas.

La Consejería de Presidencia ha justificado esta decisión de limitar el número de máquinas en la necesidad de “actualizar y adaptar el sector a la sociedad aunando los intereses de los profesionales con la protección de los consumidores y usuarios”.

Para efectuar las autorizaciones se convocará a un concurso público, mientras que las personas físicas o jurídicas que pretendan ser adjudicatarias de las autorizaciones deberán inscribirse en el Registro de Modelos de Empresas.

El reglamento regulador de Máquinas de Juego y de los Salones Recreativos y de Juego de Castilla y León, aprobado el pasado 3 de febrero, indica que la Junta debía planificar el número máximo de máquinas tragaperras que se pueden autorizar. Por ello, el pasado mes de mayo, la Consejería de Presidencia creó una Comisión Técnica Intersectorial, con representantes de la Administración regional, de consumidores y usuarios y de distintos sectores relacionados con el juego, como bingos, casinos o máquinas recreativas.

Este órgano ha emitido previamente un informe técnico para fijar esa limitación de forma consensuada, antes de que el Gobierno regional dé el visto bueno definitivo, algo que se producirá en pocas semanas. La expedición de autorizaciones para explotar estas máquinas se encontraba paralizada desde el 14 de marzo de 2002 debido al creciente número de aparatos instalados en establecimientos de hostelería y “al riesgo que podía generar un exceso de oferta”, según figura en la exposición de motivos del decreto.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook