Edición Latinoamérica
27 de Noviembre de 2020

Declaraciones de Pierpaolo Zaccarelli, gerente general del Casino de Viña del Mar

Chile: "La carga tributaria que tienen los casinos es exagerada con la nueva ley"

(Chile).- En una entrevista del diario La Tercera de Chile, Pierpaolo Zaccarelli, gerente general del Casino de Viña del Mar, el más grande de los centros de juego del mayor grupo de operaciones en Chile (AM Corp), advirtió que los altos impuestos al sector que rigen con la flamante ley afectarán la inversión prevista en la apertura de 17 nuevas salas en el país.

"

La carga tributaria que tienen los casinos es exagerada con esta ley” aseguró Pierpaolo Zaccarelli, gerente general del Casino de Viña del Mar, y agregó que “muchos proyectos van a tener un nivel de inversión bastante menor al presupuestado, producto de la tasa de recuperación de la inversión que permite esa carga”.

El Casino de Viña es la más importante de las salas que opera AM Corp en Chile, y su responsable no dudó en señalar que la carga impositiva actual sobre el juego “no sólo es de 20%, hay que sumar el IVA, el impuesto a la renta y el 0,07 UTM por entrada vendida. Si sumas todo, eso se pasa del 40% y son pocas las industrias que en Chile pagan impuestos de esa envergadura. Gracias a que en Las Vegas se paga un 6% de impuesto promedio se ha permitido desarrollar los proyectos que hay y se han invertido millones de millones de dólares".

La ley busca privilegiar proyectos de gran envergadura y dejar fuera el modelo de garitas de juego, ¿eso es posible con esa carga impositiva?

Es posible, porque la ley exige que haya un proyecto macro que sustente el casino, pero no vamos a tener casinos de US$ 300 millones en Chile: no da el mercado y la carga impositiva.

El tema de la concentración en el sector no es regulado en la ley.

La concentración no es tal en este negocio. Aquí hay una separación natural de 70 kilómetros entre casinos, con lo que se está atendiendo a determinados grupos poblacionales y turísticos. No existe, como existe en otros sectores, ningún tipo de discriminación, los juegos pasan de máquinas de 10 pesos hasta mesas de muchos millones, dejando la posibilidad de que cualquiera pueda acceder. No hay elementos que permitan perjudicar al consumidor por la vía de que haya más o menos concentración.

En la tramitación de la ley, la senadora Evelyn Matthei argumentaba que el mercado de casinos es vulnerable al monopolio. Algunos parlamentarios pidieron un límite de 35% del mercado.

El nivel de competencia de este mercado no tiene que ver con eso, está dado por dónde les otorguen los mayores atractivos a los turistas y clientes de casinos. Hoy nosotros competimos, sin tener más de cuatro casinos en Chile, con casinos de Punta del Este, Buenos Aires, Panamá, Las Vegas, con determinados segmentos de clientes. La competencia hoy es global en este negocio. Es como decir que existe concentración en la hotelería porque un señor tiene una cadena de 20 ó 30 hoteles en el país.

Falta mucho conocimiento, se trata de estandarizar un sector que no es estandarizable, y recién ahora en Chile con esta ley vamos a entender que el negocio de casinos es igual que cualquier otro. Si hablamos de concentración habría que explicar que en Las Vegas hay dos grandes grupos que tienen la mayor cantidad de casinos, y no por ello tienen un nivel monopólico que impida la competencia. Es poco adecuado extrapolar a partir de experiencias teóricas.

¿Cómo ve el grupo Martínez la carrera de inversiones en casinos que se ha generado con la nueva ley?

El hecho de que haya muchos grupos postulando a distintas comunas para instalar casinos a nosotros nos ha llevado a ser bastante cautos, porque de acuerdo a la ley, lo que se va a privilegiar son los proyectos de gran impacto turístico. Dentro de esa lógica nosotros estamos trabajando, y vamos a buscar instalar casinos en los lugares que tengan un potencial turístico real y donde el aporte del casino que tengamos sea catalizador de un desarrollo turístico.

El mejor ejemplo es el Casino de Viña y el Hotel del Mar, que son el puntapié para mejorar a Viña y Valparaíso como destino. El impacto turístico de la nueva ley puede ser muy fuerte. ¿Tienen un poco más afinado las ciudades a las que postularán?

No es muy difícil entender que las ciudades a que nos vamos a enfocar son las que tienen masa crítica suficiente como para preferir una instalación de juego, y donde haya potencial de desarrollo turístico

"Hay que hacer buenas evaluaciones de los proyectos que se presenten, aquí la solución no pasa por poner un casino y esperar la riqueza y el éxito. Los casinos no son un rey Midas", dice Pierpaolo Zaccarelli, gerente del Casino de Viña del Mar, quien precisa que el grupo Martínez planea invertir unos US$ 150 millones en nuevos proyectos.

"Estamos mirando Chile completo, porque el país no tiene muchos lugares donde se podrían desarrollar proyectos que tengan un impacto turístico suficiente como para lograr lo que hemos logrado en otras partes. De hecho, hoy nosotros tenemos cuatro de los siete que hay, y no fuimos por más porque no nos parecía que fueran suficientemente atractivos los otros destinos: Puerto Natales, Arica e Iquique", agrega.

Al grupo le interesan zonas cercanas a Santiago, pero con una condición: que tengan una connotación turística real. Zaccarelli admite que el litoral central tiene atractivos interesantes.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook