Edición Latinoamérica
17 de Julio de 2019

Ya comenzaron los trabajos de Carbajosa para acondicionar la sala

Orenes-Franco retoma la batalla judicial por el Casino de Asturias

(España).- El Grupo murciano, que había anunciado dejar de lado la batalla judicial y ahora parece haber revertido esa decisión, mantiene abiertos en la actualidad un total de cuatro recursos contra las resoluciones de la Consejería de Economía y Administraciones Públicas.

E

l Grupo Orenes-Franco interpuso dos nuevos recursos judiciales, según indicó ayer el abogado de la sociedad, Carlos Lalanda, contra su exclusión de la segunda convocatoria del concurso del casino, que se falló a favor de la propuesta de Carbajosa para el Hernán Cortés.

Todo indica que, a pesar de que los trabajos de desescombro del interior del inmueble y la elaboración del sondeo geológico previo al inicio de las obras de reforma, la puja ante la Justicia seguirá su curso.

Orenes-Franco, que desistió de continuar con el recurso iniciado por la vía de hecho, al no tener razón de ser al haber ya un acto administrativo -se había interpuesto en diciembre porque la exclusión se había notificado de forma verbal-, mantiene abiertos en la actualidad un total de cuatro recursos contra las resoluciones de la Consejería de Economía y Administraciones Públicas en las que, primero, se dejaba desierto el primer concurso y, segundo, se les excluía de la última convocatoria.

Así, a los dos iniciados en estos días, se unen los ya interpuestos por el abogado Raúl Bocanegra, en representación también del Gran Casino de la España Verde -nombre de la sociedad y de la propuesta de Orenes para la Ería del Piles-, contra la resolución del primer concurso, y el hecho de que se abriera el plazo de un segundo sin resolver los recursos del anterior.

Los dos nuevos, según explicó Lalanda, se interponen "a la vista de la resolución escrita y en los mismos términos que los anteriores", que fueron desestimados por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

En el último de ellos, de súplica, el auto del TSJA del pasado 7 de abril vuelve a reafirmarse en los términos que utilizaba la sala de lo Contencioso en otra resolución del pasado 18 de febrero. En ella, el TSJA rechazaba el recurso presentado por considerar que su exclusión no era un trámite susceptible de impugnación jurisdiccional "al no haber indefensión ni irreparabilidad del perjuicio".

En los dos nuevos recursos también se pide la suspensión de la resolución del concurso del casino. Lalanda, además, indicó que la sociedad esperará lo que sea necesario para obtener una respuesta por su exclusión.

Más allá de los términos judiciales, Gijón parecería ser el sitio definitivo en el que el Casino de Asturias abrirá sus puertas, más exactamente en el edificio del antiguo cine Hernán Cortés.

Así lo decidió el Gobierno del Principado después de estudiar las diferentes alternativas y de posponer su decisión durante varios meses. Las puertas de este nuevo equipamiento, cuyas obras ya han comenzado, se abrirán al público antes de mediados del próximo año.

El Gobierno del Principado ha adjudicado esta instalación a la única empresa que había conseguido superar todos los filtros urbanísticos y legales, el grupo Carbajosa, con su proyecto “Casino Bahía de Gijón”.

El anuncio, hecho público por el consejero de Economía, Jaime Rabanal, se produjo dos semanas antes de que expirase el plazo fijado para las deliberaciones de la mesa de valoración, el pasado 11 de abril. Según señaló el consejero, «se considera que la propuesta del grupo empresarial asturiano es viable, tanto urbanística como económicamente, y conforme con el interés público».

El futuro Casino de Asturias abrirá sus puertas en quince meses, justo antes del inicio del verano español del 2005, tras realizarse una inversión estimada en 20,5 millones de euros, y propiciar la creación de 223 puestos de trabajo, con un cupo del diez por ciento para personas que padezcan algún grado de minusvalía, según se establece en la oferta inicial de la empresa adjudicataria.

El proyecto de casino que firma José Antonio Pérez Lastra permitirá generar en los espacios del antiguo cine Hernán Cortés una superficie de juego superior a los 2.400 metros cuadrados, una sala polivalente de 993 metros construidos, una cafetería-restaurante y un museo del cine con una sala de proyecciones con capacidad para ochenta personas.

Para respetar el diseño original del edificio, construido en 1949, las cuatro plantas se crearán aprovechando la estructura circular de la antigua sala de proyecciones

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook